Impresión en tirajes cortos y bajo demanda ¿Nueva oportunidad?

 

Impresión en tirajes cortos y bajo demanda ¿Nueva oportunidad?

 

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

La necesidad de evaluar nuevos artículos en el mercado, disminuir los costos de entrada y fabricar productos específicos para cada consumidor mientras se reducen los impactos medioambientales, ha llevado a la industria a buscar tecnologías y procesos que permitan imprimir tirajes cortos y bajo demanda de gran calidad para atraer de manera efectiva a los compradores.


Uno de los problemas actuales de las marcas es atraer a los usuarios de una manera efectiva en la góndola. En este punto de la compra, denominado el momento cero, los consumidores están expuestos a diferentes opciones que deben evaluar rápidamente para poder tomar una decisión que se adapte a sus necesidades.

Para lograr captar la atención de los consumidores, los departamentos de mercadeo y desarrollo de producto y empaques han venido trabajando de la mano para maximizar las probabilidades de que sus productos sean seleccionados. La mejor estrategia, hasta el momento, es la de diseñar tanto el empaque como su contenido de una manera específica para el público objetivo.

Por ello, cuando visitamos una gran superficie, nos encontramos con decenas de productos similares, pero con variaciones para el público al cual van dirigidos, de manera que los clientes se sientan escuchados y entendidos por las marcas: shampoo para mujeres, hombres; pelo oscuro, castaño, rubio, con caspa o canas; pan integral, tradicional, de mantequilla o de avena; leche descremada, entera o deslactosada. Cada producto tiene de 15 a 20 referencias, que buscan hablarle a un cliente específico que cuenta con un problema especial al cual el producto busca darle solución.

Toda esta variedad de productos debe ser comunicada de una manera rápida y eficaz, a través de la impresión en el empaque o en una etiqueta, algo que hace 50 años sonaría totalmente imposible debido a los altos costos y complejidad que trae la personalización de la fabricación, ya que cada referencia nueva multiplicaba los costos de manera exponencial.

Y es que con las tecnologías tradicionales de impresión flexográfica o rotograbado, las empresas pequeñas, medianas y grandes no contaban con una alternativa costo-efectiva para realizar tirajes cortos y bajo demanda que les permitieran comunicar de manera acertada esas diferencias o bondades que tenían sus productos frente a los de la competencia.

Tendencias del sector de impresión de empaques

Se proyecta que el tamaño del mercado global de impresión de empaques crezca de los 352 mil millones de dólares en 2020 a casi unos 440 mil millones para 2025 según Markets and Markets, debido a todos los cambios que viene atravesando el mercado actualmente.

A pesar de que la impresión flexográfica seguirá liderando el mercado gracias a su alta productividad y bajo costo, el incremento de la necesidad de protección de alimentos y productos farmacéuticos debido a la pandemia Covid-19, el aumento poblacional y el nacimiento y crecimiento de un gran número de empresas, son algunas de las razones de la gran demanda que tienen actualmente los servicios de impresión digital en la industria.

Y es que la impresión bajo demanda y de bajos tirajes a través de la impresión digital se ha vuelto una solución disponible en la mayoría de mercados para responder con calidad a las tendencias de empaques personalizados, sin aumentar significativamente los costos de producción.

Según Norma García, experta en tecnologías de impresión de alto volumen y bajo demanda de etiquetas y empaques, con más de 15 años de experiencia, “la impresión se vuelve una herramienta de comunicación y mercadeo para llegar a los compradores de una forma más específica, los mensajes generalizados ya no son atractivos para el consumidor”.

También le puede interesar: Impresión 3D para empaques: revolucionando el mercado

Sin embargo, en muchas ocasiones surge la siguiente pregunta: ¿Por qué es importante tener la capacidad de imprimir en bajas cantidades? La respuesta dependerá del tipo de empresa de la que se esté discutiendo. Para las empresas pequeñas y medianas y los emprendimientos que no tienen grandes rotaciones de producto, la producción de lotes pequeños con altos estándares de calidad permite entrar a nuevos mercados sin la necesidad de grandes inversiones en producción o almacenamiento.

En cambio, si se está hablando de empresas grandes, este tipo de procesos permite realizar pruebas de mercado o proyectos especiales, evaluándolos con el público objetivo real a un bajo costo. En ambos casos se busca lo mismo, personalizar bajas cantidades de producto para hacerlas diferentes y atraer al consumidor final.

No obstante, no todas son buenas noticias para los empresarios. Cuando se comparan los costos de producción por unidad, la impresión bajo demanda por procesos de impresión digital causa un incremento de los costos de entre 3 a 5 veces más en dicha etapa, ocasionada principalmente, por el costo de los equipos utilizados y la baja cantidad de oferta de los mismos; sin embargo, estos costos pueden ser contrarrestados cuando se tiene en cuenta que no se tienen que producir altos volúmenes mínimos, ni se requiere de grandes bodegas para el almacenamiento de los mismos productos terminados, lo que hace que se transforme un mayor costo por unidad en un menor coste total por lote.

Otra ventaja que ofrece la facilidad de producir bajo demanda y en bajas cantidades es que tanto pequeñas, medianas y grandes empresas, pueden validar sus diseños con bajo riesgo para después escalar rápidamente hacia tecnologías con menores costos, pero mayor demanda de unidades.

Si se reduce la producción, ¿se aumentan los costos ambientales?

Uno de los grandes beneficios de tecnologías de alta productividad y de la economía de escala es la reducción de las emisiones al medio ambiente al repartir los impactos ambientales en un gran número de unidades. Cuando en el proceso de impresión flexográfica, por ejemplo, se disminuye el número de unidades (a unos kilos o pocas toneladas), los costos medioambientales asociados al uso de solventes y a la misma fabricación y disposición final de las planchas se vuelven elementos muy relevantes que hacen que este proceso no sea ambientalmente sostenible.

Este no es el caso de la impresión digital de bajos tirajes, debido a que no se requiere de sustancias como solventes, ni elementos adicionales como las planchas y la capacidad de imprimir directamente sobre el empaque (eliminando la necesidad de una etiqueta en algunos casos). Diferentes análisis de ciclo de vida (LCA), han demostrado que el proceso tiene menores impactos ambientales tanto desde el punto de vista del proceso, como del producto final, esto debido a la reducción en el transportes y en las materias primas.

Otro punto para resaltar de esta tendencia de reducción del volumen de impresión es que, al manejar menos stock de cada referencia, se tiene una menor cantidad de desperdicios que disponer cuando se presentan eventos de destrucción de marca debido a fallos en el diseño o a problemas en la distribución.

Esteban Acuña, gerente de operaciones de Gilpa impresores, resalta que esta tecnología de producción debe ser aplicada siguiendo los principales conceptos de ecodiseño de empaques y etiquetas, que buscan facilitar el reciclaje a partir del uso de un menor número de tintas, impresión en colores claros e impresión directamente sobre el producto para minimizar su impacto ambiental.

¿La tendencia de tirajes cortos y bajo demanda sobrevivirá en el futuro cercano?

La impresión de tirajes cortos y bajo demanda es una tendencia que llegó para quedarse, consumidores que buscan productos específicos y tecnificados, emprendimientos que buscan minimizar sus inversiones y almacenamiento y grandes empresas que buscan validar sus productos en mercados reales son los principales beneficiarios de este tipo de tecnologías digitales.

A pesar de que los costos económicos son mayores que las tecnologías tradicionales y a la necesidad de masificar este tipo de soluciones en la región para aumentar la oferta, esta alternativa reduce los costos de entrada al mercado, transporte, almacenamiento y ambientales de manera significativa, representando una gran oportunidad para la industria latinoamericana en donde los consumidores han venido demostrando el interés por pagar por productos con mejoras técnicas.

Por esto, aumentar las capacidades de la región en este tipo de tecnologías e instruir a la industria y las marcas acerca de las ventajas que trae este tipo de soluciones se hace imperativo, de modo que se utilicen más y se dinamice el mercado.

Te podría interesar...

Lo más leído

Tecnologías para mejorar los procesos de reciclaje
Plásticos

Julio Barrientos, Recycling Sales Manager de TOMRA México, explica en este artículo cómo m...

・Jul 27, 2022
Empaques de piedra
Innovación y Materiales

Ante la presión de disminuir el consumo de plástico en empaques, el desarrollo de nuevos m...

Juliana Montoya, editora revista El Empaque + Conversión・Jul 28, 2022
Mujeres en la industria del corrugado
Cartón y cartulinas

En el mundo, cerca del 30 % de la fuerza laboral de la industria corresponde a las mujeres...

Cynthia Briceño Obando・Jul 28, 2022
Conferencias Innovación en Envases 2022
Servicios para la industria

En caso de que no haya podido conectarse al evento más importante de capacitación y actual...

David Ricardo Muñoz, periodista de El Empaque + Conversión・Nov 15, 2022