Cómo sacar el máximo provecho de los materiales plásticos reciclables

Cómo sacar el máximo provecho de los materiales plásticos reciclables

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

La producción continua de plásticos vírgenes tiene un impacto significativo en el medioambiente. Esto se debe al uso de combustibles fósiles durante la extracción del material, las emisiones asociadas a la producción por el uso de energía, el transporte de los materiales y, en su caso, la incineración al final de su vida útil. Esta eliminación inadecuada de polímeros afecta negativamente los ecosistemas, especialmente los de la vida marina cuando estos llegan a los océanos.

A menudo, se asume que las actividades de reciclaje de artículos de plástico son las mismas para todos los productos, sin embargo, hay ciertos tipos de envases que son más fáciles de reciclar que otros. Al examinar el impacto potencial de una variedad de productos, resulta evidente que aquellos que son fabricados con polímeros pueden estar compuestos por numerosos tipos de materiales diferentes que, a su vez, influyen en su reciclabilidad. Los envases fabricados con polietileno de alta densidad y potencialmente rodeados por una película de otro tipo de polímeros, por ejemplo, añaden una complejidad adicional al proceso de reciclaje debido a que el producto está compuesto por más de un material y muy probablemente, más de un color.

Más allá de las categorías

Es importante aclarar que existen múltiples tipos de plásticos, pero algunos han sido clasificados dentro de siete categorías para ayudar a los consumidores a identificarlos, especialmente aquellos presentes en los empaques. Sin embargo, materiales como el ABS, PA6, PA66, PC, POMM, entre otros polímeros "técnicos", que son ampliamente utilizados, no entran en estas categorías, pero igualmente deben ser recuperados. La categorización más general consiste en:

  • Tereftalato de polietileno (PET o PETE): botellas de bebidas, botellas/frascos de alimentos
  • Polietileno de alta densidad (HDPE): envases de leche, botellas de detergente, revestimientos de cajas de cereales, juguetes, cubos, bancas de parques y tuberías rígidas
  • Cloruro de polivinilo (PVC o vinilo): tubos de fontanería, tarjetas de crédito, juguetes para personas y mascotas, bolsas de fluidos intravenosos, tubos médicos y máscaras de oxígeno
  • Polietileno de baja densidad (LDPE): envolturas, bolsas para alimentos o basura
  • Polipropileno (PP): popotes, tapas de botellas, contenedores de comida caliente, pañales desechables y estuches de DVD/CD
  • Poliestireno (PS o Styrofoam): vasos, recipientes de comida para llevar, embalajes para envíos de productos y cartones de huevos
  • Otros: botellas y termos deportivos, dispositivos electrónicos, accesorios de iluminación y cubiertos de plástico transparente.

El proceso de reciclaje de plásticos se realiza principalmente a través del procesamiento mecánico de flujos de residuos mixtos, y se clasifica como reciclaje descendente (también conocido como "ciclo abierto"). En un sistema de ciclo abierto, el plástico se recicla pero no puede usarse para el mismo fin debido a su menor calidad. Para crear materiales de alta calidad que puedan servir para aplicaciones de mayor nivel, se requiere un proceso de reciclaje mecánico avanzado. Las soluciones de última generación en clasificación pueden superar con éxito el reto de eliminar materiales no deseados como metales, cartón, caucho y muchos otros elementos del flujo de residuos no homogéneos y con ello, lograr el máximo aprovechamiento final de los plásticos.

Automatización para mejorar la recuperación

Los productos de plástico están formados por una mezcla de materiales y polímeros, incluyendo los multicapa, los copolímeros, los adhesivos, las cargas y los aditivos, que pueden convertir el proceso de reciclaje en un problema nada fácil de abordar. Aunque estas condiciones varían mucho según la aplicación y el tipo de plástico, en resumen, puede decirse que actualmente el reciclaje realiza una selección limitada del total de los tipos de plástico disponibles y de los residuos generados. El rPET, por ejemplo, está ampliamente disponible en calidades altas, mientras que el rPP sólo está disponible en calidades bajas.

Gracias a las tecnologías de clasificación automática, es posible procesar grandes volúmenes, lo que ayuda a los recicladores a alcanzar sus objetivos individuales de procesamiento. Especialmente cuando los flujos están densamente mezclados, estas innovaciones de selección muestran su fuerza identificando características mucho más objetivas y obteniendo así mayores índices de pureza o rendimiento.

Aunque existen diferentes formas de clasificación, la técnica de separación automatizada con tecnologías de detección óptica mediante NIR (infrarrojo cercano), VIS (espectroscopia visible) o cámaras, es la que ofrece una gran ventaja entre todas las técnicas de clasificación. Dependiendo de la tarea de selección y de la tecnología elegida, los materiales pueden separarse en función de la longitud de onda del objeto escaneado o de su color.

Cuando se utilizan más tecnologías de forma complementaria, se puede conseguir un mayor grado de detección y el proceso de clasificación puede llevarse a cabo basándose en múltiples criterios, por ejemplo, separando el PET por color y material. La tecnología NIR, puede eliminar eficazmente las materias extrañas o contaminantes en un flujo de empaques mixtos. Esta metodología consiste en irradiar el plástico no clasificado o sin identificación con luz infrarroja cercana. El índice de detección es muy alto gracias a que los distintos polímeros absorben y reflejan la radiación infrarroja de forma específica, lo que permite reconocer con precisión los distintos polímeros por el espectro específico de luz que reflejan.

En la actualidad, la tecnología de clasificación basada en sensores se utiliza de forma generalizada en todo el mundo, ya que los beneficios están al alcance y las perspectivas de crecimiento de la demanda de estas tecnologías son prometedoras, sobre todo porque las plantas de reciclaje y clasificación son cada vez más grandes, los flujos de residuos más complejos y la cantidad de residuos mayor.

Te podría interesar...

Lo más leído

Tecnologías para mejorar los procesos de reciclaje
Plásticos

Julio Barrientos, Recycling Sales Manager de TOMRA México, explica en este artículo cómo m...

・Jul 27, 2022
Empaques de piedra
Innovación y Materiales

Ante la presión de disminuir el consumo de plástico en empaques, el desarrollo de nuevos m...

Juliana Montoya, editora revista El Empaque + Conversión・Jul 28, 2022
Mujeres en la industria del corrugado
Cartón y cartulinas

En el mundo, cerca del 30 % de la fuerza laboral de la industria corresponde a las mujeres...

Cynthia Briceño Obando・Jul 28, 2022
Conferencias Innovación en Envases 2022
Servicios para la industria

En caso de que no haya podido conectarse al evento más importante de capacitación y actual...

David Ricardo Muñoz, periodista de El Empaque + Conversión・Nov 15, 2022