Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2011 Página 1 de 3

Tom Szaky: El Rey Midas de la basura

Equipo editorial de El Empaque

El joven Tom Szaky creó TerraCycle para eliminar los desperdicios por medio de sistemas nacionales de reciclaje para materiales previamente no-reciclables.

Un caso de emprendimiento empresarial sorprende hoy a los medios, y a las comunidades académica y empresarial de Estados Unidos y del mundo. Tom Skazy, a los 19 años de edad, concibió un proyecto para una competencia de planes de negocios de la Universidad de Princeton: utilizar lombrices rojas californianas alimentadas con restos orgánicos y decidió crear un fertilizante para plantas. La idea generó una alternativa económica, propició una solución ambiental a la disposición de residuos, y llevó a Skazy a dejar la universidad para dedicar su tiempo y entusiasmo a esta iniciativa. Hoy, diez años después, este proyecto terminó siendo TerraCycle, una empresa con presencia en Estados Unidos y en 10 países más en Europa y América Latina, cuya misión consiste en suprimir la idea de la basura y establecer sistema nacionales de reciclaje y upcycling, esta última una noción que define la consideración de cada aspecto de la basura como un valor recuperable.

TerraCycle propicia la implementación de programas de recolección de basura para convertir luego los desechos en productos económicos y ecológicos. Actualmente, más de 14 millones de personas recolectan basura en las distintas ciudades donde tiene presencia la empresa y el impacto de estas actividades se traduce en soluciones para lograr que millones de toneladas de desechos no lleguen a los vertederos, lo mismo que en alternativas de ingresos para instituciones sin ánimo de lucro que respaldan proyectos sociales comunitarios.

Tom Szaky visitará próximamente Colombia —invitado por El Empaque, y sus publicaciones hermanas Conversión y Tecnología del Plástico— y será uno de los principales conferencistas en el Segundo Seminario de Envase Sostenible, organizado por las tres publicaciones, del 1 al 2 de junio en el Hotel Sheraton de Bogotá. Szaky expondrá la filosofía que lo llevó a ver oportunidades donde todos los demás únicamente veíamos “basura” y promover la expansión de los programas de TerraCycle, una empresa que cuenta hoy con operaciones en México, Brasil y Argentina. Antes, habló con nosotros sobre los antecedentes, los alcances y el futuro de su empresa y acerca de los conceptos de eco-capitalismo y máximo aprovechamiento de los “desechos”.

El Empaque: ¿Qué significa para usted ser un pionero del eco-capitalismo?
Szaky:
No somos solamente nosotros. Muchas personas participan hoy en empresas ecológicas y trabajan como eco-capitalistas. La mayoría tiene la edad de mis padres; la generación que hoy tiene alrededor de 50 años ya ha emprendido muchas e increíbles aventuras ecológicas. Pero nosotros, como TerraCycle, hemos tenido mucha suerte al enfocarnos de una manera muy distinta a la de los demás, y con un equipo humano bastante joven. Me entusiasma enormemente ser parte de este movimiento; creo que es muy importante y mucha gente se encuentra hoy participando en él.
La forma en que defino el Eco-capitalismo se basa en un concepto basado en tres pilares fundamentales. Un negocio eco-capitalista se apoya en estas tres bases: Social, ambiental y económica, como parte de un modelo de negocios concebido para que todos ganemos. En este modelo se combinan efectivamente los beneficios de una organización sin ánimo de lucro con los de una con fines de lucro. Es fantástico, pues ganamos dinero y nos divertimos mucho.

La clave del éxito de TerraCycle fue ver valor donde otros únicamente veían “basura” ¿Qué tan revolucionario es este concepto?
Muy revolucionario. La basura no existe en la naturaleza; el concepto de la basura históricamente es muy reciente. En el concepto moderno existe demasiada basura, básicamente por el hecho de que esta es una sociedad “desechable”. Compramos productos que producen muy rápidamente toneladas de desechos, sólo unas cuantas horas después de haberse adquirido. Además, compramos muchos bienes que no son naturales u orgánicos.
En el campo de la gestión de residuos hoy se está gestando un gran movimiento verde en el que la gente comienza a sentirse responsable y comprometida, y abocada a pensar más en la conservación del planeta. Pero todo ello es posible articularlo sobre la perspectiva de negocio. No obstante, en la mayoría de los casos los procesos de recolección y el procesamiento de materiales se dan sin que se obtengan ganancias; o en la mayoría de los casos —al menos en los de materiales no reciclables— la recolección debe ser subsidiada, generalmente por empresas muy grandes.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Sostenibilidad

Documentos relacionados