Promocione sus productos o servicios con nosotros
Bogotá - Marzo de 2022

Brillantina biodegradable, propuesta que reduce el impacto del plástico en el medio ambiente

Investigadores de la Universidad de Cambridge desarrollaron una brillantina ecológica capaz de evitar que miles de toneladas de microplástico lleguen al mar.

La brillantina es un material bastante dinámico que se usa en proyectos de manualidades para niños y en la industria de cosméticos. Actualmente, en Europa se utilizan alrededor de 5.500 toneladas de micro plásticos cada año para la fabricación de brillantina.

Además del uso excesivo de plástico, la brillantina también está compuesta por materiales venenosos y no renovables, como el aluminio y el dióxido de titanio, elementos altamente tóxicos para el organismo de los seres humanos y uno de los principales contaminantes de los océanos.

Con relación a estos antecedentes, investigadores de la Universidad de Cambridge encontraron  una solución para hacer realidad una brillantina sostenible, no tóxica, vegetal y biodegradable a partir de celulosa, que es el componente de las paredes celulares de plantas, frutas y verduras.


LEA TAMBIÉN: ANUNCIAN COLABORACIONES DESTINADAS A MEJORAR EL MATERIAL DE ENVASES FARMACÉUTICOS


Esta brillantina sostenible se encuentra hecha de nano cristales de celulosa, que son capaces de curvar la luz de manera tal que se reflejan colores vivos gracias a un proceso conocido como color estructural.

Debido a las técnicas de autoensamblaje que hacen posible la producción de película de colores tan intensos, los investigadores aseguran que estos materiales se podrán utilizar como sustitutos de las partículas de brillantina de plástico.

Para Benjamin Droguett, investigador del departamento de Química de la Universidad de Cambridge, el reto principal para la creación de una brillantina amigable con el medio ambiente y la salud humana “ha sido cómo controlar las condiciones para poder gestionar simultáneamente todas las interacciones físico-químicas, desde la nano escala hasta varios metros, para poder producir estos materiales a gran escala”.

La respuesta fue optimizar cuidadosamente la solución de celulosa y los procesos de recubrimiento, de esta manera se pudo controlar el autoensamblaje, logrando fabricar el material en una máquina de rollo a rollo. Haciendo el proceso compatible con las máquinas existentes a escala industrial.


Palabras relacionadas:
industria de cosméticos, uso excesivo de plástico, materiales venenosos y no renovables, Universidad de Cambridge, brillantina sostenible, Benjamin Droget, brillantina amigable con el medio ambiente y la salud humana, solución de celulosa.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales

Documentos relacionados