Tendencias en envases para medicamentos

Tendencias en envases para medicamentos

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Principales tendencias
Durante años la mayor parte de los productos farmacéuticos se han suministrado por vía oral en forma de comprimidos, cápsulas, polvos, gránulos o líquidos envasados en blister o envases plásticos rígidos. Más recientemente se ha extendido el uso de otras formas de suministro como las parenterales, intravenosas, inhaladas o transdérmicas. También se han desarrollado nuevas presentaciones para suministrar los comprimidos o cápsulas orales.

Las nuevas formas de suministro mencionadas, las estrictas regulaciones, el interés del consumidor por la seguridad y comodidad, y la nueva función comercial que representa este tipo de envases han generado un fuerte impacto en la industria del envase para productos farmacéuticos. Las actuales legislaciones exigen que estos envases permitan controlar y administrar las dosis, evidencien violación o alteración, suministren información clara y completa, tengan una difícil apertura para niños y ofrezcan fácil manipulación para ancianos. Además, deben ser funcionales, herméticos y seguros.

El consumidor por su parte exige, cada vez más, que los envases sean fáciles de transportar y le sugieran el momento exacto del consumo.

Pero adicionalmente, el diseño gráfico ha cobrado relevancia gracias, en buena parte, a que los envases para productos farmacéuticos también van a competir para llamar la atención del consumidor desde los anaqueles de un supermercado, debido a la introducción en varios países de la venta libre de productos farmacéuticos genéricos.

Todo lo anterior ha llevado a la industria de envases para productos farmacéuticos a una búsqueda constante de innovaciones.

Dosificación y evidencia de alteración 
Son muchos los desarrollos que permiten el control de la dosificación. Además de los comunes goteros, se han diseñado nuevas alternativas que permiten consumir las dosis requeridas en cada ocasión.

Hoy se distribuyen medicamentos envasados en las cantidades exactas que deben consumir los pacientes. Por ejemplo, si el tratamiento para el paciente requiere de seis (6) dosis, entonces el envase contendrá (6) dosis, y ni una más.

La evidencia de apertura o violación de cierres es otra de las características requeridas más comunes. Además de las conocidas bandas de seguridad, hoy están desempeñando un importante papel los agentes "inteligentes" que se activan cuando varían las condiciones ambientales del producto, a partir del uso de sustancias sensibles a la luz o a la temperatura. Adicionalmente se está extendiendo el uso de envases que cuentan con dispositivos mecánicos reveladores de cualquier tipo de alteración o violación.

Cuidado de los niños
Cada año se producen cientos de intoxicaciones de niños debido a la ingesta incontrolada. Con el objeto de evitar esta situación, se han ideado envases que dificultan la apertura a los niños.

Se están lanzando al mercado innovadores diseños que requieren, para ser abiertos, de varias acciones coordinadas (acciones que un niño es incapaz de realizar): como tapas a prueba de apertura que requieren de un esfuerzo combinado de presión y rotación; o blíster compuestos por varias capas, una sobre la que se alojan las cápsulas o comprimidos, otra que controla al acceso y se tiene que romper a presión, y otra lámina re-sellable que se puede quitar y volver a cerrar, la cual no permite que se llegue fácilmente a las pastillas.

Estos blister, si bien protegen a los niños, también les permiten a los adultos y ancianos acceder a los medicamentos y sellar nuevamente el envase.

Especializados en atención de la tercera edad
Los ancianos representan un objetivo sumamente importante para la industria farmacéutica. Los envases para medicamentos dirigidos a esta población deben ser diseñados considerando sus posibles limitaciones físicas y mentales, y teniendo en cuenta que este es un grupo de consumidores objetivos y analíticos, que leen las indicaciones e instrucciones. Los ancianos también analizan la publicidad y son críticos ante los posibles beneficios del envase y del producto.

De ahí que el diseño de estos envases deba contar con ciertas características que permitan un fácil acceso a la información, y a la dosificación del producto. Pero además el acceso al contenido debe ser lo suficientemente sencillo como para que lo puedan abrir y manipular ancianos con deficiencias físicas y problemas motrices o de visión.

Al crear un envase para medicinas deben observarse con sumo cuidado sus características ergonómicas, la forma de la etiqueta, la tipografía, y demás elementos del diseño. Son comunes los errores en el diseño de este tipo de envases: muchos dificultan su apertura no sólo a los niños, sino también a ancianos. Ello puede no solamente complicar el acceso al producto, sino que puede conducir a una ingestión inadecuada, o a la dosificación equivocada del medicamento.

Algunos productos farmacéuticos requieren ser suministrados en horarios específicos y exigen un control de fechas, días y horas para su administración. Los envases también deberán ofrecer la funcionalidad de indicar al paciente, a partir de etiquetas, el momento adecuado para su consumo. Incluso se espera que se extienda el uso de empaques inteligentes que emitan sonidos cuando el contenido deba ser consumido. Sin duda, en la industria farmacéutica, los envases inteligentes seguirán siendo muy utilizados.

Hoy existen también tintas de impresión que cambian de color con la temperatura y que indican cuando un producto ha alcanzado la temperatura requerida para ser ingerido.

Los empaques pueden 'salvar' vidas
Son muy graves las consecuencias desencadenadas por la falsificación de medicamentos. Por tanto, se han diseñado envases antifraude, como los blister de extracción a presión que llevan hologramas con la marca o el nombre del producto, garantizando así su protección.

La capacidad para rastrear un producto en la industria farmacéutica es fundamental para garantizar el control de la inocuidad y la calidad de los productos, y para ofrecer garantías en cuanto a la información que pueda ser requerida en caso de emergencias sanitarias e intoxicaciones.

La posibilidad de rastrear un medicamento a lo largo del tiempo, por la capacidad para conocer la fecha y el lugar en donde fue fabricado -tanto el producto como su envase- tiene obvias implicaciones para la salud y la seguridad. Por esto, los envases deben estar provistos de codificaciones que permitan su rastreabilidad.

Otros desafíos 
Con la tendencia a la venta libre de medicamentos, el diseño y la apariencia de los envases han cobrado mucha importancia. Hoy más y más consumidores pueden acceder fácilmente a los medicamentos en las estanterías de los supermercados, sin necesidad de una prescripción o receta.

Ello genera grandes desafíos para los diseñadores de envases. Los empaques, además de atractivos y seguros, deben ser fácilmente identificables. Sus características visuales no deberán confundir al consumidor con otro producto de apariencia similar.

Por tanto la tendencia es a utilizar colores para limitar los riesgos de confusión. Los códigos con colores facilitan el reconocimiento de los productos. Por ejemplo, algunas empresas utilizan un color para identificar los envases para productos dirigidos a niños, y otro para aquellos dirigidos a adultos.

Para los productos para medicamentos las normas de etiquetado seguirán siendo muy estrictas, con el ánimo de orientar al máximo respecto del consumo y dosificación.

Esta tendencia obligará a la industria farmacéutica a incursionar en nuevos canales de comercialización, lo que debe generar el uso de nuevos sistemas de embalaje para el transporte, costos adicionales de mercadeo y distribución, y a una mayor competencia.

Las condiciones de asepsia e inocuidad durante la fabricación de envases para este tipo de productos continuarán siendo de vital importancia. Se debe seguir haciendo énfasis en el mantenimiento de un ambiente de manufactura limpio y libre de contaminación.

También se requerirán líneas de llenado flexibles, diseñadas para rápidos cambios que permitan producir lotes pequeños, sin que se afecte la productividad. La maquinaria de envasado requerirá de la incorporación de mecanismos de llenado preciso, dado que una dosificación errada puede poner en riesgo la vida.

Te podría interesar...

Lo más leído

Tecnologías para mejorar los procesos de reciclaje
Materiales plásticos

Julio Barrientos, Recycling Sales Manager de TOMRA México, explica en este artículo cómo m...

・Jul 27, 2022
Empaques de piedra
Innovación en materiales

Ante la presión de disminuir el consumo de plástico en empaques, el desarrollo de nuevos m...

Juliana Montoya・Jul 28, 2022
Mujeres en la industria del corrugado
Cartones y cartulinas

En el mundo, cerca del 30 % de la fuerza laboral de la industria corresponde a las mujeres...

Cynthia Briceño Obando・Jul 28, 2022
¿Es el papel un sustituto del plástico?
Innovación en materiales

Expertos advierten que el efecto de sustituir el plástico por papel y cartón en empaques p...

Sebastián Aguirre Eastman・Jul 28, 2022