Empaques de piedra ¿la nueva promesa de la sostenibilidad?

Empaques de piedra ¿la nueva promesa de la sostenibilidad?

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Ante la presión de disminuir el consumo de plástico en empaques, el desarrollo de nuevos materiales ha sido uno de los grandes focos de la industria. Uno de los más recientes es el denominado empaque de piedra, aquí les contamos los aspectos más importantes de lo que un dueño de marca debe tener en cuenta a la hora de implementar este material en sus productos.


Lo primero que hay que saber es que los empaques de piedra están compuestos por plástico y carbonato de calcio. Dependiendo del empaque que se desee producir, podrían variar las proporciones de cada uno. Algunos estudios hablan de rellenos del 30 % de carbonato de calcio y algunas marcas dicen tener más del 50 % en peso de este relleno.

Las bondades

Una de las principales bondades de este material es que el carbonato de calcio es inerte, por lo que no es tóxico. Además, al utilizar este relleno, se está dejando de introducir plástico al mercado, lo que en últimas resulta en una menor huella de carbono para su empaque.

Por otro lado, las marcas fabricantes afirman que mejora la estabilidad dimensional y aporta rigidez. Así mismo, el carbonato de calcio, al ser blanco, puede reemplazar a los pigmentos como el TiO2 y mejora la opacidad de sus productos.

Menor huella de carbono

Los análisis de ciclo de vida de estos productos muestran que tanto el peso del empaque, como su huella de carbono son menores a las opciones homologas. Por ejemplo, en el análisis de ciclo de vida hecho por Ecodesign- Round table of Packaging junto con Ökopol Institut de Hamburg se exploró la posibilidad de sustituir un empaque de yogurt de PS, pues la cadena de reciclaje de este material no está muy bien consolidada, y además, se deseaba disminuir el impacto ambiental y el peso del empaque.

La experta en circularidad de empaques plásticos del C-Pack, PhD Laura Flórez afirma que “en efecto, el carbonato de calcio es inerte, lo que significa que no afecta la composición química de las moléculas de polímero; sin embargo, al tener, por ejemplo, un PP con carbonato de calcio, lo que se genera cuando entra de nuevo al flujo de reciclaje es un “down cycling”, ya que contamina el flujo de reciclaje que no contenía carbonato de calcio y comienza a cambiar las propiedades del material.

De manera similar se refiere Alejandro Serna Escobar, investigador asociado del Instituto de Capacitación e Investigación del Plástico y del Caucho (ICIPC) “Hemos realizado varios ensayos con carbonato de calcio mezclado con polímeros a bajas concentraciones (20-30% en peso) y cuando lo mezclamos de nuevo con polímeros sin estas cargas minerales, se evidencia que actúa como contaminante: afecta las propiedades ópticas, ya que pone el plástico opaco, entonces si se mezcla con productos transparentes, se perderá este atributo. Así mismo, las propiedades mecánicas se ven afectadas, pues disminuye la tenacidad a la fractura y la resistencia al impacto.”

Alejandro también comenta que la ventaja que ofrecen estos productos a base de carbonato de calcio es que sus emisiones de gases contaminantes son mucho menores cuando se hace un análisis de ciclo de vida.

Empaques de piedra

Este material debería ser utilizado en objetos que una vez cumplan su vida útil, sean desechados y contaminen lo menos posible, ya que su huella de carbono es menor.

Otro de los desafíos para los empaques con carbonato de calcio es que tienden a modificar la densidad, esto hace que el plástico se identifique, durante el proceso de separación, como otro de mayor densidad y termine contaminando dicho flujo de reciclaje. Hay algunas marcas fabricantes de estos materiales que mencionan no tener este problema, ya que, gracias a tecnologías patentadas, logran llegar a la densidad nominal del plástico que se está utilizando.

Sin embargo, hay otro desafío en la balanza, si los envases rígidos comienzan a utilizar estos rellenos, los gestores los recogerán desprevenidamente y los transformadores comenzarán a hacer pruebas. Aquí, según Alejandro Serna, consultor del ICIPC, podrían pasar 2 cosas: la primera, es que no afecte y el transformador lo incorpore. O la segunda, es que comiencen a tener problemas y los gestores no van a recoger más los envases de esas marcas. Así mismo, al incorporar menos plástico en los productos, estamos generando una desvalorización en la cadena de reciclaje, ya que a los recicladores les pagan por peso de plástico y si los transformadores comienzan a identificar problemas con este tipo de rellenos, no pagarán lo mismo por estos empaques que por uno que contenga 100%  plástico.

Por este motivo es muy importante que las marcas fabricantes de los empaques de piedra hagan pruebas a nivel industrial de los impactos de incluir estas cargas minerales en los flujos de reciclaje y transformación de los materiales posconsumo. Respecto a este tema, Alejandro Serna menciona: “hemos solicitado varias veces a diferentes empresas las muestras de su producto para evaluar la reciclabilidad de este material bajo el sello LOOP que tenemos en el instituto, lastimosamente no ha sido posible”. 

¿Y qué pasa con el contacto con alimentos?

No importa si la proporción de plástico que tienen los empaques de piedra es poca o mucha, deberán cumplir la normativa de plástico para contacto con alimentos. Actualmente, pocos materiales posconsumo logran cumplir con los estándares de la FDA, por lo que es probable que este material no pueda volver a ser utilizado para este fin.

En conclusión, estos rellenos de carbonato de calcio muestran una solución prometedora para disminuir la cantidad de plástico que se introduce al mercado; sin embargo, debe pensarse para qué tipo de objetos es viable su incorporación sin generar efectos indeseados en las cadenas de reciclaje. Se identifica como una gran oportunidad para objetos con vidas útiles más extensas y que posiblemente no pasen por un proceso de reciclaje mecánico. De esta forma se logra disminuir la huella de carbono de los productos y la dependencia del petróleo.

Te podría interesar...

Lo más leído

Tecnologías para mejorar los procesos de reciclaje
Plásticos

Julio Barrientos, Recycling Sales Manager de TOMRA México, explica en este artículo cómo m...

・Jul 27, 2022
Empaques de piedra
Innovación y Materiales

Ante la presión de disminuir el consumo de plástico en empaques, el desarrollo de nuevos m...

Juliana Montoya, editora revista El Empaque + Conversión・Jul 28, 2022
Mujeres en la industria del corrugado
Cartón y cartulinas

En el mundo, cerca del 30 % de la fuerza laboral de la industria corresponde a las mujeres...

Cynthia Briceño Obando・Jul 28, 2022
Conferencias Innovación en Envases 2022
Servicios para la industria

En caso de que no haya podido conectarse al evento más importante de capacitación y actual...

David Ricardo Muñoz, periodista de El Empaque + Conversión・Nov 15, 2022