Poliestireno expandido: repensar su reciclaje para lograr un cierre de ciclo

!noticia guardada!

El famoso ICOPOR es conocido por todos, pues está presente en la vida cotidiana desde que desempaca un electrodoméstico nuevo, hasta que recibe su plato favorito a domicilio; sin embargo, su nombre técnico en realidad es poliestireno expandido (EPS, por sus siglas en inglés). El poliestireno es procesado de tal forma que se expande, como las palomitas de maíz, obteniendo un volumen donde el 98% es aire, lo que le confiere sus extraordinarias propiedades.


Las aplicaciones de este material son diversas, su bajo peso lo hace bastante útil en el segmento de embalaje, por lo que se utiliza para proteger productos durante su envío, como electrodomésticos y objetos delicados; es ampliamente utilizado en el sector de la construcción gracias que es aislante térmico y acústico; tiene una alta resistencia mecánica, un envejecimiento lento y resistencia a la humedad; es utilizado en accesorios de protección debido a su resistencia al impacto.

Adicionalmente, es uno de los favoritos en el sector de alimentos, ya que, al ser liviano e inerte, es una excelente opción para empacar y comercializar carnes frescas. También se utiliza en tazas, platos desechables y empaques para domicilio, pues es económico  y mantiene la temperatura de las comidas. El mercado mundial del EPS fue valorado en $ 15,3 mil millones de dólares en el 2018 y se proyecta que alcance los $ 22,8 mil millones en 2026, creciendo a una tasa compuesta anual de 5,1% de 2019 a 2026. Ciertamente es un mercado prometedor, ya que es fuertemente influenciado por estas aplicaciones tan populares. 

Sin embargo, en la actualidad este material enfrenta el reto de integrarse a la economía circular y lograr un cierre de ciclo, entonces ¿Cómo debería incorporarse el EPS para lograr los objetivos de desarrollo sostenible? Lo primero que hay que aclarar es que, contrario a la creencia popular, el EPS si puede ser reciclado.

Y si es posible ¿Por qué solo se reciclan 200 toneladas anuales en Colombia? La respuesta es sencilla: la remuneración por el reciclaje en Colombia se da en pesos por kilogramo ($/kg), lo que quiere decir que materiales más pesados serán mejor pagados. En el caso del EPS, al ser tan liviano y voluminoso genera poca rentabilidad, ya que ocupa mucho espacio en los vehículos de reciclaje, lo que lleva a los recicladores a optar por otros materiales.

Esta problemática se agudiza cuando el poliestireno expandido termina en rellenos sanitarios o en fuentes hídricas, pues al tener excelentes propiedades contra la humedad, se degrada aún más lento que otros plásticos. Por otro lado, el poliestireno expandido debe estar limpio para su procesamiento. Esto es un reto para los recicladores, ya que normalmente este material se encuentra en contacto con carnes frías como pescado, pollo, res y cerdo, lo que genera que olores migren al material y se impregnen a él. También se encuentra en contacto con alimentos, en el caso de los empaques para domicilios, lo que hace que alimentos con grasas sean difíciles de retirar.

Para entender un poco mejor el camino del poliestireno expandido hacia la economía circular, se ha analizado países como Dinamarca, donde se logra reciclar el 80 % del EPS utilizado. Efectivamente este material puede ser reciclado, solo que debe hacerse de manera costo-efectiva. Para lograr esto, se han propuesto varias alternativas, una de las más ingeniosas es compactar in situ el poliestireno expandido para aumentar su densidad, de esa forma será mucho más atractivo para los recicladores llevarse este material. Por ejemplo, la empresa canadiense Styrogo presta este servicio en camiones con extrusoras móviles que compactan el material en pequeños ladrillos que luego son llevados a centrales de reciclaje mecánico.

Poliestireno Expandido

Un ejemplo latinoamericano de una solución a este desafío lo ilustra la compañía Mexicana Rennueva, quienes prestan el servicio completo de manejo de residuos de EPS a empresas de diversas industrias. Rennueva separa los residuos, los lava y recicla mecánicamente el material para obtener pellets de calidad que pueden ser utilizados para producir mobiliario y portarretratos.

Además de estas alternativas, en algunas economías importantes como la Unión Europea y la ciudad de Nueva York han optado por prohibir productos de poliestireno de un solo uso como vasos, tazas de café, tazones, platos, bandejas y granos de poliestireno de relleno para embalaje. Sin embargo, el material sigue estando presente en recipientes utilizados para almacenar carne, cerdo, pescado, mariscos o aves de corral crudos. También se sigue utilizando como estructura protectora en el embalaje de electrodomésticos como televisores y neveras. Esto es porque el EPS tiene una baja huella de carbono y es uno de los materiales más costo-eficientes del mercado.

En conclusión, el EPS es un material con propiedades sobresalientes para sus aplicaciones; sin embargo, no se ha sabido integrar al modelo de reciclaje tradicional, por lo que es necesario repensar el sistema de reciclaje para este tipo de estructuras livianas (no solamente de poliestireno). Si bien es cierto que el mejor residuo es el que no se genera, este material cubre segmentos muy específicos de la industria del empaque y el embalaje, en donde no es tarea fácil encontrar un reemplazo costo-eficiente.

Te podría interesar...

Lo más leído

Tecnologías para mejorar los procesos de reciclaje
Materiales plásticos

Julio Barrientos, Recycling Sales Manager de TOMRA México, explica en este artículo cómo m...

・27/07/2022
Empaques de piedra
Innovación en materiales

Ante la presión de disminuir el consumo de plástico en empaques, el desarrollo de nuevos m...

Juliana Montoya・28/07/2022
Mujeres en la industria del corrugado
Cartones y cartulinas

En el mundo, cerca del 30 % de la fuerza laboral de la industria corresponde a las mujeres...

Cynthia Briceño Obando・28/07/2022
Inscripciones Packaging Innovation Awards
Servicios de consultoría y diseño

Dow anunció las fechas de inscripción para los interesados en postularse en los Packaging ...

David Ricardo Muñoz・08/08/2022