Cómo seleccionar adecuadamente los cilindros anilox de su impresora flexográfica

Cómo seleccionar adecuadamente los cilindros anilox de su impresora flexográfica

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Para hacer una selección adecuada de rodillos anilox, considero importante presentar una introducción acerca de los factores que determinan el buen desempeño de este componente.

El cilindro anilox continúa siendo catalogado como “el corazón” de la impresora flexográfica. Este componente, responsable por la transferencia de tinta, es una de las herramientas de más tecnologí­a e impacto en la impresora.

El proceso de conversión de las bases requiere de la aplicación de recubrimientos con materiales especiales que son aplicados a velocidades y temperaturas muy altas, pasando después por procesos de rectificación de superficies, hasta llegar finalmente al láser donde se graban microestructuras de hasta 1/16 del diámetro de un cabello humano.

La estabilidad dimensional de las bases y de los recubrimientos aplicados en el proceso de manufactura de los anilox, son tan importantes como la consistencia y reproducibilidad dimensional del grabado láser de estas microestructuras. Por lo tanto, para que un anilox se desempeñe como una herramienta de precisión de transferencia de tinta, debe cumplir con estas dos caracterí­sticas.

En el mundo de la flexografí­a de hoy la selección adecuada de cilindros anilox es aún más relevante de lo que era hace 20 años, cuando ingresé a esta industria. La evolución tecnológica de los equipos de grabado láser y el desarrollo de software para estos equipos, ofrecen la posibilidad de grabar cualquier tipo de geometrí­a de celda o de patrón gráfico, en cilindros anilox (Ver ilustración 1). Esto ha generado una gran diversidad de tipos de grabados que hoy se ofrecen en el mercado.

**B2BIMGEMB**1**
Ilustración 1

No importa el tipo de celda que tenga el anilox, siempre y cuando cumpla con las siguientes funciones:

1. Transferir un grosor de pelí­cula de tinta determinado y uniforme, que le permita al impresor obtener el tono del color que necesita reproducir en el sustrato impreso.

La uniformidad de la pelí­cula de tinta está sujeta al grosor de las paredes de las celdas grabadas en anilox. Entre más delgadas sean las paredes, más uniforme es la pelí­cula de tinta transferida al fotopolí­mero y eventualmente al sustrato. Pelí­culas de tinta uniformes mantienen la fuerza del color evitando traslucidez y porosidades en el sustrato.

La eficiencia con la que la tinta es transferida depende, en buena parte, de la relación entre la profundidad y la abertura que tengan las celdas. Si las celdas son muy profundas, con relación a su abertura, el anilox no va a transferir la tinta eficientemente y las celdas del anilox van a sufrir de taponamiento prematuro y van a ser difí­ciles de limpiar, inclusive con máquinas lavadoras de anilox. Entre menos profundas sean las celdas y más abiertas, mayor es la transferencia de tinta.  

2. Darles el soporte adecuado a los puntos de las altas luces en el fotopolí­mero.

En el pasado, para determinar la relación adecuada entre la lineatura del fotopolí­mero y la del cilindro anilox, se calculaba el porcentaje de los puntos más pequeños. Para trabajos de cuatricromí­as hablábamos de una relación de 1 a 6. Es decir, que el anilox deberí­a tener una lineatura 6 veces mayor a la del fotopolí­mero para soportar adecuadamente puntos mí­nimos del 2%. En la actualidad, utilizamos un método mucho más preciso para determinar esta relación. Se mide el diámetro de los puntos más pequeños en el fotopolí­mero y basado en el resultado de esa medida, se establece la lineatura apropiada del cilindro anilox a través del tamaño de la abertura de las celdas. La lineatura del anilox que les da el soporte adecuado, a los puntos más pequeños, es aquella cuyas celdas tienen una abertura menor o igual al diámetro de los puntos.

Especificaciones importantes en la selección de cilindros anilox

Además de las caracterí­sticas anteriormente mencionadas, el volumen y la lineatura son las especificaciones más importantes en la selección de cilindros anilox.


CONSULTE LOS CATÁLOGOS DE PROVEEDORES DESTACADOS DE:


Volumen

El volumen del cilindro anilox está directamente relacionado con el tono del color impreso para todo tipo de trabajos y se expresa, o en unidades imperiales (Billones de micras cúbicas por pulgada cuadrada – BCM/P2), o en unidades métricas (cm3/mt2).

En trabajos de impresión de sólidos (plastas) o en la aplicación de recubrimientos como barnices, lacas, adhesivos, etcétera, el volumen determina la lineatura en la que se debe seleccionar el anilox.

El grosor de la pelí­cula de tinta que se transfiere al sustrato, determina el tono del color impreso y depende, en buena parte, del volumen que tenga el anilox y en la eficiencia de transferencia de tinta que ofrezcan las micro-celdas.

Para ilustrar el concepto entre color y tono, tomo como referencia la preparación del color en el laboratorio de tintas y las pruebas que se hacen para certificarlo. Una vez preparada la tinta y certificado el color, la tinta va a la impresora en donde es trasferida a través de un cilindro anilox. En ese momento el color está supeditado a la cantidad de tinta transferida al sustrato. Si el anilox seleccionado no es el correcto o está sucio, el grosor de pelí­cula de tinta transferido no va a permitir la reproducibilidad del color.

Para evitar que la impresora flexográfica se convierta en la máquina probadora de la tinta, hay que desarrollar un proceso de correlación entre el color preparado y certificado por el laboratorio o proveedor de tintas y el tono que se puede obtener en la impresora. Este ejercicio requiere de una metodologí­a y de una preparación determinada para poder obtener resultados confiables. El objetivo de esta correlación es asignar el cilindro y/o cilindros anilox al color que se quiere reproducir. (Ver ilustración 2)

**B2BIMGEMB**2**
Ilustración 2

La asignación de cilindros anilox por color y estación de impresión, le ofrece al impresor obtener resultados de color cuantificables, predecibles y por lo tanto reproducibles. Los beneficios que se generan de esta correlación, se ven fácilmente reflejados en eficiencias adquiridas, productividad y rentabilidad en el proceso de impresión.

Lineatura

La lineatura es la cantidad de micro-celdas que hay en un centí­metro o en una pulgada lineal. Esta especificación es muy importante en la impresión de degradados, trabajos de cuatricromí­as y/o trabajos con gama extendida de colores. Como se explicó anteriormente, de la lineatura del anilox proviene el soporte adecuado que las celdas deben ofrecerle a los puntos de las altas luces en el fotopolí­mero. Si la abertura de las celdas del anilox es mayor al diámetro de los puntos de las altas luces, va a ver una transferencia mayor de tinta que puede generar una ganancia de punto excesiva, causando como resultado una impresión sucia y una posible pérdida de contraste en la impresión. (Ver ilustración 3)

**B2BIMGEMB**3**
Ilustración 3

Es importante recalcar que la lineatura del fotopolí­mero determina la lineatura del anilox y no lo contrario. Por lo tanto, no se gana nada en calidad de impresión cuando trabajamos con un anilox de una lineatura mayor a la requerida. La resolución y fidelidad de la imagen son objetivos que se buscan obtener en la pre-prensa y no a través de la lineatura del anilox.

En la selección de la lineatura adecuada que debe tener el cilindro anilox, no hay que dejar a un lado su especificación volumétrica. El anilox puede cumplir con la lineatura que requiere la lineatura del fotopolí­mero, pero si no tienen la capacidad volumétrica adecuada para lograr el color en la impresión, la densidad de la tinta en los colores proceso que se pretende obtener, no se va a lograr. Y esto va a tener un impacto negativo en el balance del color de la imagen impresa y en su calidad. (Ver ilustración 4)

**B2BIMGEMB**4**
Ilustración 4

En cuanto a las especificaciones de volumen y lineatura de los cilindros anilox, hay que tener en cuenta que entre mayor sea su lineatura, menor es su volumen y viceversa. Aquí­ es donde la fuerza de color que tenga la tinta, juega un papel protagónico en la determinación del volumen que debe tener el anilox para garantizar la reproducibilidad del color en la impresión.

El objetivo es imprimir con el grosor de pelí­cula de tinta más delgado posible que le permita al impresor obtener el tono del color que desea reproducir. Para ese fin, es necesario trabajar con una tinta que tenga la mayor fuerza de color.

Optimización de su inventario de cilindros anilox

En mi experiencia, es muy común que la selección de los anilox se haga por recomendación del fabricante, o por experiencia del mismo impresor. Una vez llegan los cilindros y se ponen a trabajar, se hacen los ajustes necesarios de pre-prensa, tintas e impresión para que el anilox funcione adecuadamente y pueda reproducir el tono del color deseado. Este tipo de ajustes en la impresora toman tiempo, son costosos y no necesariamente garantizan la reproducibilidad de los resultados obtenidos en trabajos subsiguientes.

Con la gran variedad de tipos de celdas, orientaciones y especificaciones volumétricas, que hoy en dí­a hay en el mercado, hacer pruebas con cilindros de bandas, antes de lanzarse a introducir cambios en su inventario actual, es muy importante.

La forma cientí­fica de optimización y selección de su inventario de cilindros anilox, se obtiene a través del empleo de un anilox de bandas. (Ver ilustración 5). Este tipo de cilindro se puede diseñar para la selección de anilox para cuatricromí­as, gama extendida, trabajos combinados, impresión de sólidos (plastas), aplicación de recubrimientos especiales e impresión de fondos con tinta blanca. El objetivo de la prueba es determinar la especificación de grabado del anilox que le permita al impresor lograr consistentemente el color y/o densidad de tinta requerida o el gramaje adecuado para recubrimientos especiales, utilizando todas las variables en su proceso; su tinta, su kit de montaje, su sustrato y su impresora a la velocidad de producción promedio. Por consiguiente, los resultados que arroje la prueba, van a estar í­ntimamente ligados a la realidad de sus condiciones de impresión, garantizando un proceso de estandarización fácil de manejar y controlar.

**B2BIMGEMB**5**
Ilustración 5

¿Qué pasa cuando hacer pruebas con cilindros anilox de bandas no es una opción?

Es un hecho que existen situaciones en donde el uso de cilindros de bandas no es una opción. Por ejemplo, cuando se está invirtiendo en una impresora nueva y no hay forma de hacer pruebas previas de optimización. En este caso es importante que una vez seleccionada la marca y tecnologí­a del fabricante de cilindros anilox, con la que va a ser equipada la máquina, se organice una junta con los proveedores de pre-prensa, tintas, fotopolí­meros, sustratos, etcétera, con el fin de definir las especificaciones de grabado. El intercambio de información entre los involucrados en el proceso de impresión, permite una selección más acertada que la mera recomendación del fabricante.

Digitalizando su impresora flexográfica

De la optimización y selección de los cilindros anilox viene su estandarización. Cada anilox cumple su función y está í­ntimamente correlacionado o apareado con un determinado color y con una determinada estación de color (Ver ilustración 6). La asignación de anilox por color ofrece múltiples beneficios.

**B2BIMGEMB**6**
Ilustración 6

A continuación, hago mención de algunos de ellos:

- Disminución o eliminación de tiempos muertos por cambios de anilox de trabajo a trabajo
- Densidades de tinta y ΔE, constantes
- Reproducibilidad del color
- Eliminación o disminución de ajustes de tinta en la impresora
- Eliminación de desperdicios causados por problemas de entonación
- Facilita detectar problemas de color e impresión y su proveniencia
- Promueve la documentación y el control numérico del proceso de impresión

Para obtener los beneficios anteriormente mencionados, es imperativo que los anilox estén en buenas condiciones de trabajo. La pérdida de volumen de los anilox, inmediatamente afecta el grosor de la pelí­cula de tinta transferida y por ende el tono del color impreso. Hay dos factores que pueden incidir en el cambio volumétrico del anilox; taponamiento de las celdas y/o desgaste de la superficie cerámica del anilox.

Conclusión

El impacto que tiene el cilindro anilox en la impresión es severo y su correcta selección está basada en el entendimiento que se tenga de la importancia que esta herramienta tiene en la reproducibilidad del color en la impresión. De esta herramienta puede depender el grado de pérdida o rentabilidad que produzcan sus empresas.

Este artí­culo viene de la revista impresa con el código 0218ANILOX


CONSULTE LOS CATÁLOGOS DE PROVEEDORES DESTACADOS DE:


Te podría interesar...

Lo más leído

Tecnologías para mejorar los procesos de reciclaje
Plásticos

Julio Barrientos, Recycling Sales Manager de TOMRA México, explica en este artículo cómo m...

・Jul 27, 2022
Empaques de piedra
Innovación y Materiales

Ante la presión de disminuir el consumo de plástico en empaques, el desarrollo de nuevos m...

Juliana Montoya, editora revista El Empaque + Conversión・Jul 28, 2022
Mujeres en la industria del corrugado
Cartón y cartulinas

En el mundo, cerca del 30 % de la fuerza laboral de la industria corresponde a las mujeres...

Cynthia Briceño Obando・Jul 28, 2022
Conferencias Innovación en Envases 2022
Servicios para la industria

En caso de que no haya podido conectarse al evento más importante de capacitación y actual...

David Ricardo Muñoz, periodista de El Empaque + Conversión・Nov 15, 2022