Codificadoras de cajas se ajustan a las necesidades de Celestial

Codificadoras de cajas se ajustan a las necesidades de Celestial

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

**B2BIMGEMB**1**

Se dice que la paciencia es una virtud. También es una cualidad que poseen aquellos con una perspectiva de largo plazo, como la de los gerentes en la empacadora de téCelestial Seasonings, parte del Grupo The Hain Celestial.

Los gerentes supieron por años que necesitaban cambiarse de las codificadoras de contacto a algún otro tipo de sistema de codificación para marcar las cajas con información en la planta en su sede principal de la compañía en Boulder, CO, Estados Unidos. Aún no estaban seguros en cual tecnología invertir. Habían utilizado diferentes tipos de codificadoras; las codificadoras de contacto tenían problemas de inflexibilidad, desajustes, seguridad y bajas velocidades, mientras que los sistemas print-and-apply significaban costos más altos de trabajo y suministros y dejaban valioso espacio de almacenamiento, dijeron los gerentes. Durante visitas a instalaciones cercanas, también encontraron que a mediados de los años noventa las unidades de impresión de inyección de tinta eran problemáticas.

Así, la compañía esperó muchos años antes de conseguir las codificadoras que sabían encajarían perfectamente con sus requerimientos: Las codificadoras de inyección de tinta de caracteres grandes, y de doble cabezal, de Markem modelo 5200.

"Se juntaron muchos factores para nosotros", explica el Director senior de operaciones, David Ziegert: "Más y más clientes preguntaban por los códigos de barras a medida que nuestro negocio crecía a ‘volúmenes críticos´ donde el trabajo intensivo fuera de las líneas de operación de print-an-apply se volvió impráctico".

"También encontramos que la resina base de la tinta de Markem, TouchDry® proveía la calidad de impresión que necesitábamos para ser capaces de codificar cada caja de té dentro de nuestra bodega a un costo razonable. Nuestras cajas son distribuidas por todo Estados Unidos y por todo el mundo, y los códigos de barras deben ser leídos en bodegas ubicadas desde Filadelfia hasta el Lejano Oriente", agrega Ziegert. TouchDry es una tinta hot-melt sin solventes ofrecida en forma sólida.

El compromiso con las codificadoras Markem 5200 siguió una prueba de tres meses en una sola unidad. Este éxito llevó a una serie de instalaciones comenzando en el año 2002. Después de que la más reciente codificadora fuera instalada, en el otoño de 2004, la planta tenía impresiones de siete codificadores modelo 5200 en dos lados de las cajas corrugadas que contenían cajas con bolsas de té. Las codificadoras están localizadas a la salida final de las empacadoras de cajas, dispersas por toda la planta. Imprimen en cinco diferentes tamaños de cajas que contienen 6, 10 ó 12 cajas plegadizas, para un total de 275 productos diferentes con un amplio rango de índices de producción, dijo Ziegert.

Ziegert dice que la política ambiental de la compañía los obliga a usar corrugados con un alto contenido de reciclado. Las inconsistencias de los corrugados relacionados con el sangrado de tinta habían sido un problema con los codificadores de contacto.

"Las cajas con contenido de reciclado tienden a ser más oscuras, por lo que es todo un reto conseguir un buen contraste con los códigos de barra," afirma el Gerente de Inventarios de Producción, Robert Fleming.

Dos grandes beneficios son la funcionalidad y la naturaleza de "a prueba de tontos" de la facilidad de uso en la interacción entre el teclado con el operario, enfatizó Ziegert.

Esto es crucial en una operación donde los cambios dominan el día. Anteriormente, las codificadoras de contacto necesitaban que los nuevos códigos fueran cambiados manualmente cada vez que había un cambio de turno, día, o de producto. Ahora, el cambio de día y turno es automático, y cualquier otro tipo de cambios puede hacerse desde un teclado.

"Los problemas de errores de codificación alfanumérica o códigos de barra errados han sido sustancialmente reducidos con estas unidades," dijo Ziegert. También les gusta la exactitud del tiempo de estampado, una característica crucial que les falta a las codificadoras de contacto.

Los cambios en las codificadoras tomaban entre cinco y 15 minutos con las anteriores codificadoras de contacto dependiendo del operario. Ahora, "los cambios son tan sencillos como pulsar un botón", dijo Fleming. Él también aprecia la plantilla base del programa software, Composer™ de Markem. El Composer provee una interfaz WISYWIG, asistencia de 128 códigos de barra EAN, y apoyo de gráficos para formatos comunes. "El interfaz para los operarios cuenta con una base de datos y así cualquier producto puede ser impreso en cualquier línea. Podemos imprimir logos también, si queremos", añadió Fleming. Esto se va a poner todavía más fácil. Para el tiempo que este artículo se publique, la compañía habrá interconectado sus impresoras a una red, lo que permitirá cambios simultáneos o el cambio de una unidad de cualquiera de ellas. Al mismo tiempo, la compañía está instalando escáneres de códigos de barra suministrados por Markem, que serán montados después de las codificadoras." Esto proveerá información interesante como el conteo de cajas," dijo Fleming. "También nos permitirá acceder a todas las codificadoras al mismo tiempo como una actualización de nuestro sistema de operación", agregó.

Beneficios simples
El gerente de producción, Art Osborne, dice que la estandarización a un solo modelo de codificadora simplifica las cosas. "Elimina la complejidad de la mecánica, y permite contar con repuestos intercambiables. El mantenimiento para las codificadoras es muy sencillo, y principalmente involucra el cambio de un filtro cada seis meses.

Las unidades son de fácil limpieza, y la tinta se deja manejar fácilmente. Además Markem tiene soporte técnico las 24 horas, lo que hace que todos nuestros turnos puedan tener la asistencia a problemas", dice Osborne. La planta opera 24 horas al día, 5 días de la semana.

El Analista de Planeación, Mike Crowe, llegó después que las codificadoras de inyección de tinta fueran instaladas, pero ha apreciado mucho su fiabilidad durante el año que lleva con la compañía. "Trabajan todos los días las 24 horas, y es impresionante el bajo número de problemas que hemos tenido que manejar con temas mecánicos o de calidad de impresión".

La adición de las codificadoras de inyección de tinta "también permite flexibilizar a nuestra fuerza de trabajo para que haga otras cosas", dijo Ziegerts. "Con estas codificadoras de Markem, la codificación ya no es un factor limitante, nos permite alcanzar nuestras metas". La compañía relaciona un retorno de inversión de un año para cada codificadora.

"Nuestro proceso de expansión de ahora en adelante incluirá una codificadora Markem", concluye Ziegert. Esa es la confianza que viene de una paciente perspectiva a largo plazo.

Te podría interesar...

Lo más leído

Tecnologías para mejorar los procesos de reciclaje
Materiales plásticos

Julio Barrientos, Recycling Sales Manager de TOMRA México, explica en este artículo cómo m...

・Jul 27, 2022
Empaques de piedra
Innovación en materiales

Ante la presión de disminuir el consumo de plástico en empaques, el desarrollo de nuevos m...

Juliana Montoya・Jul 28, 2022
Mujeres en la industria del corrugado
Cartones y cartulinas

En el mundo, cerca del 30 % de la fuerza laboral de la industria corresponde a las mujeres...

Cynthia Briceño Obando・Jul 28, 2022
¿Es el papel un sustituto del plástico?
Innovación en materiales

Expertos advierten que el efecto de sustituir el plástico por papel y cartón en empaques p...

Sebastián Aguirre Eastman・Jul 28, 2022