Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2017 Página 2 de 4

SCHOTT Envases Farmacéuticos: calidad para la vida

Por Lilián Robayo - Directora de Contenido de El Empaque+Conversión

La experiencia e innovación han convertido a la firma en un proveedor líder en envases de vidrio para las industrias farmacéutica, biotecnológica y cosmética.

Los viales son producidos a partir de tubos de vidrio de muy alta calidad que se cargan mediante sistemas automatizados en la máquina de formado, donde se aplica gradualmente calor en la parte en la que se creará el hombro y se preformará la corona; posteriormente los quemadores se concentran en el área de la corona para generar la temperatura apropiada para la formación final; en este último paso se aplica presión interna y externa mediante troqueles y mandriles para obtener la forma final de la corona. Las dimensiones críticas de esta parte de los viales se aseguran mediante sistemas avanzados de control con cámaras, que rechazan de manera automática aquellas unidades que no cumplan con las especificaciones determinadas. La visualización brinda además la oportunidad de monitorear los procesos mediante gráficas y videos en tiempo real.

La separación de los viales del tubo principal se realiza también a través de calentamiento, que se aplica durante un corto período de tiempo en la parte por donde se realizará la partición. Antes de completar este paso, un mecanismo levanta la parte superior del tubo y asegura la parte inferior mientras se encuentra girando, para completar la separación por medio de un movimiento preciso que garantiza la calidad del material para la formación de la base del envase.

Luego de formados, los viales son transferidos por un mecanismo de alzado y colocación hasta la banda transportadora, que se encuentra equipada con una zona de enfriamiento y equipos de medición, antes de pasar a una sección de templado donde se libera el estrés del material, generado durante la conversión del contenedor. SCHOTT ha desarrollado además un sistema patentado de inspección automatizada, que asegura el cumplimiento exacto de las exigencias de los clientes. El producto finalizado acomoda luego la configuración de envase en las estaciones empacadoras automatizadas, y una vez dispuestos correctamente en las bandejas, se sellan para garantizar un transporte seguro.

SCHOTT Envases Farmacéuticos fabrica igualmente ampollas con capacidades desde 1ml hasta 30 ml en diversas formas y colores, en vidrios ámbar o incoloros. Para este tipo de envases se cuenta con una amplia variedad de geometrías y con reactibilidad controlada de la superficie, lo que permite adaptar cada tipo de solución de envase primario a las necesidades específicas de los laboratorios. Las ampollas producidas en las instalaciones de Cota se fabrican y empacan en áreas con ambientes controlados, ajustadas a los requerimientos de las normas ISO 9001 e ISO 15378.

El proceso de producción de este tipo de envase parenteral comprende igualmente el uso de vidrio de SCHOTT que —en forma de tubos— se carga en la máquina de formación. Una vez allí, son calentados gradualmente hasta que alcancen la temperatura correcta, antes de formar el tallo de la ampolla. Viene luego la conformación de la parte estrecha y del bulbo, mediante la aplicación localizada de calor, antes de dar inicio a la etapa de separación del tubo original. Una vez se ha separado, un sistema óptico mide la ampolla formada para verificar que tenga las medidas exactas, y descarta automáticamente las unidades defectuosas.

SCHOTT produce ampollas tipos B, C y D, que reciben todas uno de dos sistemas de apertura por rotura disponibles: OPC, que consiste en un pequeño corte marcado con un punto de color, y el de anillos de color. Durante este proceso de inclusión del sistema de apertura puede imprimirse con serigrafía cualquier texto sobre el cuerpo de la ampolla. Al igual que los viales, las ampollas son sometidas a un proceso de templado y son luego inspeccionadas mediante cámaras especiales para garantizar su calidad. Mediante cámaras, también, se verifica que el texto impreso en las ampollas esté 100% correcto en todas sus partes.

SCHOTT extiende para los clientes los usos de los envases en vidrio Tipo 1 con opciones como cartuchos para anestésicos dentales o cánulas de vidrio que se instalan en dispositivos como una jeringa o un pen-system; cartuchos para la administración de insulina; y jeringas previamente llenadas con los medicamentos listos para inyectarse, ideales para su uso en situaciones de emergencia o en ambulancias, nos explica Jhan Pierht Arévalo.

Innovación constante

En SCHOTT es una constante el interés por la innovación en los procesos y productos, una de las cuales, exclusiva de esta empresa, impacta de manera importante la seguridad de las marcas y de los consumidores. Con el desarrollo de pinturas especiales de nanopartículas, SCHOTT asegura la integridad y evita la falsificación de los productos farmacéuticos al incluir en los viales y ampollas códigos impresos que pueden leerse y autenticarse solo a través de lectores. En la aplicación de estas pinturas, el sometimiento a procesos de grabado al interior de las envases con temperaturas de hasta 600 grados centígrados dificulta por completo su falsificación.


Palabras relacionadas:
0317SCHOTT, empresas proveedoras de envases para la industria farmacéutica, empresas proveedoras de envases en vidrio de borosilicato, proveedores de envases en vidrio tipo 1, compañías colombianas proveedoras de envases para al industria farmacéutica, proveedores de viales y ampollas en Colombia, historia de SCHOTT Envases Farmacéuticos, operaciones de SCHOTT Envases Farmacéuticos en Colombia
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mercado: Farmacéuticos