Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2021 Página 1 de 2

Packaging para Salvar el Planeta, la realidad y el futuro que debemos construir

Guillermo Dufranc, diseñador de packaging con más de 20 años de experiencia, ha lanzado su último libro, Packaging para Salvar el Planeta, donde nos cuenta sobre su visión del packaging y cómo podríamos erradicar lo que conocemos como basura.

Con un estilo ágil, práctico y sencillo de leer, Guillermo Dufranc cuenta su ejemplo como agente de cambio y comenta casos reales de empresas exitosas que permiten entender qué podemos hacer por nuestro entorno.

Estas son algunas reflexiones que propone el libro:

El mundo lo hacemos las personas, y si cambiamos nuestra relación con el consumo y los envases vamos a lograr reducir nuestro impacto en el planeta. En su experiencia personal en diseño de packaging, se obsesionaba con solucionar el problema de los residuos. Pero al tiempo entendió que el desarrollo sostenible tiene que ver con el ciclo de vida completo, desde que se extra la materia prima de la naturaleza hasta su fin de vida. Misteriosamente, este último punto era completamente ignorado por todos desde los inicios de la Revolución Industrial, pero es sin duda la raíz del problema ambiental que hoy tenemos antes nuestros ojos.

Desde el diseño, las empresas y junto con las personas,  podemos crear sistemas de producción y consumo que sean circulares, donde los materiales usados no sean considerados desperdicios sino recursos valiosos. Además considerar que el desarrollo sostenible también incluye el impacto económico y social. En el libro comenta casos de reales de empresas que gestionan marcas con un impacto positivo para el mundo.

Las propuestas comerciales y de diseño más innovadoras son las que logran integrar el pensamiento circular, donde los envases se reutilizan múltiples veces antes de pensar en reciclarlos. Tanto desde el diseño de experiencias de recarga o recuperación, la comunicación y los mismos envases, podemos promover cambios de comportamiento que finalmente nos ayuden a cambiar el mundo que tenemos.


Lea también: NUEVO POLÍMERO EN ENVASES PERMITE ALARGAR VIDA DE LOS ALIMENTOS


La mayor de las fuerzas que está traicionando a las empresas hoy en día es la de reducir el impacto ambiental. Esto es bueno porque demuestra que hay mayor conciencia y promueve nuevos desarrollos, pero la parte mala es que hay una gran confusión, por lo que muchas soluciones terminan siendo problemas.

Todos están como locos preguntándose cuál es el material mágico que hacen que un envase sea sostenible. Pero la realidad es que ningún material nos excluye de hacer lo que tenemos que hacer; crear nuevos sistemas de consumo, producción y recuperación de los envases.

Eso tienen que venir acompañado con la educación al los consumidores y generar un cambio de comportamiento. Entre las iniciativas más destacables están los esquemas de recarga, donde el usuario rellena con producto sus propios envases, o bien que los devuelven vacíos para obtener uno nuevo.

Una de las grandes tendencias es reducir el uso del plástico, pero esto tiene un costado a considerar, ya que otros materiales como vidrio, metal, papel y cartón, tienen mayor contribución que acelera el calentamiento global sino se evalúan de manera juiciosa. Sin embrago, se pueden amortizar sus impactos mediante la reutilización y el reciclaje.

Para que el reciclaje funcione tiene que haber una red de recolección y clasificación eficiente y compromiso de todos. Además, la realidad es que muchos materiales no tienen valor de reventa y eso hace que nadie quiera ocuparse de reciclarlos, por eso si una empresa utiliza materiales reciclables también debería generar la demanda de ese material del post-consumo para que el material tenga valor en el mercado.

Minimizar, reutilizar, compostar y reciclar son las 4 claves que se definen como el futuro del packaging. En esas cuatro palabras resume lo que sería la solución sostenible más eficiente que puede haber. Miminimizar refiere a reducir la cantidad de material que se utilizan. Además, evitar la mezcla de materiales diferentes, aunque algunos envases que combinan materiales, como los bag in box (cajas con bolsas en el interior), tienen varios beneficios ya que usan muy poca cantidad de cada material y se pueden separar fácilmente. Minimizar también tiene que ver con no producir demás o hacer por hacer para ayudar a no incentivar el consumismo, porque eso nos lleva a tomar decisiones impulsivas que tienen que ver con necesidades emocionales que no consideran el impacto ambiental.


Palabras relacionadas:
Packaging para salvar el planeta, Packaging, envases desechables, envases reutilizables, diseño de packaging, diseño de envases, envases reutilizables, sostenibilidad, envases sostenibles, el empaque Guillermo Dufranc, libro Guillermo Dufranc, libro empaques Guillermo Dufranc, libro Guillermo Dufranc Packaging
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria

Documentos relacionados