Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2012 Página 1 de 3

Las políticas y directrices establecen los fundamentos de la calidad del color en Coca-Cola

Axel Kling

Coca-Cola como ejemplo: aprenda sobre la importancia de la consistencia del color para la marca y cómo lograrla en diversos sustratos y procesos de impresión.

Suplemento publicado por Flexo en cooperación con El Empaque+Conversión
  • Coca-Cola cuenta con docenas de agencias que envían archivos digitales a cuatro separadores de color diferentes, pero emplea un solo sistema de aprobación de pruebas. Todos los proveedores deben ajustarse a las especificaciones, políticas y directrices.

No todas las marcas se crean de igual manera y los clientes toman decisiones en fracciones de segundo, a menudo inconscientes, antes de realizar una compra. Este margen de oportunidad infinitamente pequeño requiere un mensaje unificado y singular que trascienda las modas y genere conexiones positivas. Para evitar que se cuele cualquier mensaje distinto al deseado, una compañía debe comprometerse integralmente a desarrollar los esfuerzos de consolidación de su marca.

El color es un elemento crucial de la identidad de una marca. Aunque procesamos simultáneamente todos los objetos que tenemos a la vista, el color enfatiza ciertas áreas. No debe tomarse a la ligera la capacidad del color para evocar asociaciones y definir las opiniones iniciales. Un color consistente y uniforme representa una potente herramienta de promoción, así como un potenciador de la marca.

Coca-Cola, una de las bebidas más famosas en el mundo, ha creado y conservado una reconocida marca a través del color. Pero, ¿cómo logra una empresa de renombre mundial asegurarse de que el consumidor sea capaz de reconocer de inmediato sus productos? ¿Qué hace para garantizar que la marca en los empaques y en los materiales de los puntos de venta se reproduzca y se imprima siempre de manera consistente?

El color de una empresa
El Departamento de Calidad de Impresión de Coca-Cola Company administra la marca y los colores de la empresa. Allí son responsables por la protección de la integridad de 350 colores de la marca y de sus sabores. El sistema de gestión del color se encarga de manejar los empaques, los materiales de punto de venta, las máquinas expendedoras, los avisos luminosos, los gráficos de camiones, los vasos, los cupones, los cierres, las tapas de las botellas y mucho más. Este deber incluye la gestión de la tinta sobre los sustratos, independientemente del tipo de tinta o de sustrato que se utilicen.

El foco en el color no se limita a un proceso de impresión único, el rojo Coca-Cola debe replicarse a la perfección dentro de una gran cantidad de industrias completamente diferentes. Por ejemplo: las máquinas expendedoras tienen partes producidas por proveedores distintos. Sin importar de dónde provengan las partes, al final, el color rojo distintivo de Coca-Cola Roja debe coincidir en todas. Los proveedores y sustratos son gestionados, supervisados y autorizados por medio del sistema de Coca-Cola Company. El sistema de gestión de color maneja más de 35 sustratos diferentes y cada uno tiene sus propias características. Se requiere una atención constante para que el color se repita en todos y cada uno de los sustratos y procesos de impresión.

La investigación ha demostrado que la gente hace un juicio subconsciente sobre un entorno o un producto dentro de los 90 segundos siguientes a su visualización inicial. Entre el 62% y el 90% de dicha evaluación se basa tan solo en el color. Las personas reaccionan ante el color de diferentes maneras. Por ejemplo, el rojo se ve más en visión periférica y evoca más emociones; el color rojo oscuro da la sensación de algo costoso, elegante, rico, refinado; el azul sugiere optimismo, integridad y confiabilidad; el azul eléctrico despierta el mismo efecto de captación de la atención que tiene el rojo; el verde, detectado por el ojo humano más que cualquier otro color, se asocia con la naturaleza y la salud; el negro refleja poder y empoderamiento, y el naranja es amigable, asequible y los niños lo perciben con mayor frecuencia (después de los colores primarios).

En 2010, Coca-Cola incorporó los puntos de venta en su programa de gestión del color, después de reconocer que algunos de los impresores de materiales de puntos de venta no estaban igualando el rojo de la marca. En una reunión, un proveedor de impresión afirmó: “Miren ese rojo Coca-Cola que estamos imprimiendo, ¿no es el rojo más bonito que hayan visto?”. Y aunque en efecto era un rojo agradable, se le informó que, por desgracia, no era el rojo correcto. El rojo de Coca-Cola no es un color Pantone, sino un color que requiere una igualación especial. En otras palabras, el rojo Coca-Cola es ese y ningún otro.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Impresión

Documentos relacionados