Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2014 Página 4 de 5

¡La revolución del empaque activo e inteligente está ocurriendo ahora!

Andrew Manly

Los investigadores del proyecto conocido como n-CHITOPACK buscan desarrollar empaques a base de quitina y quitosano proveniente de conchas de camarones. Los productos van desde bioplástico duro, que se dice ser tan robusto como otros plásticos, hasta una película delgada que puede entrar en contacto directo con los productos alimenticios. Estos polímeros naturalmente biodegradables no son tóxicos y muestran características antimicrobianas y de adsorción UV.

La nanoarcilla hace bioplásticos
Pero no sólo en la Unión Europea se están explorando las ventajas de la nanociencia. Un equipo de científicos del Departamento de Ciencia y Tecnología Industrial del Instituto de Desarrollo de Tecnología, DOST-ITDI, en Filipinas ha inventado un material biodegradable para envasado de alimentos, basado en la nanotecnología, que protege los alimentos, prolonga su vida útil y es amigable con el medio ambiente.

Esta nanoarcilla se mezcla luego con almidón termoplástico hecho de almidón de maíz para ayudar a aumentar su fortaleza. La mezcla de arcilla y plástico se pasa por el mismo proceso y los mismos equipo usados para la fabricación de plásticos a base de petróleo. El producto resultante pasó la prueba de migración necesaria para las películas de empaque, por lo tanto, los materiales no contaminan el alimento con el que está en contacto.

Una mayor vida útil
Científicos de ETH Zurich han desarrollado un nanomaterial que protege a otras moléculas de la oxidación. A diferencia de muchas sustancias activas existentes, este antioxidante tiene una larga vida útil, lo que lo hace ideal para aplicaciones industriales.

Los antioxidantes, que se encuentran en muchas variedades de frutas y verduras, café, té y vino tinto, son considerados generalmente como saludables. Los antioxidantes también se utilizan en la industria, incluyendo su empleo como aditivos alimentarios para conservar los elementos por más tiempo. Los investigadores han desarrollado un antioxidante nano especial que es considerablemente más estable que sus homólogos convencionales, lo que significa que se puede almacenar más fácilmente y es eficaz en cantidades más pequeñas.

El nanoantioxidante es resistente a la temperatura y podría proteger los alimentos pasteurizados o los polímeros que se producen a altas temperaturas. Los antioxidantes convencionales se vuelven inactivos a estas temperaturas.

El auge del grafeno                                                                
Reconocido por su alta conductividad eléctrica, flexibilidad y resistencia estructural, el grafeno ha sido citado como un "material extraño" con el potencial de revolucionar la ingeniería de materiales en diferentes sectores industriales, especialmente en la electrónica impresa (Printed Electronics).

A su vez el desarrollo de la electrónica impresa para producir en masa las etiquetas RFID puede reducir radicalmente el costo por etiqueta y permitir el etiquetado a nivel de artículo, para mejorar en gran medida la funcionalidad de la seguridad y el seguimiento en la cadena de suministro; así como ofrecer potenciales características interactivas, tales como luz y sonido en los empaques.

Aunque algunas situaciones relacionadas con el proceso de impresión actual deben resolverse, hay signos claros de que el desarrollo de nuevas tintas y procesos de impresión dará lugar a un rápido aumento en la incorporación de electrónica impresa en el empaque. Varios minoristas, especialmente en los EE.UU., se encuentran cerca de la adopción de esta tecnología para apoyar el etiquetado de artículos a todas sus tiendas.

Inyección de tinta
Los investigadores han tenido dificultades para combinar las indudables capacidades electrónicas del grafeno con las tecnologías sofisticadas de impresión de inyección de tinta, para producir un método de producción en masa fiable. Hay varios desafíos por superar, en particular, la viscosidad correcta y la tensión superficial.

Actualmente la concentración de grafeno en estos disolventes suele ser bastante baja, por lo que se requieren varias decenas de pasadas de impresión para obtener películas funcionales. Las hojuelas de grafeno se agregan fácilmente en las tintas o durante la evaporación del disolvente, lo que disminuye la estabilidad de la tinta y/o degrada el rendimiento película/dispositivo. También los disolventes ideales para la dispersión del grafeno son tóxicos por lo que estas tintas no se pueden utilizar en un entorno abierto.

Acerca del autor

Andrew Manly

Andrew Manly

Director de comunicaciones de lAIPIA AIPIA es la Asociación de la idustria de empaques activos e inteligentes ( Active & Intelligent Packaging Industry Association), con oficina principal en Holanda y otro par en Estados Unidos y China.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Envases terminados y componentes

Documentos relacionados