Promocione sus productos o servicios con nosotros
Bogotá - Mayo de 2022

El proceso de reduflación y su impacto en la economía de las empresas de envasado

La industria de empaques para alimentos ha centrado su atención en los procesos de reduflación con el objetivo de aplicar nuevas fórmulas que permitan disimular el encarecimiento de los productos, lo anterior, debido al aumento del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Las bolsas de Doritos se han convertido en uno de los símbolos de una estrategia comercial poco conocida y utilizada para disimular el encarecimiento de los productos. Se llama reduflación y consiste en poner menos cantidad de la habitual en un envase sin alterar el precio de venta. En el caso de Doritos, cinco nachos menos en cada paquete.

Este cambio suele pasar desapercibido por la gran mayoría de los consumidores, que no están tan pendientes de si un paquete de galletas tiene 25 gramos menos, pero sí suelen darse cuenta de si pagan más por él al pasar por caja. Se trata de una táctica legal, siempre y cuando las empresas reflejen la nueva cantidad en los envases, y suele emplearse en épocas de crisis económica o en tiempos inflacionistas como los actuales.

La escalada de precios están siendo generalizada el IPC se disparó hasta el 9,8% en marzo en España, el mayor registro desde 1985, y también sube en la zona euro y Estados Unidos y las empresas toman medidas para tratar de mantener los márgenes sin encarecer los productos para no perder clientes.


LE PUEDE INTERESAR: EXPO PACK MÉXICO 2022 REGRESA CON LAS ÚLTIMAS INNOVACIONES EN ENVASADO Y PROCESAMIENTO


Una opción posible para bajar costes, que se han multiplicado por la energía, es reformular el producto con ingredientes más baratos. Pero en principio es más fácil reducir la cantidad, como en el caso de Doritos, como admitió la empresa al medio digital Quartz.

Unilever también ha reconocido que tiene en cuenta este tipo de estrategia (las botellas de gel Dove han pasado de 24 a 22 onzas en Estados Unidos) y el gigante General Mills (Cheerios) adopta cuando lo cree necesario medidas similares.

Reducir los tamaños tampoco es siempre fácil. Tiene que compensar a la empresa, porque requiere en ocasiones cambios en el envasado o adaptar las máquinas. Además, a veces puede resultar más polémico subir los precios directamente. Fue el caso de Toblerone. Su fabricante, la compañía Mondelez, provocó un disgusto a los consumidores al poner más espacio entre los picos de las populares chocolatinas para reducir su peso y costes de producción.


Palabras relacionadas:
estrategia comercial, disimular el encarecimiento de los productos, reduflación, nueva cantidad en los envases, Índice de Precios al Consumidor, reducir su peso y costes de producción, compañía Mondelez, mantener los márgenes sin encarecer los productos para no perder clientes.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Procesos de envasado

Documentos relacionados