Promocione sus productos o servicios con nosotros
Milán, Italia - Junio de 2015

Envases inteligentes sorprendieron en Ipack-Ima

Ipack-Ima, la feria europea que integra a todos los actores de la cadena productiva de la industria de empaques y embalajes para productos alimentarios y no alimentarios y que se celebró el pasado mes de mayo -entre el 19 y el 23-, fue la vitrina para que los fabricantes exhibieran sus novedades.

Entre muchas de las innovaciones presentadas en el evento se destacaron los nuevos desarrollos en los llamados “envases inteligentes”, aquellos empaques que buscan brindar beneficios extra a los productos que contienen, como ahorrar tiempo y dinero a los usuarios, alargar la vida de los alimentos o evitar los accidentes en el hogar, entre otros.

Nunca antes abrir un empaque fue tan sencillo
Uno de los empaques exhibidos fue el de un paquete para porciones personales de azúcar, miel, o cualquier otro edulcorante que posee una pequeña ranura en el medio para que el consumidor pueda abrirlo solo pulsando los dedos.

Asimismo se exhibió una película para el empaque de alimentos que actúa como una segunda piel, protegiendo los productos de la humedad o su contacto con líquidos y permitiendo la conservación de los olores propios del alimento, y al mismo tiempo con una característica de apertura fácil gracias a la ubicación estratégica de sus dos ranuras, las cuales pueden rasgarse fácilmente con dos dedos.

Dosificación exacta
Otra de las invenciones que se destacaron durante la feria fue la de un envase equipado con una cucharilla con mango hueco, el cual permite repartir y dosificar la cantidad correcta de producto, sin que el consumidor tenga que usar sus dedos. Para usar este novedoso empaque basta con insertar la cuchara en el cuello del envase y presionar para que el producto pase a la cuchara.

Más que un empaque es diversión
De otro lado se presentaron cajas de cartón -para productos como jugo de frutas o leches achocolatadas-, cuya tapa es, además, un artículo de colección , etiquetagracias a que sus bordes de forma especial pueden unirse con otras tapas, transformándose en un juguete que sirve para apilarse y realizar construcciones y figuras.

Un envase que habla
En la feria también se dio a conocer lo que promete ser un excelente invento para las personas que sufren de discapacidad visual: un empaque equipado con un microchip y un mini-altavoz insertados en la etiqueta, los cuales se activan al tocar el empaque, ofreciendo al usuario hasta cuatro minutos de grabación con la descripción del producto, sus características, fecha de caducidad y demás información útil.

Conservando la frescura
En este aspecto se presentaron varios empaques cuya finalidad es permitir a los consumidores continuar con su ritmo de vida, sin que ello implique menos comodidades por cuenta de la frescura de los alimentos que consumen.

En ese orden de ideas, se presentó un envase para el almacenamiento de embutidos que se asemeja a la funda de un CD. En él las rebanadas se apilan unas sobre otras, mientras el empaque se adapta perfectamente al contenido, reduciendo el aire que normalmente queda en los espacios vacíos y mejorando la preservación del alimento. Además, el contenedor permite que las carnes puedan despegarse fácilmente al sacarlas y tiene un sistema resellable que conserva la frescura del producto restante.

Otro de los desarrollos recientes para la conservación de la frescura en los productos alimentarios son los aditivos o agentes antimicrobianos, los cuales se añaden a las canastillas o cajas de cartón en las que se empacan las frutas, y que actúan eliminando las bacterias, haciendo más lento el proceso de maduración, previniendo la formación de moho y manteniendo sus características de color, aroma, textura y sabor, duplicando su vida en el anaquel.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Diseño

Documentos relacionados