Promocione sus productos o servicios con nosotros
Bogotá - Abril de 2022

Empresa colombiana transforma el plástico reciclado en montura para gafas

Empresa colombiana hace del reciclaje una actividad divertida para darle una segunda vida al plástico y transformarlo en monturas para gafas personalizadas.

La empresa colombiana Sajú está haciendo del reciclaje una actividad divertida y personalizada que le da una segunda vida a un material desechable que ahora puede transformarse en una montura para gafas personalizadas.

La empresa toma su nombre del apelativo con el que llaman en la región del Pacífico colombiano al mono capuchino, así  lo explica Juan Pablo Pradilla, uno de los fundadores de esta empresa que le agrega valor a uno de los residuos que más se generan a diario.

El empresario también explicó que “las monturas son creadas con plástico proveniente de juguetes o carpetas de colegio y tras depositar la mezcla en una máquina especializada se transforma la materia prima en el producto deseado”.

El costo del reciclaje

Para el fundador Pradilla, “saldría más económico hacer las gafas con plástico nuevo en lugar del material reciclado”, lo anterior, teniendo en cuenta que las tapas muchas veces tienen otro plástico que no se puede usar, hay que separarlo manualmente, y en el reciclaje no se pueden  mezclar plásticos».


LE PUEDE INTERESAR: MULTINACIONAL LANZA UN PROYECTO PILOTO PARA FORTALECER EL SISTEMA DE RETORNABILIDAD DE SUS EMPAQUES


Al final, “consumir más plástico o hacer algo con el que ya tenemos es una decisión personal con la que mucha gente está alineada” aunque haya «que pagar un poquito más. Nosotros, por ejemplo, tenemos un sobrecosto (al fabricar las gafas de esta manera), pero entendemos que es parte del proceso de hacer las cosas bien”.

El futuro de la entidad

Sajú cuenta además con una variedad de productos como los cuelga gafas, a los que llaman «colas del mono», pero también unos llaveros de un mono que guarda en su interior un limpiagafas o pines metálicos que se ponen en la ropa para sujetarlas.

Otra peculiaridad de la tienda son los «swaps», un concepto desarrollado para dar la posibilidad a los clientes de cambiar sus gafas hasta tres veces al año.


LEA TAMBIÉN:NUEVA PLANTA DE PRODUCCIÓN DUPLICARÁ LOS NIVELES DE RECICLAJE EN COLOMBIA


Cuando uno diseña por primera vez sus gafas, puede comprar estos vales que van desde los 39.000 hasta los 79.000 pesos colombianos (de 10,4 a 21 dólares/de 9,30 a 18 euros) y cuando desee puede llevarlas al local, donde «escogen de nuevo una mezcla y tienen unas gafas nuevas en 20 minutos».

Tras el éxito de la tienda, Sajú ya busca expandirse y abrir otra en Medellín y entre sus planes está aterrizar en Ciudad de México o Montevideo, mirando hacia «América Latina, que es nuestra zona de confort», concluyó Pradilla.


Palabras relacionadas:
empresa colombiana Sajú, montura para gafas personalizadas, Juan Pablo Pradilla, plástico proveniente de juguetes o carpetas de colegio, industria colombiana, transformación de plástico, industria del plástico, empresas colombianas, industria del plástico.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria

Documentos relacionados