Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2016 Página 1 de 3

Apropet, cerrando el ciclo de reciclaje PET botella a botella

Tras el proceso de recuperación, los pellets obtenidos cuentan con la misma inocuidad de la resina virgen y son aptos para fabricar envases para alimentos.

"El reciclado de botella a botella es una tendencia a nivel mundial que ha cogido mucha fuerza en Latinoamérica. Las grandes marcas están comprometidas con el uso de plásticos reciclados; su compromiso va más allá de este tema coyuntural económico porque en realidad quieren ayudar a reciclar", comenta Felipe Parra, gerente general de Apropet, durante la visita que El Empaque+Conversión y Tecnología del Plástico realizaron a las instalaciones de la compañía.

La historia de la empresa colombiana Apropet -ubicada en Bogotá- tiene sus inicios en el arduo camino que desde el 2008 y hasta el año pasado, Aproplast había recorrido proponiendo y resaltando sus servicios y propuestas de reciclaje, en especial para la industria de empaques del país. Desde aquel año, esta empresa familiar empezó a producir en el país PET reciclado o posconsumo (rPET) grado alimenticio, el cual es apto para usarse nuevamente en la fabricación de empaques y botellas; de esta manera el material se recupera convirtiéndolo en nuevos pellets, que poseen características similares a las de las resinas vírgenes.

Sin duda, la experiencia de esta compañía ha aportado un valor añadido a la industria de reciclaje del país; sin embargo, con miras a mejorar el proceso de reciclado PET, expandir sus servicios y pensando en cerrar este ciclo de reciclaje, Aproplast tomó decisiones que finalmente contribuyeron a que este ideal se cumpliera. Así, tras la fusión de Aproplast y San Miguel Industrias (SMI) -firma fabricante de envases rígidos en la región Andina, perteneciente al Grupo Intercom-, nació Apropet, en el segundo semestre de 2015.

"Debido a la situación económica actual del PET, consideramos que esta alianza es buena porque logramos cerrar el ciclo, principalmente con los empaques, y hacer que la compañía de reciclaje sobreviva. De alguna manera este cierre de ciclo de botellas ha salvado el negocio", afirma Jaime Andrés Giraldo, gerente comercial de Apropet.

De acuerdo con Felipe Parra, en Colombia los rangos de incorporación de PET reciclado en una botella oscilan desde el 30% en adelante (podría hablarse de un 50%), dependiendo del uso que se le quiera dar al envase. Sin embargo, pese a que en el país el porcentaje de uso de resina reciclada no es de 100%, en otros países sí.

"Todos quieren hacer botellas 100%, pero ¿qué tan bueno es?. Otro tema es que en Colombia tenemos una tasa de reciclaje de 30% y es apresurado querer introducir el 100%; y podríamos quedarnos sin resina. Por eso es importante mezclarlo con resina virgen para que obtenga de nuevo sus propiedades", añade Giraldo.

Gracias a esta asociación, la nueva empresa de reciclaje cuenta con los servicios de SMI -que se especializa en inyección y soplado de envases rígidos y que posee una planta de estos procesos desde 2014 en Colombia-, y Aproplast, cuya contribución de oro, además de su experiencia y liderazgo de más de 30 años en el proceso de reciclaje, es una base de más de 400 proveedores.

La planta de Apropet cuenta con dos líneas de reciclaje, una de 200 toneladas/mes y otra de 600 toneladas/mes. La línea de menor capacidad, que ya posee certificación Invima, es la heredada de Aproplast, mientras que la línea de mayor capacidad se está poniendo en marcha desde marzo del presente año, con su respectivo proceso de certificación. Para esta capacidad de 800 toneladas/mes, la empresa posee el sistema italiano de lavado Sorema y el sistema austriaco de regenerado Erema.

Finaliza el ciclo de las botellas recicladas
Con base en el objetivo principal de la compañía, que es cerrar el ciclo, Apropet no solo entrega su materia prima grado alimenticio (rPET) a SMI –como el cliente más importante- para que la procese y convierta en nuevas botellas, sino que también cuenta con otros clientes a quienes les suministra el material. No obstante, la empresa le está apuntando a que SMI sea quien consuma todo su producto.

Pero, ¿cómo se pone en marcha este objetivo? Apropet inicia comprando las botellas a los recicladores y haciendo todo el proceso correspondiente para generar la nueva resina reciclada –totalmente inocua-, esto incluye el debido lavado y regenerado. Luego, con esta materia prima procesada, SMI realiza la inyección y el soplado de las botellas que posteriormente el embotellador llena y los consumidores utilizan. Finalmente, las botellas van a la cadena de acopio y allí nuevamente Apropet las recicla, iniciando de nuevo el ciclo.

"Nos enorgullece decir que esta sociedad entre SMI y Apropet es de las pocas que logran cerrar el ciclo de reciclaje. Realmente es poco común en el sector realizar este proceso completo", afirma el gerente general de la compañía.


Palabras relacionadas:
empresas recicladoras de PET en Colombia, reciclaje de PET grado alimenticio, reciclaje de PET en Colombia, reciclaje de PET para envases de alimentos, reciclaje de PET botella a botella, historia de Apropet, reciclaje de PET
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Sostenibilidad

Documentos relacionados