Page 44

EE-25-4-AGO-SEPT

de renovación de los materiales en la etapa de recursos, es aquí donde quizás existe la mayor posibilidad de fugas sistemáticas a medida que los elementos pasan del fabricante de piezas al fabricante del producto al proveedor de servicios. Es esencial optimizar la gestión de recursos desde las primeras etapas para que, cuando el producto llegue a un cliente, se minimice el desperdicio y sea fácil para el consumidor volver a las primeras etapas de fabricación. El cambio de la fabricación hacia la circularidad no solo requerirá el uso de materiales renovables, sino también una mayor capacidad para que los fabricantes reutilicen y restauren materiales a gran escala. En el nivel del proveedor de servicios, también tendrá que haber una realineación hacia el mantenimiento, en lugar del reemplazo. Los ciclos biológicos desempeñarán un papel adicional en esta área, a través de medios como la extracción de materias primas bioquímicas. Consumidores: aumentando la responsabilidad y mejorando la infraestructura de recolección El modelo de economía circular requiere que se establezca un nuevo sentido de responsabilidad en todos los niveles del ciclo de vida del producto. Si bien el reciclaje se ha convertido en un lugar común, tendrá que ser más integral, especialmente porque es probable que haya más materiales reciclables diversificados. Además, los consumidores deberían comenzar a considerar compartir recursos a una escala mayor. Compartir activos y fomentar el uso de segunda mano reduce la cantidad de nuevos materiales que se ponen en circulación. Sin embargo, lo más importante es que el desarrollo de sistemas de recolección será vital para garantizar el éxito en esta etapa. Los organismos reguladores como la UE han establecido objetivos ambiciosos a corto plazo para la recolección de plásticos, pero, sin la inversión adecuada en infraestructura para manejar esa recolección y su fin último en las instalaciones de reciclaje, dichos objetivos seguirán siendo ambiciosos. Desde el punto de recolección, la circularidad real comienza a medida que los recursos comienzan a caer en cascada hacia los fabricantes. ❖ GESTIÓN “La industria de alimentos y bebidas es uno de los sectores más potentes de la economía mundial, con millones de personas empleadas y una facturación de trillones de dólares. Pero es también una gran consumidora de recursos y una importante generadora de desechos. Uno de sus mayores retos es, además de asegurar la inocuidad y calidad de sus productos, alcanzar la sostenibilidad ambiental de sus procesos. Entre los diversos esfuerzos para impulsar a la industria hacia una mayor sostenibilidad, la adopción de una economía circular podría llevar a reducciones significativas en la producción de residuos.” Comisión Europea, a través del Joint Research Centre (JRC) VEA ESTE ARTÍCULO EN WWW.ELEMPAQUE.COM DIGITANDO “GESTIÓN AMBIENTAL” EN EL BUSCADOR. 42 volumen 5 edición 4 / 2019 www.elempaque.com


EE-25-4-AGO-SEPT
To see the actual publication please follow the link above