Page 63

El Empaque abr-may 2013

diseño Por Carolina Alzate Álvarez Creatividad para diseñar envases La creatividad está dada por la capacidad para tener un pensamiento original, diferente, que se sale de lo convencional y sorprende. A estos nuevos razonamientos los llamamos ideas, y de ellas nacen soluciones, métodos, diseños, análisis y resultados, que nos conducirán a nuevos conocimientos. Conozca aquí herramientas para estimular la creatividad en equipos interdisciplinarios para la creación de envases. Existen personas con mayor capacidad creativa que otras. En muchas la creatividad es innata. No obstante, existen distintas técnicas que hemos comprobado a lo largo de nuestra experiencia que ayudan a alimentar la creatividad. El cerebro es un órgano que es preciso ejercitar para vincular a los dos hemisferios y lograr con ello obtener mejores resultados en nuestros procesos analíticos y creativos. Diseñar empaques que logren ser innovadores y sorprendan representa una ardua tarea que, en muchos casos, se circunscribe a la capacidad de razonamiento y a las limitaciones que trae cada proyecto. Entre más limitado sea el proyecto, más complejo será llegar a soluciones creativas. Por ello, en ImasD trabajamos con técnicas y ejercicios que nos permiten poner a trabajar el cerebro. Técnicas para estructurar las sesiones creativas 1. Conocimiento del equipo / habilidades Cada persona tiene una manera de razonar diferente, por ello es recomendable seleccionar —para el equipo de generación de nuevas ideas— personas con diferentes perfiles y experiencias vividas. Resulta muy positivo para comenzar el proceso desarrollar una actividad que integre a las personas y las “suelte”, de manera que en el momento de las dinámicas se sientan libres de expresar sus ideas. Y si el equipo es el mismo para varios proyectos es mejor, antes de comenzar, contar con un desarrollo creativo, por ejemplo una salida del grupo a un espacio diferente al convencional, para que los individuos se salgan de sus roles habituales y se sientan están en la misma posición que los demás de su equipo. 2. Preparación Para comenzar a calentar la mente se utilizan varios ejercicios que buscan sacar a las personas de su zona de confort, ponerlas en una situación diferente, que jamás hayan imaginado, y con ello lograr encender su creatividad, hacerlas pensar en algo descontextualizado. Para esta preparación existen muchos ejercicios. A continuación explico 3 muy efectivos, y que sirven como ejercicio mental semanal para poner en práctica nuestro razonamiento creativo.  Muñeco creativo: Se les pide a los miembros tomar como material creativo todo aquello que tengan a la mano en su sitio de trabajo. Y a partir de ello se les pide crear un muñeco, y que todos los miembros del equipo hagan lo propio y participen en un concurso de muñecos.  Herramienta de supervivencia: Todos conocemos la famosa navaja suiza, o swiss army, que tiene alrededor de 276 herramientas como ayuda de supervivencia. Pues bien, les pedimos a los miembros del equipo creativo crear su propia herramienta de supervivencia diaria que les ayude en sus tareas principales.  Narrar una historia a partir de 3 fotos: la idea es tomar 3 fotos con el celular y, partiendo de ellas, contar una historia que tenga objeto + acción + efecto. Le pedimos al equipo que cuente una historia a partir de las tres fotos. 3. A crear nuevas ideas de productos/envases Una vez tenemos el equipo en una buena dinámica de trabajo es necesario contar con un buen espacio que evite interrupciones, una amplia zona de trabajo. Para esta sesión se deben tener muy claros cuáles son las necesidades del proyecto y la contextualización del mismo. En esta fase es bueno tener un equipo de 5 a 6 personas y usar una gran cantidad de papelitos de colores y lápices de punta gruesa. La idea es hacerlo de una manera lúdica y eficiente. Entre las técnicas creativas que proponemos figuran:  Matriz de acción: Si el producto/empaque requiere una acción específica, sugerimos escribir cada una de estas acciones en forma de verbos en una cartelera. Luego organizarlos y, debajo, adjuntar imágenes que representen la acción. Posteriormente, combinar las opciones en rutas y armar un nuevo diseño.  Fotosafari: Sugerimos al equipo salir de su espacio de trabajo a un lugar abierto, y tomar la mayor cantidad de fotos del concepto que quieren proyectar para luego compartirlas con el equipo y construir así un collage del concepto del proyecto.  Angel y demonio: Por medio de dibujos, plastilina o el material que se facilite invitamos al grupo a armar la idea del diseño de envase que se quiere proyectar, y a hacer una pequeña sustentación de su proyecto. En el equipo se seleccionan 2 personajes, uno será el ángel que defenderá su proyecto, y el otro el demonio que tratará de cuestionarlo a toda costa. La idea de esta dinámica consiste en tener en cuenta cada argumento, y mejorar así el diseño. Estas son dinámicas muy efectivas para estimular las ideas originales en el proceso de diseño de envases, que se pueden lograr con actividades lúdicas y trabajando creativamente. Todas las ideas, en principio, no lucirán muy realizables, el objetivo es llegar a este equilibrio con la ayuda de todo el equipo. ❖ Nota acerca de la autora: Carolina Alzate es ingeniera de diseño de producto egresada de la Universidad EAFIT, Medellín, Colombia. Tiene una Maestría en Diseño de Envases de ELISAVA, en Barcelona, España. Es socia-fundadora y gerente de ImasD, Estudio de Diseño Especializado en Empaques. Hoy es docente en la Universidad EAFIT, y en la Universidad del CES en Medellín (Colombia), en el Diplomado de Ingeniería del Empaque, Proyecto de Grado de Empaques; y en el Módulo de Producto en la Especialización de Mercadeo. Ha sido conferencista y panelista para seminarios de Metodología de Diseño de Envases, Casos de Estudio y Tendencias en Envases. www.elempaque.com/contactealproveedor volumen 19 edición 2 / 2013 61


El Empaque abr-may 2013
To see the actual publication please follow the link above