Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2004 Página 1 de 3

Solución al dilema de la flexografía

Sócrates Rettos y Gary Russell

¿Cómo imprimir con la misma plancha colores planos densos, sombras enriquecidas y detalles en las altas luces? Conozca algunas innovaciones para lograrlo.

Suplemento publicado por Flexo en cooperación con El Empaque+Conversión

Pese a sus ventajas económicas y varias décadas de mejoramiento continuo, el proceso flexográfico continúa presentando un reto fundamental para los impresores: Cómo lograr densidades óptimas en los colores planos y conseguir una excelente reproducción de los tonos de las sombras sin sacrificar el detalle en el área de las altas luces.

Existen varios factores que son inherentes al sistema flexográfico --y que quedan por fuera del ámbito del offset y el rotograbado-- que hacen más difícil controlar cómo y dónde situar la tinta en el sustrato para volver a crear una amplia gama de imágenes de color bien equilibrada. Cuando se optimizan las condiciones de la prensa para captar detalles finos en las porciones más claras de una imagen, se suelen observar zonas sólidas débiles, de aspecto jaspeado y sombras lavadas. Por el contrario, cuando se cambian las condiciones para producir colores planos densos y tonos de sombras con detalle, se pueden perder las altas luces finas y brillantes. Si se parten diferencias y se ajustan las variables para situarse en algún punto medio, se termina sacrificando la calidad en ambos extremos.

Recientemente se ha desarrollado un nuevo proceso de formación de imágenes en planchas flexográficas que parece muy promisorio para contribuir a superar este dilema de la impresión flexográfica. Con base en un enfoque completamente diferente de formar los puntos de la trama, lo que hace el proceso es aprovechar, en realidad, algunas de las características "negativas" de la flexografía para lograr una mejor representación de la gama completa de variaciones tonales y reproducir imágenes más ricas y cautivantes.

En qué consiste este fenómeno
Cuando la tinta se transfiere desde la superficie lisa y no porosa de la plancha de fotopolímero a la superficie lisa de muchos sustratos, se presenta una tendencia natural a formar una especie de collar de puntos que se agrupan formando un efecto de "bordes" líquidos, semejante a la manera en que las gotas de lluvia se agrupan para formar hilos finos en asfalto nuevo. Existen varios factores que determinan si este fenómeno ocurre --y en qué medida lo hace. Entre ellos se encuentran la viscosidad de la tinta, la resistencia (una combinación de lisura y absorbencia) del sustrato, la impresión del cilindro, el tamaño y estructura de los puntos en la plancha y la ubicación y distribución de los puntos en la superficie de la plancha.

El efecto tiene implicaciones en todos los rangos tonales, pero quizá se puede ilustrar más fácilmente al examinarlo en los cuartos de tono y en las áreas de colores planos. La tinta que se aplica desde la supericie plana de un punto de cuarto de tono tiende a migrar a los bordes exteriores del punto cuando entra en contacto con la superficie del sustrato, lo cual hace que el punto impreso presente una forma semejante a una rosquilla. La tinta del área sólida de la imagen de la plancha se aglomera y migra de una forma bastante aleatoria, creando un aspecto disparejo y jaspeado en el sustrato.

El sistema de entintado de los rodillos anilox de la flexografía regula la cobertura de la tinta en la plancha y modera, en gran medida, estos efectos. En términos generales la impresión más ligera disminuye el efecto de aspecto de rosquilla (así como la ganancia) en los puntos de las altas luces. Nosotros preferimos trabajar con rollos de alta línea y bajo volumen para reproducir imágenes de policromía.

Las planchas se montan con un dorso adhesivo más suave y el tiraje se hace con menos impresión. Sin embargo, estas condiciones producen colores planos más débiles y menos densos. Para imprimir áreas sólidas de buena calidad se pueden seleccionar rodillos anilox con la mitad del número de líneas y el doble del volumen, y operar con un dorso adhesivo más duro y con mayor impresión. En estas condiciones los puntos de las altas luces se comprimen y tienen una ganancia: es decir que, otra vez, aparece el dilema.

Formas de darle la vuelta al problema 
Hasta la fecha no se han encontrado soluciones contundentes a este rompecabezas, pero sí hemos desarrollado nuevas tecnologías y una serie de rodeos ingeniosos y prácticos para lograr resultados mejores en la impresión de policromía. Lamentablemente, cada uno de ellos conlleva sus propias limitaciones o efectos secundarios. Las superficies mejoradas de las planchas y los dispositivos de formación de imágenes con láser han mejorado dramáticamente las estructuras de los puntos en las altas luces, pero han ejercido muy poco efecto en las densidades sólidas.

x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Impresión

Documentos relacionados