Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2020

Siete factores a tener en cuenta en la producción de empaques y envases

Incrementar la productividad y mejorar los rendimientos de una fábrica requiere la planificación para tomar en cuenta y afrontar estos factores.

La industria del empacado y el envasado viene atravesando grandes cambios en los últimos años: la exigencia de materiales biodegradables y/o sostenibles que sigan ofreciendo las mismas prestaciones que los que se han venido utilizando hasta el momento y el aprovechamiento de la tecnología como herramienta que aporta valor agregado al producto, plantean diferentes retos a afrontar por los fabricantes y actores del mercado.

Por eso en El Empaque le traemos los siete factores a tener en cuenta en un mercado cambiante y exigente para el que el envasado, empacado y etiquetado son elementos vitales que que deben estar conectados con el producto y además añadirle valor:

Proteger, entregar, atraer: Si bien la función del empaque no ha cambiado y su objetivo sigue siendo proteger el producto, su diseño y materiales sí han atravesado un desarrollo que aún no termina, impulsado por dos factores: la sostenibilidad y el diseño.

Utilizar productos reciclados, sostenibles o biodegradables en la fabricación de empaques es casi una exigencia del mercado que ha venido generando desarrollos e innovaciones con mucha rapidez. Además un diseño atractivo llama atención de los consumidores que asimilan los cambios con rapidez y piden una constante actualización.

Por eso, más allá de lo obvio que es proteger y entregar el producto empacado o envasado, se debe pensar en la sostenibilidad y el diseño como elementos que aportan valor y que no deben dejarse a la ligera.

Combinar las ventajas de la digitalización industrial con lo convencional: La tecnología está generando grandes cambios y mejorando los flujos de producción de las fábricas, aunque esta no desaparecerá a los trabajadores convencionales, quienes finalmente son los encargados de las tareas que una máquina no puede hacer.

Digitalizar para optimizar: Invertir en digitalización es vital, pues el futuro que se aproxima a mediano y largo plazo exige una gran capacidad de producción a tiempos mucho menores.

Mayor calidad a menor precio: Los consumidores exigen cada vez más y mejores prestaciones a un precio más reducido y eso solo se puede lograr con un incremento en producción y una optimización de los recursos, por eso utilizar proveedores que entreguen el mejor rendimiento en sus máquinas de producción a materias primas es vital.

Sostenibilidad: Uno de los puntos más importantes. La sostenibilidad no es solo una tendencia de esta generación sino una exigencia del planeta mismo que además puede aprovecharse como valor agregado de mercado para generar mayores ganancias.

Formación de plantilla y dotación de personal: Encontrar personal calificado puede ser complejo, pero una vez que se tenga un equipo idóneo que además cuente con los instrumentos optimizados y de la mejor calidad podrá mejorar los flujos de trabajo y por ende la productividad.

Internet de las cosas para prevenir: el mantenimiento preventivo a través de Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial, acompañado de un constante acompañamiento de los proveedores prevendrá fallas que terminen ocasionando pérdidas y permitirá un flujo ininterrumpido de producción.


Palabras relacionadas:
Mejorar productividad en fábrica de empaques, Automatización para mejorar rendimientos en envasado y empaquetado, Eficiencia en procesos de transformación de plásticos, uso eficiente de máquinas, proyectos para un uso eficiente de equipos para producción de empaques y envases, pasos para producir eficientemente empaques y envases, opciones para lograr procesos eficientes, utilización eficiente de maquinaria.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria

Documentos relacionados