Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Ciudad de México, México - Mayo de 2017 Página 1 de 3

Primer Congreso Latinoamericano de Envases Retortables

La AMEE, en alianza con Packinnovation y NVS, realizará este evento en el que se tratará todo lo relacionado con este tipo de empaque.

Los envases retortables, que se caracterizan por estar herméticamente sellados y ser resistentes al tratamiento térmico para la esterilización del propio empaque y su contenido, están teniendo un crecimiento en el mercado global de 7,6% anual hacia 2025, gracias a que ofrecen diferentes alternativas no sólo para envasado en bolsas, sino en botellas, vasos, bandejas termoformadas, e incluso, cajas con soporte de cartón.

Hasta hace algunos años, el tratamiento térmico de productos envasados para esterilización sólo se podía hacer en envases de vidrio y metal, pero ahora los avances tecnológicos han permitido el desarrollo de los envases retortables de plástico que comenzaron a utilizarse en los años 70 para empacar los alimentos de los militares en Estados Unidos, y ahora son una nueva alternativa que se ha masificado en la industria de alimentos.

Sus grandes ventajas como la resistencia térmica (+100°C); la barrera a la difusión de oxígeno, evitando la oxidación del producto; la conservación de los componentes aromáticos y de sabor de los alimentos; la disminución de tamaño y peso del producto; y la reducción de costos de transporte, entre otras características, convierten a los envases retortables en un aliado para los fabricantes.

Por ejemplo, las bolsas retortables tienen paredes delgadas que permiten reducir hasta en tres veces el tiempo necesario para el tratamiento térmico, lo que significa un tiempo de producción más corto y un menor consumo de energía.

Asimismo, el peso de una bolsa retortable es de menos del 5% del peso del producto acabado, en cambio, los envases de metal tienen un peso de entre 10% y 25% del producto final, y los de vidrio representan desde 45% del peso total y puede ser más.

Sin duda, las exigencias para la reducción de costos en la industria global y el cambio de hábitos del consumidor, hacen de este tipo de envases una alternativa de innovación para los profesionales del empaque, ya que preservan la calidad del producto contenido durante su vida de anaquel y su distribución.

También poseen la ventaja de poder imprimir prácticamente en toda la superficie del envase, brindando la posibilidad de implementar decoraciones impresas, formas geométricas estéticas y sistemas de apertura y resellado atractivos y de gran conveniencia para los consumidores.

Si bien la adopción de envases retortables en la industria de alimentos en México ha tenido un aumento modesto, pues de acuerdo con la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (AMEE) está creciendo 4% anual, se espera que siga al alza por las bondades que ofrece tanto para el consumidor como para los envasadores.

“Este mercado va teniendo un crecimiento modesto por el tema del tiempo de envasado porque actualmente, por ejemplo, el proceso de envasado de un alimento en una lata, pues son miles de latas por minuto, y en el envase retortable es mucho menos volumen”, explica Hiram Cruz, director general de la AMEE.

Pese a esta desventaja, hoy en día el consumidor requiere tener productos listos para usar o alimentos para comerlos al momento, por lo que los envases retortables son una opción de empaque mucho más práctico que las latas o envases de vidrio.

De hecho, los envases retortables están reemplazando a los antiguos envases de vidrio y las latas, ya que permiten aumentar el tiempo de vida de los alimentos empacados sin utilizar conservantes, por lo que cada vez más se ven en el mercado sopas, salsas, condimentos, leche, jugo, hortalizas y comidas preparadas que se envasan en retorta.

Un aspecto importante, y se diría que es clave en el sistema de retorta, tiene que ver con los materiales retortables y adhesivos que deben cumplir con determinados requisitos tecnológicos, debido a factores como la temperatura, esterilización y normas sanitarias.

Tecnología, materiales, técnicas

Así que para tratar todo lo relacionado con los procesos, materiales, ventajas y desventajas, nuevas tecnologías y tendencias de este tipo de empaque, la AMEE, en alianza con las empresas Packinnovation y NVS, llevará a cabo el Primer Congreso Latinoamericano de Envases Retortables, el martes 30 de mayo de 2017, en el Hotel Crowne Plaza, en la Ciudad de México.

El objetivo de este congreso es darle al asistente las herramientas necesarias para poner en marcha esta tecnología y generar un espacio de encuentro entre los proveedores de equipos y materiales y los usuarios finales.

“Quisiera destacar que el envase retortable es una alternativa, sin duda, al procesamiento de alimentos, pues actualmente es dominado por las latas, pero obviamente como AMEE, como asociación, nosotros promovemos algunas otras alternativas”, afirma el directivo.


Palabras relacionadas:
eventos sobre empaques retortables, eventos organizados por la AMEE, espacios académicos para los profesionales de envases retortables, encuentros para fabricantes de envases retortables, situación de los envases retortables a nivel mundial, situación de los envases retortables en México, ventajas y desventajas de los envases retortables, casos de éxito en el uso de envases retortables
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Envases terminados y componentes