Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2018 Página 2 de 4

Nuevo espacio de color para impresión flexo de alta densidad

Por Julián Fernández - Líder en flexografía y color para Esko

Mientras que una mayor densidad de tinta produce una cromaticidad más beneficiosa, los expertos en G7 también entienden la importancia del balance de grises.

Dele un vistazo a las fotos en la imagen 3. La expectativa del cliente es asegurar que una imagen fuera de la prensa coincida con la prueba de color. Dado que la imagen tiene un moldeado en frío en los reflejos y un ligero tono amarillo en los tonos de tres cuartos, no podemos hacer coincidir el color con negro. Las otras tres imágenes muestran desviaciones hacia amarillo, magenta y cian y no coinciden con la prueba de color, tampoco. Ahora es responsabilidad del operario de la prensa compensar estas desviaciones en la prensa. No importará qué color reduzcamos o aumentemos; será muy difícil corregir la imagen. La razón es simplemente porque no se compensa el balance de grises. Tomemos por ejemplo la imagen con la desviación amarilla. Si reducimos el amarillo, la esquina superior derecha se verá demasiado magenta. Si decidimos reducir el magenta también, todo se verá más cian. Básicamente crea una situación sin salida.

Como vemos en la imagen 4, si no tenemos un buen balance de grises no podremos compensar el color en la prensa. Básicamente, el centro del espacio de color está fuera de balance.

Imagen 4

Imagen 4

¿Cómo lograr el balance de grises?

Existen diferentes formas de calcular un balance de grises. Una metodología muy bien adoptada es G7. Para cualquier condición de impresión, G7 equilibra las curvas CMY para que coincidan con L, ayb lo más cerca posible, comenzando con las densidades correctas:

"La principal innovación de G7 es que define cómo debe aparecer una escala de grises en el ojo humano en lugar de definir cómo deberían medir las escalas de colores individuales en términos de tamaño de punto, ganancia de punto (TVI) u otras medidas mecánicas. La definición de la escala de grises define la "columna vertebral" de un espacio de color y permite controlar las características visuales críticas del equilibrio de grises y la tonalidad neutral con curvas simples de 1 dimensión, como las tablas de calibración CMYK que se encuentran en la mayoría de los RIP.

Cambiando las densidades para ampliar el gamut de la prensa

Es posible aumentar la gama de un proceso de impresión cambiando la densidad en los sólidos. Pero la pregunta sigue siendo: "¿Cuánto puedo aumentar, y existe una forma de determinar la densidad máxima que mi proceso permitirá?"

Antes de explicar el procedimiento, debemos entender qué sucederá con los colores si continuamos aumentando las densidades.

Imagine por un momento que no hay ninguna limitación para aumentar la densidad en los sólidos. En el siguiente gráfico (imagen 5), mostramos cómo el magenta reacciona a diferentes espesores de tinta, lo que resulta en una mayor densidad. Hay incrementos graduales en la cromaticidad que son correctos hasta cierto grosor de tinta. En algún momento habrá una cierta densidad donde la cromaticidad no aumentará más, pero el tono cambiará drásticamente.

Imagen 5

Imagen 5

Esto significa que incluso si somos capaces de aumentar las densidades a un valor más alto, hacerlo no será beneficioso porque será casi imposible equilibrar el gris. La mejor manera de demostrarlo es exhibiendo lo que sucede con un personaje conocido cuando las densidades aumentan demasiado.

Imagen 6

Imagen 6

El análisis de cian muestra que este color no responde de la misma manera. El tono cian se mantendrá en un ángulo similar, pero el color se oscurecerá más rápidamente. Además, es probable que se reduzca la cromaticidad.

Imagen 7

Imagen 7

Entonces, como podemos ver, no se puede expandir la gama de la prensa simplemente aumentando las densidades. Además, hay otro factor importante para analizar: el rango tonal. El rango tonal es la cantidad de variación que podemos identificar en una escala de 0 (claro) a 100 (oscuro). Nuestros ojos son capaces de identificar 255 niveles de gris. Sabemos que la flexografía no podrá imprimir esta escala completa, pero es importante tener rangos tonales similares en cada color, o nuestra escala de grises reproducirá rayas del color con el rango tonal más bajo.

Imagen 8

Imagen 8

Estableciendo el método adecuado para las densidades

Explicaremos una guía paso a paso para establecer la densidad máxima para un proceso de impresión basado en tintas proceso. El objetivo es aumentar el espacio de color CMYK tanto como sea posible en función de las tintas proceso CMYK estándar. Para hacer esto, evaluaremos la densidad de tinta sólida (LCH) para CMYK y el rango tonal para el mismo conjunto de tintas.

Referencia

Utilizaremos un estándar SWOP empleado por la metodología G7, así como un número de espacio de color GRACoL 2006 comparable, como referencias. SWOP define los valores Lab para negro y los tres colores CMY en la imagen 9.

Imagen 9

Imagen 9


Palabras relacionadas:
0418FLEXOGRAFIA, implementar exitosamente densidades mayores de tinta en flexo, lograr equilibrio en colores sólidos, cómo lograr un equilibrio en los colores sólidos en la impresión flexográfica, implementar con éxito mayores densidades de tinta en flexo, cómo se logra balance de grises, artículos técnicos sobre densidad de tintas sólidas en flexo, cómo cambiar las densidades de forma estable para lograr ampliar el gamut en impresión flexográfica

Acerca del autor

Por Julián Fernández - Líder en flexografía y color para Esko

Durante más de tres años se desempeñó como especialista en color y flexografía para el área de pre-venta de producto para la misma compañía. Además, de 2011 a 2014 fungió como arquitecto de soluciones de color y flexografía de Esko Graphics.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Impresión