Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2013 Página 1 de 3

Mercado de envases en países líderes de América Latina

Equipo Editorial de El Empaque + Conversión

Directivos gremiales reportan el desempeño alcanzado en 2012 en los mercados de Brasil y México y las expectativas para 2013.

Las industrias de envases en Brasil y México registraron en 2012 niveles de desempeño estrechamente relacionados con el comportamiento general de las economías nacionales, que para el caso brasileño representaron una actividad virtualmente similar a la del año anterior, en tanto que para México significaron positivos  índices de crecimiento.

En los dos países, que ostentan las economías más sólidas de la región, diversos sectores industriales encuentran en la oferta de los convertidores de envases y embalajes una efectiva respuesta para satisfacer las exigencias de un público cada día más consciente de las propiedades de calidad, seguridad y sostenibilidad de los productos empacados que adquieren.

Brasil: Una pausa en el camino del crecimiento
La economía brasilera, líder en Latinoamérica y con sólidos sectores consumidores de envases y embalajes, mostró en 2012 una ligera contracción de su crecimiento, producto en parte de un comportamiento similar vivido durante el mismo período por la industria en general. No obstante, el consumo de bienes siguió mostrando un buen ritmo en el país, representado por ventas en 2012 de 23.700 millones de dólares.

Para la industria de envases y embalajes este desempeño económico estuvo marcado en 2012 por un primer semestre de baja producción, que en el segundo mostró sin embargo un repunte del crecimiento, logrando mitigar el descenso y permitiendo que los resultados negativos en la producción llegaran apenas a un -1% respecto del año inmediatamente anterior.

Entre los motivos principales de este comportamiento, como lo explica un estudio realizado para la Asociación Brasilera de Empaques (ABRE) por el Instituto Brasileño de Economía (IBRE) y laFundación Getúlio Vargas, pueden mencionarse, además del estático desempeño industrial del país que mencionamos,  una menor demanda internacional de productos brasileños y, quizá como causa principal, el hecho de que el sector de alimentos, que consume casi 50% de la producción total de los envases producidos, registrara una caída de 2,3% durante el primer semestre de 2012.

Hay que destacar, sin embargo, que a pesar del ligero descenso en el volumen de producción, las ventas de envases y embalajes tuvieron un moderado crecimiento, pasando de 44.700 millones de reales en 2011 (cerca de 22.500 millones de dólares) a 47.000 millones de reales  (23.700 millones de dólares) en 2012, manteniendo no obstante la tendencia de crecimiento registrada desde 2008.Ver Tabla 1 - Ventas de envases y embalajes en Brasil (Serie histórica 2008-2012)).

En cuanto a la composición de la producción, en 2012 el plástico fue el principal material utilizado en envases, con una participación de 37,08%, seguido por el papel corrugado con 18,75% y el metal, con 16,79%. Del estudio contratado por ABRE, se destaca además la conclusión de que el retraso en la producción física tuvo una influencia directa sobre las inversiones en nuevas tecnologías por parte de las empresas.

Sin embargo para Luciana Pellegrino, directora ejecutiva de ABRE,  las perspectivas para 2013 son más prometedoras. Con un crecimiento de la economía pronosticado en 3,1%, los productores de bienes de consumo, y por ende los fabricantes de envases y embalajes, esperan un año de crecimiento moderado.

En el país se vive un ambiente de gran expectativa por la celebración en 2014 de la Copa Mundo de fútbol, lo que sumado a un acercamiento del Gobierno a los sectores de la producción para respaldar innovaciones y desarrollar nuevas tecnologías y diseños de productos y envases, traza un panorama tranquilizador para los empresarios.

De otra parte, y acorde con una tendencia que vive la región, en Brasil se viene dando un gran crecimiento en la capacidad adquisitiva y de consumo de las clases baja y media, lo cual, ante una población que se acerca a los 200 millones de habitantes, se traduce en grandes oportunidades de crecimiento para el sector de envases y embalajes.

De acuerdo con Pellegrino, las alternativas de negocios que se abren ante esta ampliación de la demanda beneficiarán a segmentos como los de lácteos, jugos listos para consumo y cosméticos, entre otros, con productos diferenciados y particularizados por grupos de edad, género, aficiones y estilos de vida de los grupos de consumidores.

Igualmente, en el país se advierte un gran dinamismo en el segmento de supermercados y de comercios de venta al detal. En esta área se espera que los canales de ventas se amplíen a través de la presencia de mercados pequeños y cercanos a la población, que permitan mayor  conveniencia y servicio para los compradores.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria

Documentos relacionados