Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2020

Los snacks, una oportunidad para los convertidores de empaques flexibles

La tendencia de consumo 'on the go' ofrece un gran potencial de negocio a las empresas de envases flexibles, especialmente en el segmento de snacks saludables.

La tendencia de comer sobre la marcha ha desplazado los envases del estaño y el vidrio hacia envases flexibles más versátiles. 

Hecho de películas, láminas y papeles duraderos, los envases flexibles pueden conservar los alimentos por más tiempo, adaptarse a los tamaños de snacks de una sola porción y fomentar el reciclaje. Todo esto significa que los envases flexibles continuarán creciendo en popularidad, lo que, para los convertidores, se convierte en un motor de crecimiento del negocio.

Los estilos de vida más ocupados dejan a los consumidores con menos tiempo para cocinar, sentarse y comer una comida completa o empacar un almuerzo todos los días. No solo ha habido un aumento en los alimentos preparados para adaptarse a los estilos de vida acelerados, sino que los consumidores también están exigiendo snacks saludables para llevar, como por ejemplo nueces y barras de cereales empacados en láminas, películas de plástico y papel recubierto.

Los fabricantes de envases flexibles ya han visto un impulso de la tendencia de los bocadillos de una sola porción, y el mercado no muestra signos de desaceleramiento. Según cifras de Nielsen, se espera que esta industria experimente una tasa de crecimiento anual del 5.1 % en los próximos cuatro años

¿Por qué esta tendencia es buena para los convertidores?

Los alimentos de una sola porción se envasan y conservan mejor mediante un embalaje flexible. Son fáciles de empacar, abrir y desechar les permiten a los consumidores la portabilidad que buscan para consumir un producto en cualquier momento del día. Además, el minimalismo de este tipo de envases permite que los productos alimenticios sean fáciles de llevar en una maleta o un bolsillo sin riesgo de fugas o rupturas del empaque. 

Además, el empaque flexible se puede utilizar para una amplia gama de productos. Esto permite a los convertidores producir más tipos de envases a partir de un solo material, así como reducir los costos de envío y fletes, puesto que los materiales flexibles ocupan menos espacio.

El empaque flexible permite a los convertidores agregar más valor a sus clientes. Es muy rentable imprimir y procesar en comparación con otros tipos de envases, ya que requiere menos recursos para la fabricación. Esto permite a los convertidores reducir los costos de energía y construir mejores modelos de negocio.

Otra ventaja de los envases flexibles es su potencial de avance científico. Por ejemplo, los científicos de materiales ahora han desarrollado películas ecológicas hechas de polímeros de base biológica. Como resultado, los convertidores tienen acceso a la última versión.

Lo que es más importante, la demanda de los clientes de envases flexibles también es una señal positiva para las empresas de conversión. Es especialmente popular entre los especialistas en marketing y los diseñadores de envases debido a los menores costos de producción de los clientes y las cadenas de suministro simplificadas, lo que puede conducir a una mayor participación en el mercado.


Palabras relacionadas:
snacks saludables, empaques para snacks, empaques para alimentos, convertidores de empaques, empaques flexibles, tendencias de consumo, consumo on the go, empaques para la industria de alimentos, envases flexibles, diseño de envases, polímeros de base biológica, películas ecológicas, fabricación de envases
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mercado: Alimentos y Bebidas

Documentos relacionados