Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2020 Página 1 de 2

"La sostenibilidad va mucho más allá de cuál es el material que utilizo"

Por: Meredith Peñuela Rojas, periodista de revista El Empaque + Conversión

En los flexibles hay mucha posibilidad de ser sostenibles, si se comprende una disposición final correcta, según Zip-Pak.

Si bien la consultora Nielsen encontró en 2018 que a nivel global las personas están dispuestas a renunciar a un tipo de empaque en un 51 % por obtener productos más amigables con el medio ambiente, en diálogo con revista El Empaque, Daniel Grauer, gerente general de Zip-Pak para Sur América, afirma que el impacto también depende de la disposición de material y de la vida útil de los alimentos.

En la actualidad existe la llamada "guerra contra el plástico", que pretende concientizar acerca del uso e impacto de esta materia prima en las diferentes industrias. Sin embargo, los consumidores están demandando procesos 360, que minimicen su huella de carbono en cada paso del ciclo: desde la elección de materiales para la producción, hasta el consumo final.

"La sostenibilidad va mucho más allá de cuál es el material que utilizo, pues hay otros temas a considerar: la huella de carbono y el desperdicio de alimentos. Al plástico le tienen un estigma en este momento, con razón hasta cierto punto, pero el problema no es el plástico, el problema es cómo los humanos lo deshacemos", asegura Grauer.

Según el ejecutivo, el sistema no ha encontrado suficientes herramientas para tratar este material, debido a que las personas no conocen bien el proceso de reciclaje y no existe la infraestructura necesaria para tratar el plástico o más específicamente el polipropileno. A pesar de esto, el movimiento de monomateriales ha facilitado e impulsado el reciclaje.

"Una de las tendencias que se ve es que se está tratando de bajar los calibres y de moverse a películas monomaterial, para que, de esa manera, sea mucho más fácil el reciclaje", dice Grauer. "Nuestros zippers son todos 100 % reciclables, tenemos zipper solo de polipropileno, solo de polietileno, o sea, no van a impedir que una bolsa sea reciclable", agrega. 

La responsabilidad y la administración ambientales han sido, y seguirán siendo, las áreas de enfoque e innovación global. Un perfecto ejemplo de esto es la progresión del empaquetado rígido al flexible, siendo la sostenibilidad su principal impulsor.

El impacto en la vida útil de los alimentos

Los consumidores de la India, Colombia y México son los que más demandan sostenibilidad en el mundo con 97, 96 y 95 % respectivamente, de acuerdo con un estudio realizado por la consultora Nielsen en 2018. Siendo así, ¿qué se debe hacer desde las industrias?

Uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la agenda de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el 2030, es promover la producción y consumo responsable instando "a las industrias, los negocios y los consumidores a reciclar y reducir los desechos".

Por lo anterior, de acuerdo con Gauer, es importante innovar en los empaques a través de soluciones que conserven por más tiempo los alimentos. En este sentido, Zip-Pak realizó un estudio en el que encontró que un zipper (un resellable en las películas) puede reducir hasta un 90 % la velocidad con la que la humedad penetra en el paquete y, de tal manera, darle la posibilidad al cliente de resellar y que no se lo tenga que comer de inmediato o botarlo.

Así, no solo se cumplirá con una demanda ambiental, sino con un requerimiento del consumidor, al proveer alimentos con más vida útil, teniendo en cuenta que el 60 % de los consumidores pagan más por un producto en un empaque que ofrezca resellabilidad, apertura fácil y vida útil extendida, de acuerdo con la consultora Mintel.

Lo anterior, destacando que cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos en el mundo, conforme a la ONU. "El zipper no te da 100 % de hermeticidad, siempre puedes tener cierta fuga; hay unos zippers que tienen una barrera para garantizar una hermeticidad por lo menos hasta la primera apertura, pero eso te da un tiempo de vida muy amplio", manifiesta Grauer.

Ajustándose a las necesidades

Precisamente, existen más de 400 tipos de zipper que se ajustan a las necesidades de los clientes y los productos (alimentos, medicinas, abonos, etc.), con tecnologías de sellado, facilidad de apertura y tamaño. Por ello, la decisión de integrar un zipper a las películas depende de factores como la textura del producto que contendrá, el número de apertura promedio que este empaque soportará, el perfil del consumidor y el costo.

"Hay muchos factores que tienes que considerar antes de poner un zipper y solo quieren salir con un producto innovador, pues si tú tienes un producto sin zipper y se lo vas a poner, va a aumentar tu costo. Pero está demostrado que la gente está dispuesta a pagar un poquito más por productos que sean sostenibles y que ayuden a mantener más los alimentos y la frescura", dice el gerente.


Palabras relacionadas:
Tipos de empaques flexibles, empaques flexibles características, empaques flexibles reciclables, empaques flexibles biodegradables, empaques flexibles amigables con el medioambiente.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Sostenibilidad

Documentos relacionados