Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2018 Página 1 de 2

La Economía Circular en acción: un millón de dólares para nuevos materiales para abordar causas de plástico oceánico

El pasado 23 de enero, la fundación Ellen MacArthur y NineSigma anunciaron a los ganadores del Desafío Circular en Materiales (Circular Materials Challenge).

Más de 8 millones de toneladas de plásticos ingresan al océano cada año, y los tres más conocidos sistemas de limpieza oceánica se ocupan de menos del 0,5% de ese volumen. En el pasado Foro Económico Mundial, en Davos, la  fundación Ellen MacArthur, con el apoyo de Wendy Schmidt –socio filantrópico principal de la iniciativa de la Nueva Economía de los Plásticos— otorgó 1 millón de dólares para desarrollo de soluciones de envases compostables y reciclables, y evitar así que se conviertan en desperdicios.

Para hacer frente a la crisis de contaminación por plástico, existe una necesidad y un llamado urgente a innovadores, industria y gobiernos para desarrollar soluciones sistémicas que, en primer lugar, eviten que el plástico se convierta en desperdicio.

Es por eso que la Fundación Ellen MacArthur lanzó su Premio a la Innovación  en la Nueva Economía de los Plásticos, por valor de $2 millones de dólares, operada por su socio NineSigma, entidad que ayudó a identificar soluciones valiosas en todo el mundo.

Pues bien, el pasado 23 de enero durante la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, la Fundación Ellen MacArthur y NineSigma anunciaron a las empresas o instituciones ganadoras del Desafío Circular en Materiales (Circular Materials Challenge). Junto con la infraestructura necesaria, estas innovaciones podrían evitar el equivalente a desechos de 100 bolsas plásticas de basura por segundo que se generan.

Este premio le apuntó a soluciones de envases livianos y flexibles utilizados para productos que incluyen salsas, café fresco y pasabocas (snacks), que es demasiado difícil o costoso reciclar porque se fabrican a partir de varias capas de diferentes materiales. Los ganadores recibirán cada uno una participación de US$ 200.000 del millón de dólares que constituye este premio.

Junto con los ganadores del desafío en Diseño Circular (Circular Design Challenge) también de $1 millón de dólares, anunciado en octubre, estas innovaciones se unirán a un programa de aceleración de un año, en colaboración con Think Beyond Plastic, trabajando con expertos para hacer que sus innovaciones sean vendibles a gran escala.

Ganadores Categoría 1: logrando que envases no reciclables sean reciclables

El equipo de la Universidad de Pittsburgh aplica la nano-ingeniería para crear un material reciclable que podría reemplazar las complejas estructuras de múltiples capas que hoy no son reciclables. Imitando a la naturaleza usa solo unos pocos bloques de construcción molecular para crear una gran variedad de materiales.

Aronax Technologies Spain propone un aditivo magnético que se puede aplicar a un material creando un mejor aislamiento de aire y humedad, lo que convierte a este material en uno muy adecuado para proteger bienes como el café y los productos médicos, mientras no se puedan reciclar.

Ganadores Categoría 2: Combinando materiales que la naturaleza puede procesar

Trabajando juntos, Full Cycle Bioplastics, Elk Packaging y Associated Labels y Packaging crearon un material compostable de alto rendimiento a partir de materiales renovables, subproductos agrícolas y desechos de alimentos para empacar una amplia y variada gama de productos que van desde barras de granola y papas fritas hasta detergente para la ropa.

El Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia ha creado un material multicapa compostable derivado de subproductos agrícolas y forestales, que podría utilizarse para fabricar bolsas parables para alimentos como muesli, nueces, frutos secos y arroz.

Por su parte, el Instituto Fraunhofer de Investigación sobre Silicatos, ISC, ha desarrollado un recubrimiento con silicato y biopolímeros que pueden usarse en diversas aplicaciones de envasado de alimentos protegiendo tanto el envase de biopolímeros, como los propios alimentos contra la degradación prematura, y es totalmente compostable.

Wendy Schmidt afirmó al respecto: "Las innovaciones técnicas desarrolladas por nuestros ganadores constituyen precisamente lo necesario para comenzar a hacerle frente a la cultura de material derrochadora del siglo pasado, cultura que genera cantidades crecientes de microplásticos y de residuos en nuestras costas, en nuestro océanos, vertederos e incluso en nuestros propios cuerpos. Estoy feliz de ver a los ganadores de este premio recibir dinero para comenzar un muy importante trabajo en este programa de aceleración de 12 meses, con el objetivo de mover estos importantes avances en el
mercado".

Akihiko Suwa, CEO de NineSigma, dijo: "La innovación disruptiva comienza con la selección de las mejores ideas y tecnologías del mundo. Pero se convierte en realidad sólo cuando hay suficiente apoyo adicional para su desarrollo. Estamos muy complacidos de poder participar en la Nueva Economía de los Plásticos, porque los innovadores ingresan a un programa de aceleración de 12 meses para demostrar que sus materiales son alternativas viables frente al envase no reciclable".


Palabras relacionadas:
iniciativas para el desarrollo de bioplásticos, iniciativas para la reducción de residuos plásticos en el océano, premio para el desarrollo de bioplásticos, iniciativas para fomentar la fabricación de bioplásticos, iniciativas del Foro Económico Mundial para el desarrollo de bioplásticos, iniciativas europeas para el desarrollo de bioplásticos, iniciativas europeas para la disminución de los residuos plásticos oceánicos, Desafío Circular en Materiales, premios de la fundación MacArthur
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Sostenibilidad