Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 1 de 3

ImasD apuesta por el diseño como herramienta de diferenciación

Una de las agencias de diseño de envases más prestigiosas de la región habla sobre su estrategia, resaltando la importancia de investigar y entender las marcas.

¿Cómo crear un empaque perfecto? ¿Qué tiene que tener un empaque para que transforme la experiencia de una marca y dispare las ventas de un producto? Para el grupo ImasD, la respuesta a estas difíciles preguntas está en entender que el diseño del empaque es solo una parte de un proceso mayor: para diseñar un envase hay que entender a profundidad la marca y el diseño de la marca. Esta es la perspectiva que puede hacer toda la diferencia.

El grupo ImasD nació en 2006, y hoy por hoy es uno de los referentes latinoamericanos en diseño de empaques. Ha sido galardonado con varios premios “Pentawards”, que podrían considerarse como los premios “Oscar” de los empaques, y desde muy temprano en su existencia ha tenido la valentía de pensar de manera disruptiva, canalizando la pasión de sus fundadores por el diseño en la generación no solo de empaques, sino de experiencias de marca, que han catapultado las ventas de los productos empacados y han renovado completamente su identidad.

“Desde siempre hemos tenido un proceso que en este momento se está trabajando mucho, que es el Design Thinking”, explica David Freyre, socio fundador del grupo ImasD. “Siempre hemos tenido tres etapas dentro de los desarrollos: investigación, experimentación e implementación”. De acuerdo con Freyre, trabajar en estas tres etapas, en un proceso completo, genera un entendimiento global de las necesidades de la marca. 

Entender para diseñar

En la experiencia de la compañía, históricamente no se ha dado suficiente importancia al diseño como parte fundamental del proceso de ventas. “En América Latina no se ha valorado muy bien el diseño como una herramienta de diferenciación en los negocios”, explica Freyre. “Solo a través de los resultados de los proyectos que hemos hecho ha empezado a entenderse el valor del diseño dentro de una organización”. Tradicionalmente, el diseño tiende a darse como un regalo que no tiene valor y por eso, para ImasD, fue crítico empezar a educar a los clientes en la importancia del diseño como tal. “Hay proyectos donde el empaque lo es todo, donde no hay presupuesto para impulsar ventas, ni para comunicación adicional. Entonces el empaque se vuelve lo más importante”, afirma.

Uno de los primeros proyectos donde ImasD logró demostrar el valor del diseño del empaque fue en el envasado de arena para literas de gatos. Esta arena, de marca PinoMinino, es totalmente biodegradable. El emprendimiento que producía la arena era nuevo y le apostó todos sus recursos a diferenciarse a través del diseño del empaque.

El trabajo de rediseño de ImasD empezó por entender muy bien cómo se estaba usando el producto. “Empezamos a trabajar con el cliente entendiendo la relación del producto con el usuario, visitamos hogares y entendimos las necesidades”. Inicialmente se detectó que los usuarios no entendían muy bien los atributos del producto, y además se quejaban de que la presentación de 5 kg en una bolsa era difícil de manipular. Era deseable, además, que el envase fuera resellable y que fuera fácil dispensar el producto.

El diseño resultante logró aumentar las ventas en casi 150 %, lo que pagó el riesgo de haber utilizado el presupuesto restringido del emprendimiento en el único medio de potenciar las ventas, que era el empaque. “Con este proyecto nos ganamos el primer Pentawards y comenzamos a mostrar la potencia que tiene el diseño de cara a los negocios; no es algo solamente estético, sino que es una herramienta, un gancho”.

Cuestión de método

En América Latina no se ha valorado muy bien el diseño como una herramienta de diferenciación en los negocios”,

explica Freyre.

Para ImasD siempre ha sido fundamental que las personas entiendan la importancia de la investigación en el desarrollo de un nuevo empaque. “Trabajamos no solo el diseño del empaque, sino el diseño alrededor, más completo, trabajando desde la marca y su diseño”. Este proceso, que incluye las etapas previamente mencionadas de investigación, experimentación e implementación, permite lograr los resultados que han obtenido. “Somos muy juiciosos en entender los proyectos como un proceso, no solamente como el resultado”, afirma Freyre. “Ha sido un gran reto que las personas entiendan la importancia de la investigación. Por lo general no se tiene en cuenta, no se le ve el valor, pero para nosotros es fundamental. Nosotros no concebimos un proyecto si no hay un entendimiento de lo que está pasando”.


Palabras relacionadas:
Diseño de empaques en Colombia, Design Thinking para empaques, el diseño como herramienta de negocios, empaque de PinoMinino, etnografía en el diseño de empaques, investigación para la creación de un empaque, tendencias en empaques, reinvención de una marca a través de un empaque, desarrollo de empaques sostenibles, ImasD Colombia
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Diseño

Documentos relacionados