Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2012 Página 1 de 4

Grandes ventajas con los nuevos flujos de trabajo digitales

Hal Hinderliter

Por su facilidad de implementación, los flujos de trabajo digitales atraen hoy a compradores de empaques y etiquetas que buscan diferenciación en el mercado.

Suplemento publicado por Flexo en cooperación con El Empaque+Conversión
Lo mejor de estar en tercer lugar es la oportunidad de mejorar. La calidad de la flexografía ha sido tradicionalmente considerada inferior a la de otros procesos de impresión (litografía offset y rotograbado), aunque los nuevos enfoques para la producción de planchas flexográficas están brindando mejor calidad y consistencia. Los flujos de trabajo digitales resultan hoy esenciales para los compradores de impresión que quieren diferenciar sus empaques y etiquetas de los de la competencia, y nunca antes estas tecnologías habían sido tan fáciles de implementar.

Los talleres que utilizan película adquirida a un proveedor de servicios externo están dejando en manos ajenas el control y la conveniencia, por evitarse los problemas relacionados con la producción de archivos digitales. Lo que estas empresas quizás no sepan es que las opciones de flujo de trabajo digital se encuentran disponibles en una amplia gama de precios, y son hoy más fáciles de usar que nunca. Demos una mirada a los componentes principales de esta revolución digital: los sistemas de flujo de trabajo, las planchas digitales, las unidades de exposición de planchas y la administración del color.

Nuevos estándares en sistemas de preprensa
En la década de 1990, muchas veces era necesario separar y volver a crear los archivos suministrados por el cliente, mediante potentes aplicaciones de software que corrían en servidores dedicados de proveedores como Barco y Artwork Systems. Si bien estas herramientas de montaje son todavía comunes, la mayoría de los departamentos de preprensa para flexo pueden aceptar ahora documentos en Adobe Illustrator, ajustarlos en un computador de escritorio estándar y convertirlos luego a archivos PDF para prueba y rasterización (RIP).

Estos RIP de alta capacidad se conocen como “sistemas de flujo de trabajo”, ya que les permiten a los técnicos de preprensa revisar, editar y hacer pruebas de los archivos durante varias etapas del proceso de la formación de imágenes. Los problemas potenciales con las fuentes corruptas, la sustitución de caracteres o los gráficos que faltan se harán evidentes en el PDF que se genere, que puede transferirse inmediatamente al cliente para que realice una aprobación de la “prueba virtual” a través de internet.

“Los tipos de archivos patentados realmente han desaparecido”, declara Brad Vette, director corporativo de OEC, una empresa de preprensa con sede en Wisconsin. “El flujo de trabajo PDF ha permitido que todo sea mucho más portátil. Tenemos múltiples RIP y estilos de flujo de trabajo —observa Vette—, pero para operar un dispositivo CTP como el Esko CDI que tenemos, solo se requiere un archivo TIFF y cualquier RIP puede crearlo a partir de un PDF válido”.

El de empaques ha sido uno de los últimos segmentos de la industria de la impresión en acoger el PDF, pero las ventajas de este popular formato de archivo son ahora evidentes. Los sistemas de flujo de trabajo de Agfa, Kodak, Dalim, Heidelberg y otros gigantes de la industria se basan en el uso de archivos PDF y todos los demás formatos de entrada se convierten a PDF antes de la medición de la aceptación entre tintas, la imposición y la rasterización. También están disponibles sistemas de flujo de trabajo PDF menos costosos, que incluyen el Express WorkFLow de Compose Systems, OpenRIP Symphony de Xante, Xenith Sierra de Xitron y WorkMates de ECRM. Los usuarios del popular RIP Nexus se pueden beneficiar de Neo de Esko, una potente aplicación de edición en PDF desarrollada específicamente para empaques.

Para los sistemas modernos de preprensa para flexografía, la compatibilidad con PDF es solo el comienzo. La recompensa real de un flujo de trabajo digital se deriva de la integración y la automatización, que permiten la reducción de errores humanos, un aumento en la eficiencia y la reducción del desperdicio. El Prinergy PowerPack de Kodak adapta la automatización basada en reglas de su popular sistema de flujo de trabajo Prinergy PDF para las necesidades de la industria de empaques. PowerPack incluye un nuevo módulo dirigido a la automatización del diseño de empaques que sirve para la creación de archivos de troquelado y los datos de configuración de la prensa.

Agfa fue uno de los primeros proveedores de RIP en adoptar un RIP basado en PDF para su sistema de flujo de trabajo, :Apogee Prepress, y hoy este legendario actor de la industria también proporciona la tecnología de tramado con modulación cruzada compatible con flexo :SublimaXM y el sistema Sherpa para la preparación de pruebas por inyección de tinta. Sin embargo, lo último en producción digital de empaques flexibles y etiquetas lo ofrece Agfa con su prensa de bobina por inyección de tinta :Dotrix, que imprime con velocidades de hasta 24 m/min. Construida sobre un marco de la prensa flexográfica Edale, con un ancho de impresión de 63 cm, este desarrollo totalmente digital utiliza las nuevas tintas de curado UV :Agora para la impresión en policromía con cuatro o seis colores (con naranja y violeta).

Acerca del autor

Hal Hinderliter

Hal Hinderliter (www.halhinderliter.com) es experto en preprensa digital y en la gestión de flujos digitales de trabajo. Con más de una década en la solución de problemas en planta, ha sido consultor de empresas gráficas e impresores de empaques en diferentes países del mundo contribuyendo a la mejora de la eficiencia y la rentabilidad de los procesos, el aseguramiento de la calidad y la selección de nuevas tecnologías.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Impresión

Documentos relacionados