Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019

Estudiantes mexicanas crean bioplástico con residuos de mango

A partir de la cáscara de esta fruta, estudiantes del Tecnológico de Monterrey elaboraron un biopolímero resistente y flexible que se degrada en seis meses.

A raíz de un proyecto estudiantil, Fernanda Quiñonez, Aurora Chaidez y Elizabeth Rivera, alumnas del Tecnológico de Monterrey campus Sinaloa, desarrollaron un plástico biodegradable a base de cáscara de mango.

En su interés por contribuir a reducir la contaminación por plásticos, las estudiantes encontraron en la cáscara de mango las propiedades idóneas para crear un bioplástico, mediante una mezcla con almidón.

El resultado fue un biopolímero resistente y flexible semenjante al plástico convencional, pero con la ventaja de que tarda solo seis meses en degradarse. Su primer prototipo lo han centrado en la producción de platos desechables.

Este proyecto que les valió ser acreedoras a una beca del Parque de Emprendimiento e Innovación de Sinaloa (PEIS), demostró que los costos de producción de platos con este biopolímero podría ser 80 % menor que los de plástico convencional y 50 % menor que los de Unicel.

Debido a que Sinaloa es uno de los principales exportadores de mango en México, ahora las emprendedoras están buscando un proveedor de desechos de esta fruta para poder llevar su bioplástico al siguiente nivel y poder formalizar su emprendimiento.


Palabras relacionadas:
nuevos bioplásticos, innovaciones en bioplásticos, bioplásticos elaborados a partir de residuos de mango, bioplásticos elaborados a partir de residuos de frutas, novedades en bioplásticos, innovaciones en la fabricación de plásticos a partir de materias primas biológicas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Sostenibilidad