Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2006 Página 1 de 2

Errores en el montaje electrónico de planchas

Pedro Bocchini

Las planchas montadas de forma errónea, o las que toman demasiado tiempo en su montaje, disminuyen la productividad de la máquina y provocan pérdida de dinero.

La calidad de la impresión flexográfica está definida por diferentes factores: Sustratos y tintas de buena calidad, planchas bien elaboradas y equipadas adecuadamente con rodillos o camisas de impresión, cintas de doble faz de buena calidad, limpieza de planchas y rodillos anilox, operarios bien entrenados (un factor crítico para la operación de la máquina) y, por supuesto, una buena máquina impresora.

Es increíble pensar como, hoy en día, cuando los convertidores son forzados continuamente a competir por reducir los precios de venta de sus productos para seguir en el mercado, muchos de ellos continúan perdiendo dinero y competitividad, pues insisten en trabajar de forma empírica en algunas de las áreas de sus fábricas, dejando así de hacer las inversiones necesarias para disminuir los costos de producción, lograr un incremento de la productividad y garantizar la calidad de sus productos.

Una de las áreas a menudo más ignoradas por las empresas que trabajan en el campo de la impresión flexográfica es la del montaje de las planchas. Muchas empresas aún confían exclusivamente en "el ojo" del operario para montar sus planchas, o en equipos anticuados o poco precisos que no favorecen una ubicación correcta de las mismas, o que requieren más tiempo del operario en la colocación de las planchas para un trabajo (mayor tiempo en el alistamiento de la máquina). Esta situación es delicada, pues las planchas montadas de forma errónea, o las que toman demasiado tiempo en su montaje, disminuyen la productividad de la máquina y provocan pérdida de dinero debido a los siguientes factores:

  • Pérdida de sustrato (desperdicio);
  • Gasto innecesario de tinta y energía de la impresora;
  • Eventual daño de la plancha;
  • Pérdida de cinta de doble faz, pues no puede volver a ser utilizada;
  • Tiempo que le toma al operario identificar cuál plancha está presentando problemas;
  • Tiempo de máquina detenida hasta que el operario ejecute una de las siguientes acciones:
    • Retirar el cilindro o la camisa de la máquina;
    • Pasar por el proceso de ubicar de nuevo la plancha;
    • Volver a colocar el cilindro o la camisa de la máquina;
    • Encender nuevamente la impresora;
    • Realizar los ajustes necesarios, ahora con la plancha en la posición correcta;
  • Reiniciar el trabajo.

Un desvío del registro en una impresora, sea este lateral o longitudinal, así como otros problemas, generalmente pueden ser corregidos durante la ejecución del trabajo. Sin embargo, una plancha mal puesta es una situación más seria. En este caso el operario se ve forzado a parar la máquina y perder tiempo de producción para corregir el problema. Por lo tanto, el objetivo de este artículo es hablar sobre montadoras de planchas que garanticen un montaje perfecto de las planchas sobre los cilindros o las camisas de la impresora flexográfica. De las tecnologías disponibles que se tratarán están las montadoras que utilizan cámaras de video para detectar los micro-puntos.

El montaje electrónico de planchas es un método en extremo preciso en el cual, a través de la captura de la imagen ampliada del micropunto, se ejecuta el montaje de la plancha de una forma muy sencilla, ya que la imagen es acompañada por el operario mediante un monitor de video.

La montadora electrónica de planchas recibe esta nomenclatura por tratarse de un conjunto formado por cámaras, monitores y un módulo de control, además de la propia estructura de la máquina. Está diseñada para el montaje sobre cilindros de banda angosta, media o ancha. Estas máquinas poseen seguros que inmovilizan el cilindro en la posición de montaje de la plancha. De esta forma, se torna mucho más práctico montar más de una plancha en el cilindro.

Existen en el mercado máquinas con dos o más cámaras. La flexibilidad en el número de cámaras hace posible obtener diferentes configuraciones de planchas para toda la extensión del cilindro, lo que reduce el costo cuando se usan fotopolímeros. La operación de las cámaras se puede llevar a cabo de forma manual o motorizada. Los conjuntos están conformados por la cámara propiamente dicha, un sistema de iluminación o lentes de ampliación que brindan una visualización amplificada del micropunto, de 20 a 100 veces. La función de dicho conjunto es la de capturar y ampliar la imagen del micropunto.

Esta imagen es transmitida a un monitor que suministra visualización con gran nitidez de detalle para el operario, con el fin de que este realice los montajes de manera más precisa y simple. El sistema puede estar compuesto por uno o dos monitores. Así, es posible usar un monitor y dos cámaras o usarla pantalla dividida, o lo mismo para dos monitores y cuatro cámaras. Aunque también se pueden usar dos monitores para dos cámaras.

Acerca del autor

Pedro Bocchini

Pedro Bocchini es ingeniero de instrumentación y director de Altec, firma brasileña especializada en sistemas para el montaje electrónico de planchas.
x
Edson Cesar
21 de diciembre de 2017 a las 09:50

Excelente herramienta si mantenemos el debido cuidado al utilizarlas, estoy seguro que no habrían contratiempos, el uso y cuidado depende mucho del operador, que debe contar con las cualidades y conocimientos de dicha herramienta.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Impresión

Documentos relacionados