Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2020

Envases activos satisfacen las nuevas demandas de los consumidores

Por: Eliana Rodríguez Durán, Editora de El Empaque + Conversión

La adopción de los envases activos se perfila como la respuesta a las preocupaciones de los consumidores en cuanto a la inocuidad y calidad de los productos causada por el COVID-19.

En medio de la pandemia del COVID-19, los consumidores se están mostrando cada vez más preocupados por su salud, por lo que demandan productos frescos o con tratamientos mínimos y que sean seguros para su consumo. 

De hecho, según un estudio realizado por Nielsen a finales de abril de 2020, los compradores ya se están mostrando reacios a comprar alimentos que hayan viajado largas distancias y que tengan múltiples puntos de contacto humano a lo largo de la cadena, en particular lácteos, frutas, verduras y carnes. Esta demanda de los consumidores representa una importante oportunidad para el segmento de envases activos, el cual puede posicionarse como una alternativa que certifica la inocuidad, calidad y seguridad de los alimentos.

Un cambio de paradigma

Ante el temor de un posible contagio del COVID-19, hoy más que nunca los consumidores quieren conocer cuáles son las medidas que se están tomando en toda la cadena de suministro para garantizar que los productos sean seguros para su consumo.

Por esta razón, los productos que salen de las fábricas o que dependen de sistemas de distribución de los países más afectados por el COVID-19 podrían enfrentarse a desafíos comerciales y las marcas multinacionales tendrán que trabajar para mantener la confianza de los consumidores. Pero, ¿cómo podrían los envases activos resolver este reto?

Normalmente un envase cumple tres funciones: contener, conservar y proteger. Esto quiere decir que ejerce un papel pasivo de protección ante factores externos que puedan degradar el alimento o convertirlo en un producto comercialmente inviable. En contraste, el envase activo juega un papel fundamental durante toda la vida útil del producto, yendo más allá de su rol tradicional.

Los envases activos mejoran el rendimiento del empaque al incorporar componentes subsidiarios -sobres, bolsas, etiquetas o aditivos- que garantizan que los alimentos permanezcan libres de contaminación y frescos por más tiempo.

Algunos ejemplos de esta nueva categoría de envases son aquellos que absorben oxígeno para evitar los procesos de oxidación o envases con capacidad antimicrobiana, en los que el material del envase lleva incorporado un agente anti hongos o anti bacterias.

“En estos casos lo que se busca es que haya migración para obtener un efecto beneficioso sobre el producto envasado, por ejemplo, un efecto fungicida. Lo que logra este tipo de envases, no es impedir el crecimiento o matar los microorganismos que están presentes, lo que hacen es disminuir la velocidad de crecimiento de los microorganismos y por esa vía aumentar vida útil del producto”, afirma María José Galotto, directora de la Plataforma de Innovación en Envases y Embalajes Co-Inventa. "No se pretende detener al 100% el deterioro porque conllevaría fabricar envases de costo muy alto. Todo eso tiene que estar en la balanza. No necesitamos que los organismos no crezcan, pero sí que crezcan más lentamente”, agrega.

Un segmento en crecimiento

Según el reporte "Active Packaging Market - Forecasts from 2020 to 2025" de la firma Research and Markets, se proyecta que el mercado de envases activos pase de USD 20 mil millones en 2019 a USD 32 mil millones en 2025. Cabe destacar que estas cifras no contemplan aún el impacto del COVID-19 a largo plazo, por lo que el crecimiento puede ser mayor.

El poder de los envases activos va más allá del segmento de alimentos y bebidas. El temor ante la falsificación de productos farmacéuticos, el creciente número de enfermedades crónicas y el aumento en la demanda de medicamentos de venta libre también le abren la puerta a los envases activos.

Debido a la seguridad y conectividad de los productos, las compañías farmacéuticas están invirtiendo mucho en soluciones de envasado inteligente. Dado que la temperatura y el tiempo afectan la calidad general de los medicamentos y las drogas, la necesidad de tener un sistema de envasado eficiente e inteligente es de máxima prioridad.

El mercado farmacéutico exige soluciones de envasado que no solo protejan los productos de la entrada no deseada de humedad y oxígeno, sino que también eliminen de manera proactiva la humedad y los gases dentro del espacio del envase.

Por último, según el reporte de Research and Markets, otra tendencia que puede fomentar el auge de los envases activos es el e-commerce. "Los proveedores de comercio electrónico tienen que entregar los productos justo en la puerta del consumidor, y mantener un historial para que lleguen al cliente de manera segura".

Debido a la tecnología involucrada en un sistema activo, el costo de estos envases puede ser significativamente más alto. Sin embargo, los beneficios de un sistema activo pueden superar con creces cualquier costo relacionado, especialmente en la "nueva normalidad" donde, más que nunca, la seguridad de los productos será el factor que decida la compra o no de un producto.


Palabras relacionadas:
Envvases activos, nuevas tendencias de envasado, envases plásticos inteligentes, envases inteligentes en el mundo, materiales inteligentes en los alimentos, envasado tradicional de alimentos, envases bioactivos, envasado de alimentos pdf, envasado al vacío ventajas y desventajas, películas biodegradables.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria