Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2017 Página 1 de 2

Envases activos: absorbedores de etileno alargan la vida útil de la fruta fresca envasada

Por Víctor M. Mocholí Alabau y Lorena Rodríguez Garrido (*)

AIMPLAS trabaja con este tipo de compuestos que al insertarse en los envases logran ralentizar los procesos de maduración y el deterioro de los productos.

El desarrollo de nuevos envases y tecnologías de envasado para las frutas y hortalizas frescas ha sido y es una constante de las empresas fabricantes de envases y de productos envasados, para dar respuestas a las continuas y crecientes demandas de los consumidores de productos frescos o con tratamientos mínimos, con las máximas garantías de seguridad y calidad.

Una de las claves en el desarrollo de envases activos para productos frescos es identificar los mecanismos de degradación de los alimentos y actuar sobre ellos con el objetivo de reducir o retrasar estos procesos y, por tanto, aumentar la vida útil del producto envasado. En el caso de las frutas frescas envasadas una de los puntos críticos es actuar sobre el etileno que se produce en el proceso de maduración de la fruta y que además su presencia acelera la propia maduración.

El etileno, hormona vegetal producida durante la maduración de frutas y verduras, es responsable de las modificaciones de la tasa de respiración, ablandamiento de tejidos y otros desórdenes fisiológicos, acelerando la senescencia de frutas y hortalizas.

Frutos Concentración interna
del etileno (nl/l)
Manzana 25 – 2.500
Melocotón 0,9 - 20,7
Aguacate 29,8 - 74,2
Plátano 0,05 - 2,1
Tomate 3,6 – 29, 8
Limón 0,11 – 0,17
Naranja 0,13 – 0,32
Piña 0,16 – 0,40
Ciruela 0,14 – 0,23
Tabla 1- Concentración interna de etileno en varios frutos climatéricos y no climatéricos. Fuente: UPV.

A lo largo del tiempo se han estudiado diferentes métodos para disminuir los efectos negativos del etileno en los productos agrícolas. Actualmente existen una gran cantidad de tecnologías y procedimientos que cumplen dicho propósito, donde se incluye el almacenamiento a bajas temperaturas, atmósferas modificadas y controladas, aplicación de promotores de crecimiento como auxinas y ácido giberélico, calcio, entre otros. Sin embargo, gracias a su eficiencia, los retardantes químicos de madurez han sido utilizados con gran éxito en la pre y poscosecha.

Por su modo de acción, los retardantes químicos se pueden clasificar en:

  • Inhibidores de la síntesis del etileno.
  • Inhibidores de la acción del etileno.
  • Oxidantes de etileno que se encargan de eliminarlo del ambiente.

A nivel de envases existen diferentes soluciones de absorbedores de etileno que pueden aplicarse en el envasado de fruta fresca, utilizadas mediante diferentes formas de aplicación, tanto en envase flexible como rígido, tanto incorporado en masa en el propio material de envase, como en bolsitas de envasado en el interior, o como recubrimientos.

Soluciones comerciales de absorbedores de etileno

Existen soluciones en el mercado que utilizan los retardantes químicos mencionados anteriormente, incorporándolos en los materiales de envasado, soluciones que pueden ser encontradas a nivel comercial. La mayoría de estas soluciones destinadas a eliminar etileno del envase se pueden encontrar en forma de sobres/bolsitas que van dentro del envase, y que presentan una limitada aceptación por parte del consumidor y, en menor medida, en soluciones que se integran directamente en el material de envasado, soluciones que están creciendo en popularidad.

El objetivo de estas soluciones es ofrecer una extensión de la vida útil de los productos frescos envasados debido a la adsorción de etileno por los compuestos dispersos integrados en el plástico. Para ello se realizan ensayos de vida útil que comparan materiales comunes con materiales que integran compuestos absorbedores en su matriz. Tal evidencia muestra, generalmente, una extensión de la vida útil o una reducción del etileno en el espacio de cabeza del envase. Aun así, al incorporar los compuestos retardantes de la maduración, se pueden introducir otras variables como la modificación de la permeabilidad de los films que puede afectar también a la vida útil de los productos, por eso es importante conocer todas las variables que afectan al envasado y disponer de una visión global para tener una solución adecuada. En este sentido desde AIMPLAS se cuenta con amplia experiencia en el desarrollo de envases activos, para asesorar y ayudar al desarrollo de soluciones a la medida, tanto basadas en productos comerciales, como en nuevos desarrollos.


Palabras relacionadas:
nuevos desarrollos en envases activos, novedades en empaques para hortalizas y frutas, envases para conservar las verduras y frutas, envases que evitan la maduración de las verduras y frutas, envases absorbedores de etileno, envases activos para frutas y hortalizas, nuevos mecanismos para evitar la maduración de las hortalizas y frutas empacadas, avances y desarrollos en la creación de envases para alimentos, proyectos y estudios de AIMPLAS

Acerca del autor

Por Víctor M. Mocholí Alabau y Lorena Rodríguez Garrido (*)

Víctor M. Mocholí Alabau trabaja para el Laboratorio Químico de AIMPLAS; y Lorena Rodríguez Garrido trabaja para el Departamento de Impresión Funcional y Recubrimientos de AIMPLAS. Con sede principal en Valencia, España, AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, ofrece soluciones integrales a empresas del sector del plástico: proyectos de I+D+i, servicios tecnológicos, inteligencia competitiva y formación.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Envases terminados y componentes