Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2006 Página 2 de 4

El futuro de la preprensa

Dave Haradon

Como producto de este fervor por las campañas, los mercaderistas de los productos están buscando enfoques creativos. Para el profesional gráfico, esto significa el uso de gráficas más complejas para atender y ayudar a manejar esas campañas bajo la enorme presión de tiempos reducidos entre la concepción y el despacho de los productos.

Junto con esta complejidad vienen los nuevos esfuerzos para llegar a los usuarios finales bajo una perspectiva de uno a uno. Se emplean comunicaciones altamente orientadas, que acuden a la utilización de impresión de información variable combinada con información demográfica y sobre comportamientos, almacenada en archivos. El Nirvana para los mercaderistas de empaques probablemente sea contar con campañas marcadas por intensa orientación, en multimedia y respaldadas por gráficas y contenido en los empaques que cumplan con criterios demográficos para llegar a cada individuo, y que logren capturar y asegurar la atención personalizada y especializada de los clientes.

Respuesta de la preprensaEl impacto de los comportamientos de los clientes para este activador número 1 del mercado requerirá que la industria de preprensa expanda su experiencia tecnológica más allá de los límites tradicionales. Las nuevas tecnologías para los diseños en Internet, la producción multimedia y los nuevos sistemas de salida pueden incluirse ahora entre los servicios de las compañías dedicadas a la impresión.

Las compañías de preprensa deben utilizar su competencia central en el flujo de trabajo gráfico para construir y agregar servicios, incluidos los de diseño inicial y los de producción final. Enormes oportunidades esperan a aquellos que decidan ingresar al campo de las gráficas para empaques y del diseño en los nuevos medios y la web, pero esta iniciativa requiere también de nuevas inversiones en recursos y en personas familiarizadas con este entorno de negocios culturalmente diferente.

La impresión de prototipos o de empaques de corta vida (como exhibidores de punto de venta, etiquetas en cortos tirajes) son también áreas con oportunidades de servicios con valor agregado, que ofrecen la facilidad de comprar en un mismo sitio (one stop shopping), y que se construyen sobre la misma competencia central del proveedor de servicios gráficos.

Aumentar la velocidad con la que los productos llegan al mercado requiere pensar de nuevo tanto en las capacidades técnicas como en las prácticas internas de las empresas. Los equipos internos con la experiencia y empoderamiento suficientes para marcar una diferencia deben hacer un análisis de todas las funciones ‘manuales’ que están limitando la entrega del producto y/o el servicio a los clientes. Las inversiones tecnológicas deben conducir a la automatización de tantas tareas como sea posible, tanto en la producción como en las funciones administrativas. Debe acudirse igualmente al empleo de transacciones electrónicas para administrar pedidos pequeños y exigencias de los clientes de productos por demanda. No tema pasar por alto el proceso manual de las ventas y del servicio al cliente si éste no agrega valor a la velocidad de despacho. Imponga a la organización el reto de reducir anualmente en un 50 por ciento el ciclo de tiempo.

La complejidad cada vez mayor de las campañas de los clientes requiere de recursos ampliados, pero ofrece también un mayor potencial para obtener utilidades. Asegúrese de que los recursos internos se dediquen a la realización de negocios rentables. Si se utiliza una cantidad desproporcionada de recursos en clientes que no son lo suficientemente rentables, deshágase de los perdedores. Deje ir el 20 por ciento de aquellos clientes menos rentables que consumen el 60 por ciento de sus recursos; deje que la competencia se encargue de ellos.

Por último, reconfigure el comportamiento de su compañía para que se convierta en un proveedor de soluciones y no sólo en uno de servicios. Aunque todo el mundo habla en estos días de ‘soluciones’, la verdad es esta: las compañías más exitosas son aquellas que realmente ayudan a sus clientes a encontrar “soluciones” efectivas en costos y rentables para manejar sus complejas, personalizadas y orientadas campañas. Más exitosas son incluso aquellas empresas que realmente conducen a sus clientes a aquellos nuevos escenarios de campañas y que se convierten en miembros integrales de sus equipos creativos y de estrategia de negocios.

Acerca del autor

Dave Haradon

Ha estado relacionado con la industria de la impresión flexográfica por más de 20 años. Durante siete años ha hecho parte de junta de directores de la FTA/FFTA. Su firma consultora, The Haradon Group, ofrece servicios de investigación y planeación estratégica. Haradon se desempeña también como gerente del equipo estratégico y productor de capacitación de los seminarios Webinar para diversas compañías y organizaciones, incluida la Asociación Internacional de Preprensa.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Impresión