Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 1 de 3

El ADN de la flexografía

Por David Luna, director editorial

El fabricante de impresoras flexográficas Soma le abrió sus puertas a El Empaque + Conversión para presentar el proceso de creación de sus tecnologías.

En Lanskroun, una zona enclavada en lo profundo de la República Checa, cercana a la frontera con Polonia, en una geografía adusta por marcados relieves cubiertos de coníferas, está asentada, entre caminos angostos y reptantes, Lanskroun, ciudad ubicada en la región de Pardubice, a unos 190 kilómetros al oriente de Praga. Desde esa pequeña villa, se concibe, diseña, fabrica y embarca una de las líneas de máquinas para impresión flexográfica más modernas en el mercado, la familia Optima, de la marca SOMA.

Gente sencilla, trabajadora, pero con el objetivo claro de ser los mejores en el mundo, los directivos de la empresa checa SOMA han centrado sus esfuerzos en el desarrollo tecnológico para la impresión de material de empaque desde que la firma fue fundada en 1992. Para conocer el corazón del desarrollo de estos equipos, El Empaque + Conversión visitó las instalaciones de esta empresa familiar. 

“La ingeniería es la base” es lo primero que señala Pavla Kusa, directora Comercial de SOMA, quien es de hecho la hija del fundador, Ladislav Verner. “Buscamos crear los mejores componentes que nos permitan desarrollar máquinas estables y confiables. Mi padre, un diseñador nato, consideraba que la innovación es lo más importante para sacar el máximo de lo que la tecnología puede ofrecer.” 

La historia y filosofía de Soma corre en paralelo con la misma historia reciente de la República Checa, pues surge a principios de la década de los 90 y con el desarrollo emergente de los países del este europeo, comenzando con procesos de manufactura y direccionando su despliegue hacia la tecnología. Pavla Kusa considera que la educación técnica en Universidades y escuelas de educación media ha sido la clave en Chequia, además de que su vecindad con Alemania apalancó este enfoque. Y ha sido, precisamente, el país germano, el modelo a seguir. “Te puedo decir que nuestros trabajos de diseño e ingeniería están al nivel de cualquier empresa alemana”, considera la directiva, quien ahora es, junto con su hermano Jan Verner, quien lleva la batuta de la empresa tras el retiro de su padre. 

Genética

La empresa de Lanskroun fabrica en su planta maquinaria para envases flexibles, como son prensas de impresión flexográfica, laminadoras, cortadoras rebobinadoras, montadoras de placas y máquinas para revestimiento y troqueladoras. Todas las máquinas son diseñadas y ensambladas cuidadosamente de manera local, pues la calidad y precisión son factores que consideran como su valor competitivo. 

Para dejarlo claro, Kusa se remonta al ADN de la empresa, en el que se expresa “la pasión, trabajo duro y, sobre todo, enfoque en las necesidades del cliente, factores que están bien registrados en cada uno de quienes trabajamos en la empresa. Mi padre siempre nos inculcó que el trabajo duro rinde frutos y que el éxito de nuestros clientes será nuestro éxito. Por eso debemos entregarles productos de muy alta calidad”. 

Mi padre siempre nos inculcó que el trabajo duro rinde frutos y que el éxito de nuestros clientes será nuestro éxito. Por eso debemos entregarles productos de muy alta calidad”,

comentó Pavla Kusa, directora Comercial de SOMA.

En Soma Engineering se han especializado en equipos para propósitos especiales, lo que implica un acercamiento profundo a los usuarios de sus equipos, los cuales son conocedores de tecnología para la producción de envases flexibles, tanto para industria de alimentos, como otros no alimentarios (pañales desechables, productos médicos o agrícolas, entre muchos otros). También, Soma está presente en mercados relacionados con la producción de etiquetas para envases, tapas de aluminio o papel. 

El acercamiento a estos nichos les ha permitido entender los retos que los fabricantes de envasado enfrentan en distintos mercados y con diferentes materiales, experiencia que se ha reflejado en su maquinaria. Jan Sembera, gerente de producto en Soma, comparte algunos de estos casos. 

“Una de las preocupaciones para asegurar la calidad y productividad era el balanceo. De nada sirve tener una máquina de alta velocidad si la máquina comienza a vibrar y, por ende, a dañar la calidad de impresión. Por eso dedicamos muchos recursos para desarrollar una tecnología de control avanzado de vibración, que elimina los rebotes y optimiza los procesos de impresión”.


Palabras relacionadas:
EE0501-SOMA, fabricante de impresoras flexográficas Soma, maquinaria para envases flexibles de Soma, maquinaria para producir etiquetas para envases, desarrollo de productos en Soma, Centro de Entrenamiento y Tecnología de Soma, fabricantes de maquinaria para flexografía, herramientas para flexografía de Soma, productos de Soma en Latinoamérica, historia de Soma, portafolio de impresoras flexográficas de Soma, innovaciones en impresión flexo de Soma
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Impresión

Documentos relacionados