Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo 2018

Coreti continúa creciendo con impresoras OMET

La compañía española fabricante de etiquetas ha instalado tres máquinas impresoras de OMET en un periodo de un año, dando así solución a sus necesidades.

Coreti nació en el mundo de las artes gráficas, fue establecida en 1991 de la mano del director general Luis Fernández Vilela, y ahora cuenta con más de un cuarto de siglo de historia y experiencia en el sector etiquetero.

Coreti ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años, llegando a estar entre los diez primeros fabricantes de etiquetas de España. Una posición que ha conseguido gracias al esfuerzo, tesón y trabajo de la dirección de la compañía, pero también debido al experimentado equipo de trabajadores con el que cuenta.

Actualmente en Coreti trabajan alrededor de 110 personas que forman la gran familia Coreti. “En nuestra compañia es muy importante la implicación con el trabajo —explica Celso González, jefe de producción de Coreti— el nuestro es un equipo con gran experiencia en el sector y con afán de aprender, formarse y reciclarse constantemente”.

Coreti dispone de una única sede situada en el Polígono de Bergondo, en La Coruña. Su estructura, recientemente renovada e inaugurada, está ubicada en una parcela de más de 7.000m2, cuenta con 4.500 m2 de planta construída y con 1.000 m2 dedicados a oficinas repartidas en tres plantas.

“Esta infraestructura nos ha permitido ampliar nuestra capacidad productiva —dijo González— dando solución así a nuestra expansión. Además, contamos con una amplia red comercial que comprende todo el territorio nacional, así como parte de Portugal, aunque nuestras etiquetas llegan mucho más allá: estamos presentes en todos los rincones del planeta gracias al crecimiento y expansión de nuestros clientes, pues crecemos de la mano con ellos y nuestras etiquetas siempre acompañan a su producto allá donde va”.

Las etiquetas que se producen en Coreti se pueden aplicar en distintos sectores productivos, comenzando por el del vino, la cerveza, los aceites o los productos gourmet y delicatessen, así como en actividades más industriales como la alimentación, la logística o la distribución, entre otros. “Utilizamos, prácticamente, todas las tecnologías de impresión existentes a día de hoy en el mercado —explica González— pues disponemos de prensas digitales, offset, flexografía o serigrafía. Además, procurando innovar constantemente en cuanto a los materiales y los acabados que diferenciarán nuestras etiquetas en el mercado”.

“Los medios tecnológicos que tenemos hoy —continúa el gerente de Coreti— nos permiten ofrecer todo un abanico de posibilidades para las etiquetas de nuestros clientes actuales y potenciales. Realizamos desde acabados serigráficos, glitter, stamping, metalcor, barnices, relieves secos,  troquelados especiales, dato variable o impresión a dos caras, etiquetas librillo, entre otros. En Coreti, por nuestro buen hacer, somos un referente en la fabricación de etiquetas adhesivas para el sector enológico, el cervecero o el aceitero. Sectores en los que año tras año crecemos en volumen. Por eso, procuramos estar atentos a todas las novedades y estar presentes en todos aquellos eventos importantes relacionados con ellos”.

“Creemos que nuestra diferenciación se basa en el empeño permanente que en Coreti ponemos en dar la mayor satisfacción al cliente en todos los órdenes – continúa González -. Aportamos calidad, constancia y un buen servicio: de hecho es lo que nuestros clientes ven y valoran de nosotros. No sólo fabricamos sus etiquetas, sino que les informamos, les asesoramos y les ayudamos a resolver sus problemáticas. Procuramos conocerlos a ellos y sus productos en profundidad porque de ello dependerá que les aconsejemos y les ayudemos de la mejor manera possible”.

La colaboración con OMET

“La relación con Omet empiezó a comienzos de 2017 —explica González— con la incorporación a nuestro elenco de tecnología una OMET XFlex X5 de diez colores. Un nuevo modelo de máquina preparada no sólo para la fabricación de etiquetas autoadhesivas, sino también para la impresión de materiales de embalaje flexible y de cartón de hasta 250 gramos. Además hemos comprado a OMET dos prensas más, otra XFlex de seis colores y una iFlex de cuatro colores, la más reciente en nuestra fábrica”.

“La maquinaria de OMET destacan por su gran robustez y precisión, - explica González - así como por sus posibilidades de configuración que admiten casi personalizarla a la medida de las necesidades de cada usuario. Las XFlex X5, además, son considerados equipos de impresión ergonómico que necesita poca intervención del operario gracias al sistema de Visión 1 para el ajuste tanto en avance como en banda. Con ellas se puede trabajar con materiales y soportes diversos, rígidos y flexibles, manteniendo su configuración básica. Y permite utilizar tanto tintas UVI como al agua, puesto que dispone de dos sistemas de secado por aire y UVI. Este modelo de prensa incorpora, además, un tambor de refrigeración que garantiza que no haya aporte de calor sobre el material, algo muy importante al trabajar con films y/o materiales sintéticos. Entre otras muchas virtudes, debemos subrayar la incorporación en sus cuerpos de un grupo serigráfico intercambiable, otro de coldfoil, la barra inversora y el sistema de impresión sobre el adhesivo. Además de ello, estos equipos reducen de forma importante su tiempo y desperdicio en su puesta en marcha. Con las prensas OMET podemos realizar trabajos de peel and seel de forma ágil y segura, y ha permitido poder iniciarnos en la tecnología serigráfico-rotativa, pudiendo imprimir etiquetas que requieran de hasta 10 colores, uno de ellos serigráfico. En cuanto al servicio destacamos su ágil respuesta ante los pocos problemas que hemos tenido hasta el momento”.


Palabras relacionadas:
casos de éxito de instalación de impresoras OMET, clientes de OMET, instalación de máquinas de impresión de OMET, testimonio de uso de impresoras OMET, oferta de productos de Coreti
Información de origen comercial