Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2017 Página 1 de 3

Controles y equilibrios

Por Brian Gramm

La medición del color en línea mejora el control de la prensa y la satisfacción del cliente.

La demanda de medición de color se está expandiendo rápidamente en la industria de la impresión flexográfica. Una mejor información sobre la calidad del color atrae tanto a los productores de bienes de consumo que exigen informes de calidad cada vez más detallados, como a los impresores, que desean un mejor control del proceso.

Muchos impresores flexográficos todavía confían en el ojo bien calibrado de un operador veterano para juzgar la calidad del color. Aunque los juicios visuales son fundamentales para evaluar la calidad de la impresión, las diferencias en la visión de color entre los operadores y las variaciones en los entornos de visualización hacen que estos disten de ser la solución ideal para un control preciso del proceso.

Los espectrofotómetros miden los colores objetivos de forma confiable y repetida, sin dejar de lado el valor de la opinión de un operador sobre la calidad general de la imagen. Hoy en día, los impresores pueden elegir entre sistemas de medición de color en línea y fuera de línea:

  • Los sistemas de medición de colores fuera de línea requieren la extracción de muestras cuando se detiene la prensa, seguida de la medición por medio de un espectrofotómetro manual. Esto limita significativamente la información de color disponible.
  • Por otro lado, los sistemas de medición de color en línea utilizan espectrofotómetros instalados en la prensa. Estos sistemas pueden medir el color mientras la bobina se encuentra en movimiento. Por lo tanto, el color se comprueba con más frecuencia y se hace mientras la prensa está imprimiendo a velocidades de producción.

¿Fuera de línea versus en línea?

Las prácticas tradicionales de medición del color en flexografía han sido definidas por las limitaciones de la tecnología de impresión y de la instrumentación del color. Los impresores a menudo emplean personal, distinto a los operadores, para realizar y registrar específicamente las mediciones. Estos especialistas están capacitados en el uso de espectrofotómetros y de aplicaciones de gestión del color. Los especialistas, o los propios impresores, también pueden ser responsables de ingresar datos de medición de color en diferentes aplicaciones, como un programa de gestión de color para el monitoreo interno de calidad y un programa de calidad de impresión diferente para enviar datos remotamente a un productor de bienes de consumo.
Mientras tanto, durante la producción, miles de metros de material pasan entre cada medición de color registrada. A veces, las muestras se extraen con más frecuencia durante la puesta en marcha, ya sea a partir de rollos cortos o cortados de la propia bobina. Pero, por lo general, la extracción continua de muestras y la medición de color durante el tiraje ha demostrado ser demasiado laboriosa e impráctica.

¡Más mediciones por favor!

Los impresores no pueden caracterizar adecuadamente sus procesos con tan pocas mediciones de color y tan pocas oportunidades para corregir los cambios en el color que se producen durante la producción. Aumentar el número de mediciones durante un trabajo aumenta la capacidad del impresor para responder rápidamente a los cambios y proporciona un mapa más detallado del comportamiento del color. La medición de color en línea ha surgido en los últimos años como una solución que aumenta significativamente la eficiencia. Esta eficacia mejorada reduce el desperdicio, debido a la detección temprana de las variaciones de color, y reduce el rechazo por razones de calidad después de que el producto se ha entregado.

La base de todos los sistemas de medición de color en línea es un espectrofotómetro instalado en una prensa. Montado en un travesaño para permitir su movimiento lateral, el espectrofotómetro puede medir parches en cualquier parte de la impresión en una bobina en movimiento (Figura 1). La posición del espectrofotómetro es accionada por un sistema de inspección total o por una cámara montada dentro del dispositivo.

Los sistemas de medición de color en línea pueden emplear diferentes soportes, que se duplican como sistemas de estabilización de la bobina. La medición del color requiere un posicionamiento preciso del objetivo. Comúnmente se utiliza un rodillo negro para medir impresiones sobre sustratos opacos, como cartón. El rodillo mantiene el sustrato estable a medida que pasa por el espectrofotómetro.

Sin embargo, se requieren soportes blancos para la medición de materiales translúcidos y transparentes. Los rodillos blancos se utilizan en algunos sistemas pero requieren una limpieza frecuente, debido al contacto con el material. Un rodillo blanco también aumenta el costo del sistema, ya que tienden a ser bastante caros (especialmente si se utiliza una opción de cerámica).


Palabras relacionadas:
medición de color en flexografía, nuevos métodos de medición de color en industria flexográfica, espectrofotómetros, diferencia de color Delta E 2000, artículos de la Flexographic Technical Association, 0117color

Acerca del autor

Por Brian Gramm

Por Brian Gramm

Científico de color de AVT (Advanced Vision Technology) AVT es una firma líder mundial en control de procesos de impresión, control de calidad y control de prensa para las industrias de empaques, etiquetas e impresión comercial, enfocado en el desarrollo de sistemas de medición de color en línea para empaques y etiquetas. Brian es graduado del Instituto de Tecnología de Rochester, RIT, con una Maestría en Ciencias del Color y una Licenciatura en Formación de imágenes y tecnología fotográfica. Puede ser contactado en BrianG@avt-inc.com.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Impresión

Documentos relacionados