Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2006 Página 1 de 4

Control del desperdicio de materiales, tiempo, espacio y potencial en una empresa de flexografía

David Wright

Los desechos son cualquier elemento que contribuya al costo de producción sin agregar ningún valor. Aprenda a controlar el desperdicio y aumentar sus ganancias.

“Dame serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, valor para cambiar lo que sí puedo, cambiado y sabiduría para distinguir lo uno de lo otro”. Calma -este no es un aviso publicitario de algún programa de 12 pasos. La “Plegaria de la Serenidad” tiene que ver con el control con reconocer cuándo se le tiene y cuándo no- y con canalizar nuestras energías y recursos en consecuencia.

Por ejemplo, ¿se puede influir en el precio que se paga por un sustrato? Si usted es el impresor más grande de la región central de Estados Unidos, es probable que sí. Si es un impresor que ocupa el cuarto lugar en su país, quizás no tanto. Y ¿qué decir de los precios del combustible? Ni nos atrevamos a entrar en esta discusión. Entonces libérese de esas frustraciones y tranquilícese. Mejor concéntrese en otros aspectos, como el de su recurso humano, el flujo de trabajo o los desperdicios. Adopte un enfoque holístico.

Una vez sepa qué cosas puede realmente controlar, entonces sí estará preparado para poner en práctica los cambios necesarios. La forma más eficaz de lograrlo es adoptar un enfoque holístico para manejar los cambios. Esto significa no solamente examinar cada componente individual de su operación, sino también estudiar cuidadosamente cómo interactúan dichos componentes entre sí y de qué manera los cambios realizados en un área afectan el flujo de trabajo en general. Es hora de considerar a su negocio como un organismo vivo y no como una serie de departamentos independientes que por casualidad funcionan bajo el mismo techo. Para los impresores de hoy el éxito radica en ofrecer a sus clientes el mejor valor posible por su dinero y, al mismo tiempo, obtener ganancias al final del período. En el clima de negocios actual esto significa minimizar los desechos y maximizar los recursos en toda la operación.

Maximizar mientras se minimiza
Administración de la Cadena de Suministro, SMED, Lean Manufacturing, Six Sigma, Lean Six Sigma -y la lista continúa- son métodos comprobados que están a su disposición para implementar los cambios en su flujo de trabajo. No importa cuál de ellos escoja, la clave del éxito de su empresa depende de deshacerse de toda clase de desperdicios con el fin de maximizar los recursos disponibles.

Los desechos en todas sus formas
Antes se solía definir a los desechos como los artículos tangibles que se descartaban durante la producción. Desde una perspectiva holística, los desechos son cualquier elemento que contribuya al costo de producción sin agregarle ningún valor al producto. Ellos se presentan de múltiples formas y tamaños –desperdicio de materiales, desperdicio de tiempo, desperdicio de espacio y desperdicio de potencial.

Desperdicio de materiales
El desperdicio de materiales es relativamente fácil de detectar porque es tangible. Ejemplos de ello están por todas partes y son producto de muchas prácticas cotidianas.

Desperdicio en la manipulación y el almacenamiento de materiales.La productividad y la calidad se incrementan si los materiales se encuentran en buen estado cuando se les instala en la prensa. El almacenamiento o manejo descuidado de los materiales en su fábrica resulta costoso.Una abolladura pequeña de 5 mm en la parte exterior de un rollo para etiquetas característico de 600 mm de diámetro puede significar la pérdida de 70 metros de materiales.

Desperdicio en los núcleos de los rollos
La mayoría de las operaciones de desenrollado manual exigen que el operador esté atento al momento en que se está acabando el rollo. Si no lo desacelera y lo detiene a tiempo, la banda se suelta del núcleo y activa un proceso de rebobinado que resulta costoso de la prensa. Por otra parte, para evitarlo, el operario también puede detener el rollo demasiado pronto y dejar muchas vueltas de material enrolladas en el núcleo.

Así pues, si se dejan apenas unas pocas vueltas alrededor del núcleo se pueden aumentar las ganancias (y disminuir los costos de los vertederos de desperdicios) en varios miles de dólares anuales. En el mercado se dispone de sistemas de reducción de desechos de núcleos que permiten a los convertidores utilizar casi hasta los últimos centímetros de material de un rollo.

Tiras de desecho
¿Por qué parece que hay operadores que rechazan tanto material de la parte exterior de los rollos? Quizás sea un mero hábito. También es posible que los rollos se hayan averiado debido a un mal almacenamiento o a una manipulación inadecuada, y sea más fácil rechazar un lote completo que tomarse la tarea de examinar las averías de cada vuelta del rollo. Pase lo que pase, es evidente que no se les ha explicado exactamente cuánto vale lo que se está desechando.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Impresión