Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 2 de 3

¿Cómo optimizar gastos con sus cajas de cartón corrugado? (Segunda Parte)

Por José Antonio Rodríguez Tarango - Director general IMPEE

Vea en la segunda parte de este artículo cómo puede ahorrar con la disposición eficiente del producto.

Reacomodo del producto dentro del embalaje

Hace algún tiempo, uno de nuestros clientes nos comentaba sobre la problemática que tenía con una de sus cajas de cartón corrugado, la cual tendía a colapsarse fácilmente. Cuando analizamos la estructura de la caja, nos percatamos de que era de dimensiones muy grandes y, de acuerdo a lo que vimos en la primera entrega de este artículo, una caja muy grande tenderá a tener grandes secciones donde resulta realmente débil en cuanto a su resistencia sobre la estiba; por otro lado, cuanto más grande es una caja, menos alternativas de acomodo tiene sobre la tarima, en contraparte, entre más pequeña es una caja más número de posibilidades de acomodo permite.

En resumen: un nuevo acomodo del producto puede significar un ahorro significativo. Ciertamente, existen productos que por su estructura o su forma deben contar con un embalaje diseñado exactamente para ellos (ejemplo: una lámpara); sin embargo, existe una gran cantidad de productos que son colocados dentro del embalaje con algún acomodo específico que puede ser modificable. Este es el caso, por ejemplo, de un embalaje que contiene 18 bolsas dex producto, el cual tomaremos como ejemplo para poder ver las alternativas que se tienen, y como estas impactarán en la eficiencia de la estiba y del almacenamiento.

Reacomodo del producto dentro del embalaje.

 

Como se puede observar, en este acomodo de seis sobres por base y tres camas de altura, para un total de 18 sobres, se requiere de una caja de cartón corrugado con las siguientes dimensiones: 51 cm de largo, 49,5 cm de ancho y una altura de 16 cm. El tamaño de esta caja, la cual resulta muy grande, solo nos permite colocar cuatro cajas por cama en la tarima, y siete camas por estiba, dándonos un total de 28 cajas por estiba. Consideremos esto como nuestro 100%.

Pero veamos otras alternativas de acomodo: por ejemplo, el colocar tres sobres de fondo por seis de altura, igual nos dará 18 sobres por caja, sólo que las dimensiones de la caja serán diferentes, como se observa en la siguiente tabla:

Otras alternativas de acomodo.

 

Como se puede observar, las nuevas dimensiones de la caja nos permiten colocar ocho cajas por cama sobre la tarima, con una altura de cinco camas de producto, esto nos da un total de 40 cajas por estiba; es decir, ahora tenemos un mayor aprovechamiento del espacio y volumen de la tarima, dándonos un 43 % más de producto en cada estiba.

Veamos otra alternativa más, en este caso colocamos sólo 2 sobres de fondo por 9 de altura, conservando las 18 bolsas por caja, las dimensiones de la caja, como se puede observar, también han cambiado. Este nuevo tamaño nos permite colocar 11 cajas por cama sobre la tarima y cuatro camas por estiba, dándonos un total de 44 cajas por estiba, esto significa un 57 % más de producto de lo que lográbamos con la caja inicial.

Se puede utilizar 57 % más de producto de lo que lográbamos con la caja inicial.

 

Los resultados anteriores han sido obtenidos del software Estiba Max Plus, en un formato como el mostrado a continuación:

Software Estiba Max Plus.

 

Al comparar las dos propuestas contra el acomodo actual y extrapolando este acomodo en un transporte, digamos que de 28 pies, tenemos que: mientras en el acomodo actual solo podemos transportar un total de 448 embalajes, en la segunda propuesta esta cantidad asciende a 704 embalajes, y dado que un servicio de transporte nos cobra lo mismo si el transporte está lleno o medio lleno, esto significa que, sobre los costos en los que ya incurrimos hoy, tendremos ahorros del 57 % con la segunda opción.

Alternativas de acomodo.

 

Como se puede observar, en ocasiones basta con probar nuevos acomodos del producto para lograr ahorros importantes que, como en este caso, pueden ir de un 43 % a un 57 %, pues al mejorar la eficiencia en el uso del área de la estiba, tendremos un impacto directamente proporcional tanto en el almacenamiento del producto como en el transporte.

Esta metodología es relativamente sencilla de aplicar, y puede generar un gran impacto en la empresa, ya que una mejora del 10 % al 20% es común en este tipo de estudios, y recordemos que este porcentaje es directamente proporcional al ahorro logrado.

Reducción del número de cajas de cartón corrugado

En una compañía que tienen 200, 300 o más productos, también mantiene un inventario de igual número de tipos de cajas de cartón corrugado, por supuesto esto tiene una implicación muy importante en términos de costos y de espacio en almacén.

Es por esa razón que se plantea la posibilidad de reducir los formatos de cajas de cartón al mínimo posible; es decir, lo ideal es intentar que varios productos, de diferentes tamaños, puedan ser dispuestos en una caja de dimensión determinada. Si bien es cierto que la disminución de formatos de cajas puede tener un ahorro considerable, es muy importante teber en cuenta otras variables.


Palabras relacionadas:
optimizar gastos en el proceso de embalaje de las cajas de cartón corrugado, beneficios y funcionalidad del software IMPEE Estiba Max Plus, cómo optimizar gastos en sistemas de embalaje con cajas de cartón corrugado, optimización en sistemas de embalaje con cajas de cartón corrugado, optimizar el área de una estiba en el embalaje en cajas de cartón corrugado, optimizar espacio en sistemas de embalaje, mejorar el acomodo y lograr mayor eficiencia en el espacio de estibas, EE0601-cartón
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria

Documentos relacionados