Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 2 de 3

¿Cómo optimizar gastos con sus cajas de cartón corrugado? (Primera Parte)

Por José Antonio Rodríguez Tarango, director general IMPEE

Vea en este artículo diferentes alternativas para hacer más eficientes sus recursos en cuanto a consumo de materiales y almacenamiento se refiere.

Desafortunadamente, nuestra experiencia de 14 años en el laboratorio de pruebas nos permite decir que aproximadamente entre el 70 % y el 80 % de las cajas de cartón corrugado que se analizan, arrojan resultados en los que sus características reales están muy por debajo de lo plasmado en las especificaciones técnicas e incluso en los valores impresos en el mismo corrugado. En promedio estas diferencias van de 4 a 10 lb/pulg por debajo de lo requerido.

Determinación de la resistencia que requieren las estibas para soportar nuestro producto

Una segunda forma para obtener ahorros es determinar la resistencia que requiere la estiba que va a soportar nuestras cajas de cartón corrugado. Para ello se cuenta con metodologías que pueden ser de gran utilidad y que detallamos a continuación. 

Cuando se desarrolla una nueva caja de cartón corrugado, lo normal es que le facilitemos al proveedor una muestra del producto que contendrá, pues basado en esta información es que él podrá realizar un diseño adecuado. Cabe destacar que existen otros aspectos que es fundamental que se tengan en cuenta para lograr la resistencia requerida, como la forma en la que se va a acomodar el producto en la tarima, cómo será manipulado durante el transporte y a que condiciones de manipulación estará sometido el embalaje. 

Para saber cómo determinar la resistencia pondremos el siguiente ejemplo: imaginemos que la caja tiene una base de 30 × 20 cm y tiene una altura de 15 cm; por otra parte, el peso de la caja con producto es de 14 kg. Asimismo, se ha determinado que la caja deberá ser elaborada de corrugado de flautas C, las cuales tienen un grosor de 0,4 cm. 

Con estos datos se puede aplicar la fórmula conocida como McKee, que se muestra continuación:

Fórmula conocida como McKee.

Donde:

ECT es la resistencia ECT (Kg/cm)

C es la resistencia a la compresión que debe tener la caja (Kg)

G es el grosor del cartón (cm)

P es el perímetro de la base de la caja (cm)

En nuestro caso, conocemos tanto el grosor del cartón como el perímetro de la base de la caja, pero desconocemos la resistencia a la compresión. Para esto requerimos saber cómo se estibará el producto. Si, por ejemplo, requerimos un acomodo en almacén de tres estibas, cada una con siete camas de producto (ver figura1), tendremos una columna de 21 cajas. Si cada caja pesa 14 Kg, entonces el peso total de la columna es de 294 Kg. Este dato será la resistencia a la compresión requerida de esta caja, también conocida como C o BCT (Box Compression Test). Con esto ya se tiene toda la información para aplicarla a la fórmula de McKee:

Box Compression Test.

Figura 1

Fórmula de McKee aplicada.

Así, la resistencia ECT requerida para este producto es de 7,92 Kg/cm. Dado que en algunos países se maneja este parámetro en sistema inglés, se convierte de la siguiente manera:

7,92 kg/cm x 5.5981 =   44,3 Lb/pul

Ahora ya sabemos que la resistencia ECT que requerimos es de 44,3 Lb/pul ≈ 45 Lb/pul.

Supongamos que hoy efectuamos la prueba de ECT a nuestro corrugado utilizado en planta y que encontremos valores mayores a este requerimiento, por ejemplo 60 Lb/pul; esto querría decir que estamos pagando un sobreprecio por una resistencia que no necesitamos. Al ajustar nuestra especificación técnica (digamos a 45 Lb/pul) alcanzaremos un ahorro en la utilización de esta caja de cartón corrugado.

Es importante notar que en la ilustración se ha señalado un acomodo columnar, el cual es la mejor alternativa para mantener la resistencia mecánica de las cajas. El acomodo columnar es el más resistente para la estiba, ya que los puntos más sólidos de una caja son precisamente las esquinas y, por el contrario, la parte más frágil son las partes medias de las caras y el centro de la base, como se aprecia en la siguiente ilustración:

Las partes más frágiles de una caja son las medias de las caras y el centro de la base.

Sin embargo, en muchas ocasiones, las empresas deciden acomodar el producto en un formato conocido como amarre: colocando las cajas como si fueran ladrillos de un muro, como se muestra la siguiente ilustración:

Arreglo columnar y arreglo con amarre.

De izquierda a derecha: arreglo columnar y arreglo con amarre.

El acomodo tipo amarre debilita sensiblemente (hasta en un 50 %) la resistencia a la compresión. Si este fuese el caso, el ECT calculado deberá incrementarse hasta en un 50%; por esta razón, lo más adecuado es mantener un arreglo columnar a sabiendas de que es un acomodo poco estable. La estabilidad puede otorgársele mediante el uso de película estirable, esquineros, flejes, adhesivos tangenciales, etc. 

Como se ha visto en la ilustración de la estiba, se consideran tres estibas de siete camas cada una, por lo que la carga total es de 21 cajas, para lo cual se requiere de un ECT de 45 lb/pul. 


Palabras relacionadas:
EE0601-cartón, proveedores de cajas de cartón corrugado, cómo medir la calidad de una caja de cartón corrugado, resistencia de una caja de cartón corrugado, resistencia a la compresión de las cajas de cartón corrugado, arreglo columnar de cajas de cartón corrugado, arreglo de amarre de cajas de cartón corrugado, reducción de costos en cajas de cartón corrugado.
x
Nicolás
19 de julio de 2019 a las 09:37

En perimetro consideras la base superior e inferior? Por eso pones 100 cm? Por otro lado utilizas para C los Kg totales de la columna pero no sería los Kg totales - 1? Ya que la caja de la base es que la soporta 20 cajas en este caso. Desde ya, muchas gracias.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria

Documentos relacionados