Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2017 Página 1 de 3

Comercio electrónico y envases: oportunidades y desafíos

Por Jorge Izquierdo, Vicepresidente de Desarrollo de Mercados de PMMI

Tendencias impulsadas por el consumidor obligan a las empresas de envases a realizar innovaciones, más aún ahora con las transformaciones del e-commerce.

Conforme la tecnología y los canales de comunicación evolucionan, también lo hace el crecimiento del comercio electrónico. De acuerdo con un informe reciente de BMI Research, se pronostica que las ventas por Internet en Estados Unidos crecerán de $329.400 millones en 2015 a $476.700 millones en 2020. Y dado que América del Norte es el lugar de nacimiento de gigantes del comercio electrónico como eBay y Amazon, el estadounidense constituye uno de los mercados de comercio electrónico más sólidos del mundo.

El comercio electrónico presenta muchas ventajas para las empresas. Dado que los consumidores encuentran los productos que necesitan desde la comodidad de sus hogares, o utilizando sus dispositivos móviles, el comercio electrónico permite gestionar la compra y la venta de productos con mucha mayor rapidez. Además, las marcas tienen un mayor alcance para los consumidores, puesto que no existen limitaciones geográficas, y constituye una opción de inversión de bajo costo para las nuevas empresas al eliminar la necesidad de contar con ubicaciones físicas para la venta minorista.

Aunque los sectores más populares para el comercio electrónico incluyen electrónica de consumo, libros, boletos electrónicos y prendas de vestir, otros segmentos están avanzando con rapidez. A primera vista, parecería que los alimentos y las bebidas no son artículos ideales en este contexto, sin embargo, las compañías de alimentos acuden cada vez más al comercio electrónico. Muchos minoristas de alimentos ya ofrecen las compras de abarrotes en línea para satisfacer necesidades básicas de los clientes. Los clientes pueden pasar a buscar sus pedidos por la tienda o recibirlos en su hogar. Además, debido a que la salud y el bienestar están impulsando muchas tendencias en el ámbito de los alimentos y las bebidas, los clientes también compran en línea artículos como jugos exprimidos en frío y paquetes desintoxicantes.

Otra tendencia innovadora cuya popularidad está creciendo es la entrega a domicilio de kits de comidas que brindan a los clientes todos los ingredientes y las instrucciones que necesitan para cocinar sus propias comidas. De acuerdo con un artículo del Wall Street Journal de 2016, las empresas que venden en línea o que entregan los ingredientes previamente racionados aumentaron de $370 millones en 2014 a $1650 millones de dólares en 2015. Según Recode, a octubre de 2016, Blue Apron Inc., con sede en Nueva York, iba camino a superar los $1000 millones de dólares en ingresos durante los siguientes 12 meses.

Aunque a los consumidores les encanta la comodidad que ofrece el comercio electrónico, definitivamente existen áreas por mejorar. Mientras las marcas existentes, los minoristas y las nuevas empresas lanzan sus propias plataformas en línea para seguir el paso a la demanda de los consumidores, las empresas buscan maneras de mejorar la experiencia minorista del comercio electrónico.

Creciente preocupación por la sustentabilidad

Cada vez existe mayor preocupación por el impacto ambiental del comercio electrónico. Las tasas de retorno del comercio electrónico están a más del doble que la tasa de retorno del comercio minorista tradicional: 20 a 30 por ciento en comparación con 9 por ciento, respectivamente. Los retornos pueden expandir la huella de carbono de un producto, debido a la energía y a los materiales agregados e involucrados en el transporte adicional. Al mismo tiempo, el comercio electrónico es vulnerable a que el producto se dañe durante el envío, y las marcas se encargan de garantizar la protección del producto.

Mientras las marcas existentes, los minoristas y las nuevas empresas lanzan sus propias plataformas en línea para seguir el paso a la demanda de los consumidores, las empresas buscan maneras de mejorar la experiencia minorista del comercio electrónico.

Un artículo del New York Times de 2016 habla sobre las preocupaciones de los consumidores por la sustentabilidad en relación a la manera en que están empacados los productos. Aunque los consumidores disfrutan la comodidad del comercio electrónico, se frustran con las cajas que llegan dentro de otras cajas para proteger el producto durante el manejo y el envío. De acuerdo con una encuesta reciente de Harris Poll dirigida por Sealed Air, a 56 por ciento de los estadounidenses encuestados les molesta la manera en que están empacados los productos, y una de las principales causas de disconformidad es el empacado excesivo y los embalajes difíciles de desechar. En 2014, se produjeron en Estados Unidos 35,4 millones de toneladas de cartón para empacar productos, y las compañías de comercio electrónico figuraban entre los usuarios con más rápido crecimiento. Aunque es un material altamente reciclable, es crucial que las empresas optimicen sus envases para evitar los desperdicios.


Palabras relacionadas:
0317comercioelectronico, comercio electrónico, envases para el comercio electrónico, industria de los envases y e-commerce, retos de la industria de los envases en el segmento de e-commerce, desafíos de la industria de empaques en el sector del comercio electrónico, retos y oportunidades del e-commerce, nuevas posibilidades para la industria del empaque en el sector del e-commerce, transformaciones de la industria del envase por el e-commerce
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria