Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 2 de 3

Colombia avanza en el desarrollo de empaques innovadores

Las propuestas, surgidas en la Universidad Nacional de Colombia, contemplan la fabricación de envases y materiales de empaque sostenibles e innovadores.

Como cada fruta tiene características bioquímicas diferentes, es necesario desarrollar un empaque específico para cada producto. De esta forma, durante el proceso de fabricación de las bolsas, los investigadores añaden cualidades fisicoquímicas particulares a la película polimérica, como el grosor o las propiedades de un aditivo conservante, otorgándole al empaque resultante la capacidad de controlar variables como la producción de etileno o la disminución de peso por deshidratación, las cuales son determinantes en el proceso de maduración de las frutas.

En consecuencia, aunque a simple vista parece convencional, esta bolsa permite conservar los productos por dos meses, tiempo más suficiente para su almacenamiento y exportación vía marítima.

Recientemente el empaque ganó el “Premio al Liderazgo en Innovación”, otorgado por la Real Academia de Ingenieros en la sesión final de pitch, en el que participaron trabajos de emprendedores de Brasil, México, Perú y Colombia. Gracias a este reconocimiento, un grupo de inversionistas británicos está trabajando en conjunto con los ingenieros desarrolladores y con la empresa Taller de Producción Interdisciplinario (TIP), creada por estudiantes de Ingeniería Mecatrónica, con el objeto de comercializar los empaques en el futuro.

“El profesor Diego Torres, quien formó parte de la Dirección de Investigación y Extensión de la Sede Bogotá, junto con Aída Fúquene, nos hablaron de la bolsa, y nos pareció una buena oportunidad para desarrollar la idea”, destaca Juan Sebastián Monroy, líder del proceso de creación del spin-off sobre empaques para frutas tropicales de TIP.

Los beneficios que esta tecnología aporta a la conservación de las frutas, su económico costo de producción –estimado en 300 pesos colombianos por empaque-, su alto potencial de comercialización y la posibilidad de ser producida en el país, además de contribuir a incentivar la industria nacional, significaría un importante avance para el sector de exportadores colombianos de frutas tropicales.

Productores de frutas exóticas y altamente apetecidas en Europa, como la gulupa, que actualmente utilizan un empaque mucho más costoso para la exportación de sus productos, se verían beneficiados al contar con una opción mucho más competitiva en términos de precio y desempeño.

De acuerdo con Procolombia, en la actualidad se exportan 5.447 toneladas de gulupa por año, particularmente a Alemania y Holanda. Esta cifra equivale al 22,2 % de las exportaciones colombianas en el segmento de las frutas exóticas.

Plásticos biodegradables a partir de la planta de achira

Liliana Ávila Martín, magíster en Ingeniería de Materiales y Procesos de la Universidad Nacional de Colombia, investiga la producción de películas similares al plástico a partir de Canna indica L., la planta con la que se producen las achiras, los tradicionales bizcochos huilenses.

Añadir ácido cítrico y proteína de suero de leche al almidón de achira le da propiedades de durabilidad que lo convertirían en una alternativa biodegradable a los tradicionales polímeros derivados del petróleo.

“El almidón, que es la base de nuestro producto, es un polímero natural renovable y se adquiere fácilmente en nuestro país”, asegura Ávila Martín, quien en su investigación se propuso evaluar el efecto que podían tener ciertos aditivos para contrarrestar la estructura cristalina que le impide al almidón –en su estado nativo– comportarse como plástico.

“Se utilizó ácido cítrico para modificar este almidón y darle más durabilidad a las películas, ya que al ser biodegradables son altamente susceptibles a daño por microorganismos”, explica la investigadora.

Además se agregó proteína de lactosuero, un desecho de la industria del queso que, por tratarse de un derivado natural, permite obtener un producto que serviría para recubrimientos de alimentos o empaques, sin que resulte dañino.

Esto se logró a través de un proceso conocido como solvent casting, en el que se gelatinizó el almidón para permitir que se liberaran la amilosa y la amilopectina, las moléculas que lo componen, de manera que interactuarán con el ácido cítrico y la proteína del lactosuero. El resultado fue una película flexible con apariencia similar al plástico convencional.

Con la aplicación de estos dos aditivos se mejoró la permeabilidad del material al vapor de agua y su estabilidad con el paso del tiempo retrasando la retrogradación del almidón, en comparación a cuando solo se emplean plastificantes como el glicerol para elaborar las películas.


Palabras relacionadas:
nuevos desarrollos en empaques en Colombia,empaques novedosos desarrollados en Colombia, investigación y desarrollo de materiales de empaque en Colombia, proyectos de creación de empaques y materiales de empaque en la Universidad Nacional de Colombia, empaques fabricados a partir de bagazo de plátano y palma, desarrollo de empaques en Colombia ganadores de premios, innovaciones en bolsas para el empaque de frutas, polímeros fabricados a partir de planta de achira
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Sostenibilidad