Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2020 Página 1 de 3

COVID-19: Impacto del paro de línea en la fábrica global

Carlos Rodríguez, editor de Reportero Industrial.

La pandemia ha trastocado de raíz la producción, los mercados y las cadenas de suministro a nivel global, conozca cómo y en qué medida.

Pocos o ningún empresario del mundo había presenciado una crisis tan repentina y global como la generada por la pandemia del nuevo coronavirus. Una crisis de salud pública que ataca directamente a la base de las empresas, las personas, y que altera el funcionamiento de cada una de las cadenas que mueven la economía del mundo. Allí, en el carácter esencialmente humano de esta coyuntura radica la gran oportunidad, pues impone a la sociedad la obligación de reconstruir su modelo económico, y a los líderes de la industria a repensar nuevas formas de hacer negocios, producir y generar utilidades.

El epicentro de este sismo no pudo ser otro sino China, el principal centro de producción del mundo y proveedor de gran parte de las materias primas y componentes intermedios que requieren las fábricas para operar en cada país. De este modo, las consecuencias del brote se sintieron a nivel macroeconómico, afectando la producción, las cadenas de suministro y los mercados financieros a nivel global.

Impacto en la fábrica del mundo

Más allá de exportar productos finales de consumo, en las últimas dos décadas China se ha convertido en el principal proveedor de suministros y materias primas para las industrias en el resto del mundo. De acuerdo con cifras de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por su sigla en inglés) en la actualidad alrededor del 20 por ciento del mercado global de productos intermedios provienen de China, por tanto, la caída abrupta de sus niveles producción afecta las cadenas de suministro de los otros países.

En febrero, el Índice de Gerentes de Compras (PMI) Manufacturero en China fue de 35.7 por ciento, lo que representó la caída más grande de su historia desde que se tiene registro oficial (2005), con una disminución de 14.3 puntos en relación al mes de enero. Teniendo en cuenta que una marca por debajo de 50 puntos separa el crecimiento de la contracción, esta cifra tomó por sorpresa a los especialistas que, según una encuesta realizada por Reuters, apuntaban a una reducción no superior a los cinco puntos. Tal caída en el PMI implica una reducción del 2 por ciento en las exportaciones sobre la base anual.

Alrededor del 20 por ciento del mercado global de manufactura de productos intermedios se origina en China.

Los sectores más afectados en su producción durante los primeros dos meses del año, según cifras de la consultora global KPMG, fueron:

  1. Automotriz: -32 %
  2. Equipos de transporte: -28 %
  3. Textil: -27 %
  4. Metales: -27 %
  5. Maquinaria eléctrica: -25 %

El análisis del PMI de China durante el segundo mes del año —el 29 de enero la provincia de Hubei fue sellada y en los días subsecuentes se tomaron medidas que paralizaron la industria en todo el país— proporciona un panorama del impacto en producción, pedidos, inventarios, tiempos de distribución y empleo durante uno de los meses más críticos de la pandemia en ese país. Este indicador y sus cinco subíndices son calculados a partir de encuestas realizadas a los gerentes de compras de 500 grandes manufactureras en China. Los principales resultados del reporte presentado por su Oficina Nacional de Estadística fueron los siguientes:

  1. El índice de producción fue del 27.8 por ciento, con una disminución de 23.5 puntos porcentuales respecto al mes anterior.
  2. El índice de nuevos pedidos del 29.3 por ciento, 22.1 puntos porcentuales menos que en enero.
  3. El índice del inventario de materias primas principales fue de 33.9 por ciento, 13.2 puntos porcentuales más bajo que el mes anterior.
  4. El índice de empleo fue del 31.8 por ciento, cayó 15.7 puntos porcentuales en relación a enero.
  5. El índice de tiempo de distribución de proveedores fue de 32.1 por ciento, disminuyó en 17.8 puntos porcentuales en relación al mes de enero; esta cifra indica la ralentización en los tiempos de entrega de los proveedores de materias primas.

Cabe señalar que, aunque cada uno de los indicadores tuvo caídas importantes, para el momento de realización de este artículo las medidas implementadas por China para el  control de la epidemia ya reflejaban resultados mucho más alentadores. Por ejemplo, la tasa de recuperación de las empresas se había acelerado nuevamente y las actividades de producción y operación se reactivaban a buen ritmo. De acuerdo con datos del gobierno Chino, al 25 de febrero el 78.9 por ciento de las empresas encuestadas por el PMI habían regresado a trabajar, de las cuales el 85.6 por ciento son compañías grandes y medianas.

El 68 % de las actividades comerciales, incluidas la fabricación y el consumo, ya se habían reanudado en China en marzo, según WeBank.


Palabras relacionadas:
COVID-19, coronavirus, impacto en China, COVID-19 impacto en las industrias, COVID-19 impacto industrial, COVID-19 impacto económico en Latinoamérica, COVID-19 impacto en manufactura, COVID-19 impacto en las fábricas.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de La industria frente al COVID-19

Documentos relacionados