Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2017 Página 2 de 3

Bioplásticos: una alternativa para reducir costos y riesgos ecológicos

Michael Thielen, editor en jefe de la revista Bioplastic Magazine, aseguró que la industria debe buscar alternativas que no generen gases de efecto invernadero.

Otro ejemplo del mismo grupo que son biobasados, pero no biodegradables es el biopolietileno (Bio-PE), que se hace de la caña de azúcar en Brasil, hacen la caña de azúcar de ahí hacen el bioetanol, después se lleva al etileno y después al polietileno. El polipropileno es parecido, aún no está disponible en el mercado, pero ya lo han anunciado. También está el PET, que al menos parcialmente es biobasado con MEG de caña de azúcar.

Hoy en día, además, existe el grupo de las mezclas diseñadas a medida, por ejemplo, el PLA y el Copoliéster como el EcoFlex que se pueden mezclar y así se pueden obtener diferentes mezclas para diferentes aplicaciones, por ejemplo el Ecovio de BASF es una mezcla de PLB y PETT, o el Bioflex de FKuR que se puede utilizar para bolsas, estuches de cosméticos, etcétera.

Aplicaciones

Como comentó Michael Thielen, con todos estos bioplásticos disponibles en la actualidad, sus aplicaciones son muy variadas, pues tienen un amplio uso en agricultura, horticultura, en fabricación de CD’s, en textiles, en zapatería, por mencionar algunas áreas.

Sin embargo, la aplicación número uno está en el segmento de empaques: rígidos, termoformados, clamshells, bandejas termoformadas y bandejas de espuma. Le sigue el sector de las películas flexibles y las bolsas, ya que en el caso de las bolsas biodegradables se pueden recolectar y desechar junto con el desecho verde de la cocina.

CMuchos bioplásticos tienen baja barrera contra el agua, las compañías lo llaman ‘respirabilidad’ o ‘transpirabilidad’, y esto puede ser una ventaja, por ejemplo, el pan se mantiene crujiente por más tiempo, los alimentos se pueden vender dos días después, incluso y también genera ventajas económicas. Y también tiene la compostabilidad que puede ser una ventaja significativa, por ejemplo, los residuos y los empaques se pueden desechar juntos, señaló Thielen.

En el caso del PET, la PlantBottle de Coca-Cola es un ejemplo donde 70% de la materia prima sigue siendo petróleo y 30% es de glicol de monoetileno. De acuerdo con las previsiones presentadas por el especialista, la próxima generación del poliéster será el PEF, que comparado con el PET tiene una barrera de 10 veces más contra el oxígeno; la barrera contra agua también mejora dos veces; el Tg es de 12ºC más alto; la temperatura es -30º más bajo, y tiene un módulo 60% más alto, lo que significa que tiene paredes más delgadas y como característica extra es 100% de base biológica.

Otro desarrollo relativamente nuevo es el Ecozen que es un copoliéster con 15% de base biológica y la meta principal es reemplazar el policarbonato de las botellas rígidas por el contenido de Bisphenol A.

El especialista además presentó algunos hitos recientes en empaques con bioplásticos como el envase de la empresa de Corea Doill Ecotec. Ecotec es una botella moldeada por extrusión con un compuesto de WPC que es el polipropileno o polipropileno, que es 70% de madera para hacer una extrusión y hacer una botella de shampoo que ya está en el mercado.

Un ejemplo de la combinación de las películas de recubrimiento de barrera (de acetato de celulosa) es NatureFlexel, de Futamura, donde las películas ofrecen una estructura multicapa para obtener una mayor vida de anaquel para conservación de alimentos, ya que en muchos casos un solo bioplástico no puede satisfacer todos lo requerimientos de un empaque, entonces las láminas de varios bioplásticos sí pueden hacerlo de manera adecuada, cada capa contribuye a cierta tarea, un material a la fuerza, otro a la barrera, otro a la sellabilidad, la impresión, etcétera.

Este es un proyecto de investigación que se llama BIO4MAP, el MAP es un empaque modificado, que está hecho de PLA, PVOH como PLA que son diferentes capas y al final es un recubrimiento que se puede utilizar para empacar queso o pasta fresca, o incluso, otros productos que solían estar en empaque modificado.

A decir de Thielen, lo más avanzado de las aplicaciones son los pods de café o cápsulas de café, hechos de materiales compostables, y evitan el uso aluminio, y ya que el café es compostable, entonces por qué no compostarlo junto con la cápsula.

Un ejemplo de Estados Unidos es PürPod100, donde la tapa es una combinación de papel y otros materiales compostables, después tiene un anillo que está hecho de bioresinas de fuentes renovables y 20% es granza de café –piezas de la delgada cáscara del grano de café que se convertirán en desperdicio y todo está certificado para composta en EU y Canadá y contribuye a la recolección de desechos orgánicos, contribuye al compostaje y se utilizan los propios residuos.

Está la cápsula de Coppa, hecha de PLA; y también está Peeze, una compañía de Holanda, con cápsulas de café hechas de PLA (Corbion). Lavazza, una marca muy conocida, ha introducido cápsulas de café con base en un material de Novamont’s Materbi, donde nada se desecha, sino que todo vuelve a ser recurso para el medio ambiente. Otro ejemplo de material a base de almidón es el Bioplast 900, de la empresa Biotec, se usa en cápsulas de café también.

Las de Beanarella, es un producto suizo, las cápsulas están hechas de Ecovio de BASF, que es una mezcla de PLA y EcoFlex (PBAT) y este es el sistema completo de las cápsulas de café.


Palabras relacionadas:
Cumbre Latinoamericana de Innovación en Envases Plásticos 2017, conferencias técnicas, exposiciones sobre bioplásticos, industria de empaques plásticos, innovación en empaques plásticos, materiales renovables, desarrollo de bioplásticos, novedades en bioplásticos, innovaciones en bioplásticos, conferencias de Michael Thielen
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales