Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2020

Alternativas de materiales para empaques para domicilios

El modelo de delivery requiere un manejo adecuado del presupuesto, incluyendo la compra de empaques para domicilios que se adapten a las necesidades del negocio.

A raíz del COVID-19, muchos restaurantes cerraron sus comedores y se dedicaron a la comida para llevar y a la entrega, utilizando plataformas como Rappi o Uber Eats para mantener seguros tanto al personal como a los clientes, y seguir funcionando a pesar de la pandemia. 

Sin embargo, teniendo en cuenta que en muchos casos los domicilios no alcanzan a suplir ni el 15 % de las ventas, el funcionamiento a través del modelo de domicilios requiere una optimización del presupuesto; la cual incluye no solo la compra de insumos sino también el dinero destinado para la compra de los empaques.

Según Euromonitor Internacional, la clave está en seleccionar empaques fabricados con materiales que proporcionen mayor durabilidad y conserven la calidad de los alimentos, teniendo en cuenta cuáles son los platos que más se venden en el menú.

Hay una gran variedad de materiales disponibles, como plástico, cartón y espuma de poliestireno, y alternativas biodegradables y sostenibles. Cada uno tiene sus propios pros y contras:

  • La espuma de poliestireno o icopor es un aislante que ayuda a controlar la temperatura de los alimentos fríos y calientes. Aunque es económico, su impacto ambiental es muy alto.
  • Los plásticos son fuertes y ofrecen una excelente protección para los alimentos. Sin embargo, los plásticos también retienen bien la humedad, lo que puede disminuir la calidad del producto que llega al cliente final. Además, si no se reciclan adecuadamente, tienen un impacto negativo en el medioambiente.
  • El aluminio tiene la ventaja de ser duradero, sellable y no absorbente. También mantiene bien el calor, por lo que es perfecto para alimentos como burritos y sándwiches a la parrilla. La desventaja es que el material no es apto para microondas.
  • El papel y el cartón son materiales biodegradables, rentables, fáciles de imprimir y resistentes cuando se pliega correctamente. Muchos restaurantes que ofrecen entregas de pizza usan corrugado que proporcionan aislamiento térmico y regulan la temperatura. La caja se cierra firmemente para minimizar la cantidad de calor que se libera y tiene pequeños agujeros en el costado, lo que permite que escape algo de aire. Esto evita la condensación y evita que la pizza se empape.
  • También existen alternativas de envasado sostenibles, como la caña de azúcar y los bioplásticos, que suelen ser más costosas pero mucho mejores para el medio ambiente.

 

Está claro que no hay una respuesta correcta cuando se trata de empaques de alimentos para restaurantes. De hecho, ciertos platos de un menú pueden requerir más de un tipo de empaque para preservar la calidad de los ingredientes en tránsito. Por ejemplo, una sopa puede envasarse bien en una taza de espuma de poliestireno, pero los crotones pueden requerir una bolsa de plástico separada.

Lo importante es identificar cuáles son los materiales que mejor se adaptan a los platos "estrella" de la carta, e invertir en la compra de empaques para domicilios fabricados en dichos materiales. Esta estrategia, sumada a una posible reducción del número de platos disponibles en la carta, puede ser la clave para lograr una mayor rentabilidad del modelo de domicilios mientras que los restaurantes se preparan para la reactivación económica y la apertura de sus puertas.


Palabras relacionadas:
empaques para domicilios, empaques para comida para llevar, empaques para delivery, materiales para empaques, empaques de alimentos, empaques para restaurantes, reactivación económica restaurantes, compra de empaques para domicilios, alternativas de envasado sostenibles, empaques de plástico, empaques de espuma de poliestireno, empaques de aluminio, empaques de cartón, empaques de papel
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales

Documentos relacionados