Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2020

AYA: un ejemplo de ecodiseño integral

Con el reconocido concepto AYA, Sidel desarrolló una novedosa alternativa de envasado que combina de forma óptima de los embalajes primario y secundario para usar menos material y ahorrar recursos.

A medida que aumenta la conciencia ambiental de los consumidores, las empresas están recurriendo al ecodiseño para fabricar soluciones de envasado más sostenibles.

Tal es el caso de Sidel, empresa con más de 40 años de experiencia en soluciones de envasado y líneas completas, y su botella agua sin gas AYA, diseñada para reducir la cantidad de materias primas desde el inicio.

El envase se sopla a partir de preformas en PET reciclado al 100 % (rPET). Tras este proceso, el hombro de la botella permanece en una posición intermedia de despliegue. Luego del llenado y tapado, se aplica presión mecánica al hombro para hacerlo descender, creando una botella en forma en V de base profunda.

Además, el concepto AYA evita la necesidad de colocar una etiqueta; ya que el nombre de la marca, logo e información requerida desde el punto de vista legal pueden grabarse en relieve sobre la botella. Así, se pueden reducir los desechos y facilitar aún más la clasificación y reciclaje del envase.

El concepto AYA de Sidel recibió la distinción World Food Innovation Award en la categoría “Mejor diseño de envases de bebidas”.

Embalaje secundario reducido al mínimo

La forma en V de las botellas AYA brinda dos configuraciones de envasado que reducen los materiales de embalaje secundario y terciario, y optimizan los procesos logísticos:

En primer lugar, se pueden apilar las botellas en capas, una encima de la otra, encajándolas entre sí gracias a la profundidad de la base de cada envase, conectando el cuello de la botella que está en la parte inferior de la caja con la base de la botella de arriba. Este formato BOSS permite un ajuste perfecto a la tapa de la otra botella, lo que asegura la estabilidad durante el almacenamiento y el transporte de los palés.

En esta configuración, cada capa de botellas se mantiene unida con un separador de cartón perforado. Además, el tamaño del separador se puede adaptar para formar paquetes personalizados individuales que responden a cualquier limitación de espacio y almacenamiento en los puntos de venta.

La segunda alternativa aprovecha la forma en V de las botellas para ubicarlas de forma intercalada, con el fondo sobre el cuello. Esto permite utilizar de manera más eficiente el espacio disponible en el embalaje secundario, facilitando el transporte y la optimización del almacenamiento.

"Con la idea permanente de la sostenibilidad, analizamos el envasado y los equipos desde una perspectiva de 360 grados", señala Laurent Lepoitevin, ingeniero de diseño de empaques en Sidel. "Naturalmente, también aplicamos este enfoque “de principio a fin” al concepto de AYA: no solo tomamos en cuenta los embalajes primario, secundario y terciario y su interacción con el equipo de la fábrica cuando diseñamos nuevos conceptos; también consideramos todas sus repercusiones en la cadena de suministro en su totalidad, siempre con el fin de brindar las soluciones de envasado más sostenibles para las estanterías y los consumidores".

También puede leer:

Sostenibilidad y mejores instalaciones: los retos de la industria del empaque de bebidas

Comercio electrónico: cómo diseñar envases para bienes de consumo empacados

El futuro del rPET en México


Palabras relacionadas:
ecodiseño, ecodiseño ejemplos, ecodiseño de envases, envases de plástico diseñados para reciclar, empaques ecológicos, diseño ecológico, diseño de embalaje, soluciones de envasado sostenibles, envases para optimizar procesos logísticos, envases en PET reciclado, envases de rPET, preformas de PET reciclado
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Diseño

Documentos relacionados