-01-RESLWC-IO-003-034 EL EMPAQUE Vol 3EDC 6 12

EE-dic2017-ene2018

Comunes para los empresarios productores de empaques plegadizos, flexibles y etiquetas son temas que inciden de manera decidida en la productividad y rentabilidad de sus operaciones, tales como el costo creciente de las materias primas, las limitaciones al acceso a tecnologías de vanguardia derivadas de las altas inversiones necesarias para la adquisición de maquinaria y equipos, y de efectos de la devaluación de algunas monedas, al igual que a los efectos de una creciente competencia por parte de otros productores nacionales e internacionales. A estos retos se suman aspectos relacionados con la producción, como la tendencia cada vez más extendida de reducir la longitud de los tirajes, acortar los tiempos de entrega y demandas de estándares de calidad globalizados. Por el lado de la comercialización y el consumo se desprenden también retos y oportunidades para los productores de envases y embalajes, que deben adecuar sus procesos para responder con eficiencia y oportunidad a necesidades particulares de los distribuidores y los usuarios finales. En conversaciones que sostuvimos con directivos e investigadores de la industria pudimos recopilar algunas de esas tendencias y determinar condiciones específicas que están impulsando el fortalecimiento de la industria en la región. Brasil y México marcan tendencias En un mundo que tiende cada vez a la globalización, las tendencias identificadas en los dos principales mercados de envase y embalaje en América Latina pueden servir de referente para percibir necesidades y expectativas de los propietarios de marca y consumidores de los demás países de la región. En Brasil, por ejemplo, se advierte una polarización del mercado en términos de tamaños de los empaques vendidos, con dos tipos que crecen de manera sostenida en las preferencias de los consumidores, un formato pequeño/individual y otro familiar más grande que responde a dificultades económicas de los consumidores. “Dado que los consumidores muestran actualmente restricciones presupuestales, los tamaños pequeños representan una alternativa interesante frente a productos que no pueden adquirir en sus versiones completas”, señala Angélica Salado. Otra tendencia observada, que impacta directamente a los productores de empaques es la consolidación de los canales de ventas denominados atacarejos, un sistema híbrido que fusiona la venta a granel (atacado) y al detal (varejo) y que está mostrando una gran potencialidad en este país. “Debido a que el manejo de los productos es muy distinto en este canal, existe una creciente necesidad de producir empaques más resistentes… y cómo el número de referencias es mucho mayor en los estantes, los productos deben ser más identificables desde lejos, por lo cual muchas marcas están pensando en crear diseños de etiquetas y envases más atractivos”, nos dice la analista de Euromonitor International. Demandas del mercado como estas son comunes para los productores de los demás países de la región, y en la necesidad de su cumplimiento coinciden organizaciones como la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje –AMEE–, que ha identificado tendencias similares para la atención de su mercado doméstico. “La innovación en el desarrollo de materiales, que permita obtener mayor eficiencia en su consumo para WWW.ELEMPAQUE.COM VOLUMEN 3 EDICIÓN 6 / 2017 11


EE-dic2017-ene2018
To see the actual publication please follow the link above