Page 56

EE-Oct-Nov-2017

Suplemento Especial México Industria tria ha evolucionado en diversos aspectos como el desarrollo de materiales, normatividad, cuidado al medio ambiente y cada vez la industria se integra en mayor medida a un entorno de sustentabilidad. Pese al entorno de crisis económica en la que se formó la asociación en 1982, por la crisis petrolera que vivió México, y las constantes crisis de la economía nacional, Hiram Cruz señaló que el sector de envase y embalaje ha superado la adversidad e incluso muestra un crecimiento al doble de la economía. Desde 2010 a 2017 fueron ocho años de crecimiento sostenido, con un avance promedio anual de 5 por ciento y, durante los últimos cuatro años, ha crecido en su producción el doble con respecto a la economía mexicana. En 2015 la economía creció alrededor de 2.5 por ciento y la industria en 5.1 por ciento; en el año 2016 la industria de envase y embalaje crece al 4.6 por ciento, la economía creció en 2.1 por ciento.  El crecimiento se debe, explicó, a que la industria atiende a sectores muy importantes como alimentos, bebidas, cosméticos, farmacéuticos, productos de cuidado del hogar y algunas otras industrias que crecen de manera importante como la automotriz, autopartes, donde hay una mayor exigencia de utilizar envases y embalajes óptimos.   Hiram Cruz, director general de AMEE, destacó que desde la creación de la asociación en 1982 su objetivo fue lograr representatividad de la industria del envase y embalaje frente a las autoridades; además promover su desarrollo tanto a nivel nacional como internacional. SuStentabilidad e innovación tecnológica A lo largo de poco más de tres décadas la forma de producción, los materiales y el diseño de los envases y embalajes evolucionaron, por ejemplo, en 1993 se eliminó el uso del plomo de las latas, se cambiaron las fibras textiles en los costales de productos a granel por contenedores de propileno o de rafia. Hiram Cruz explicó que se buscan materiales más adecuados, por ejemplo, plásticos, optimización de envases de vidrio, envases de hojalata mucho más eficientes con recubrimientos adecuados para darle al producto seguridad y sin duda que agregue valor al consumidor. Por ejemplo, ahora se tienen las latas con espesor 20 por ciento más delgado o ligero que hace 35 años y, por otra parte, en ese tiempo comenzó el uso de plástico para envasar bebidas, comentó Hiram Cruz. Las tendencias en la fabricación y uso de los envases tienen que ver con el impacto ambiental y la sustentabilidad, desde este punto de vista ahora se analiza todo el ciclo de vida de los productos. De acuerdo con el representante de AMEE se ha cambiado la forma de elaborar los productos. Anteriormente se producían los envases y embalajes que el fabricante consideraba eran los adecuados a un artículo. Se vendía lo que se producía, ahora se produce lo vendible y lo elige el consumidor final. Aunado a ello, se observa que el consumidor es más exigente, más analítico y selectivo. Por lo anterior, la evolución de esta industria se enfoca en primer lugar a lograr mejoras para la fabricación, la selección de materiales y tiene como prioridad cuidar al consumidor, pero también desarrollar a la sociedad desde el punto de vista económico. inteligencia en loS envaSeS Actualmente se habla de envases inteligentes, códigos activos, código de barras identificación por radio frecuencia, trazabilidad usando códigos QR, tecnologías que hablan del desempeño de la industria de envase y embalaje.  Los productos elaborados a lo largo de esta cadena el envase y embalaje juegan un papel importante porque se habla de desarrollo de materiales, incluso de la aplicación de nanotecnología en envases plásticos.  Un ejemplo de la aplicación de nanotecnología tiene que ver con plásticos que originalmente se ocupan para proteger alimentos, a través del manejo de moléculas se crea una película más delgada, pero mucho más resistente. Se puede desarrollar una aplicación para que esta película plástica tenga microperforaciones.  “Existe aplicación de nanotecnología para envases de plástico que permiten tener material más delgado, pero más resistente. Ello va a tener un desarrollo muy importante para la industria de envase y embalaje”, agrega Hiram Cruz.  En este sentido, los retos de esta industria se centran en buscar la eficiencia, en materiales, en tecnologías y en distribución. “Ahora que hablamos de la manufactura y de la evolución de la industria 4.0 se busca una mayor y mejor comunicación entre todos los eslabones de la cadena”. El que fabrica o produce materia prima para la manufactura de un envase conoce perfectamente las necesidades del consumidor final y así en cada uno de los eslabones.  Sin duda, la AMEE no habría logrado mantenerse como un vínculo para la industria, sin la capacitación de los recursos humanos, por ello, ha sido pionera en cursos, seminarios, cada año la asociación ofrece capacitación constante para industriales y para alumnos que están en licenciaturas. ❖ elempaque.com Busque: 0517amee35 M-6 volumen 3 edición 5 / 2017 www.elempaque.com


EE-Oct-Nov-2017
To see the actual publication please follow the link above