Page 18

EE-Oct-Nov-2017

produCtividad críticos: la disponibilidad de operadores calificados y la complejidad tecnológica introducida por el progreso industrial, dentro de un marco de una creciente competencia en el mercado. En tales circunstancias, la importancia de una gestión eficiente de los recursos aumenta de manera exponencial. A pesar de que los diferentes enfoques dan forma al panorama del mantenimiento de maneras multifacéticas, los objetivos del mantenimiento siguen siendo los mismos: maximizar la productividad y la OEE, el rendimiento de la producción, el retorno de la inversión y el retorno sobre el capital empleado/capital neto, al tiempo que se minimiza el costo total del ciclo de vida, del mantenimiento y del inventario de repuestos y se reducen el capital necesario y el CApEx. Se puede trazar un mapa de ruta con la referencia de parámetros como el tiempo de funcionamiento de los equipos y el análisis de las tendencias establecidas, así como el pronóstico de los desarrollos en materia de tecnologías de mantenimiento, como se ve en la Figura 13. El mantenimiento reactivo Se trata del mantenimiento que se emprende solo tras la avería de una máquina, que expone al equipo de mantenimiento a la presión de actuar rápidamente para solucionarla, una práctica a menudo llamada «apagar el incendio». Este enfoque puramente «reactivo» respecto del mantenimiento es el resultado de no brindar un cuidado suficientemente adecuado a la maquinaria incluida en la línea de producción. Cuando se realiza poco o nada de mantenimiento, los equipos solo funcionan hasta que ocurre un desperfecto, en un modo de mantenimiento de «operar hasta que falle». En este punto, se puede llamar a especialistas para que evalúen la situación y ejecuten las reparaciones lo más rápidamente posible. Al adoptar un enfoque de «apagar el incendio», aunque el mantenimiento del equipo no implique ninguna inversión, existen otras expensas a considerar, que se relacionan con el alto riesgo de fallas secundarias, un costoso tiempo de paros de la producción, los altos gastos del suministro de repuestos de emergencia, los extras vinculados a la intervención externa de urgencia o las horas suplementarias de los operadores. El mantenimiento preventivo El mantenimiento preventivo o programado es una estrategia de mantenimiento basada en el servicio, reparación o remplazo de piezas a intervalos fijos, por lo general, independientemente de la condición exacta Fig. 2 Alto nivel Fabricantes que buscan independencia Constructores de alianzas Fabricantes que buscan ayuda Bomberos Fabricantes con voluntad de subcontratar Madurez operacional Bajo nivel Bajo nivel en que se encuentren en ese momento, con el fin de remplazar los componentes sujetos a desgaste antes de que fallen. Este enfoque («arreglarlo antes de que se rompa») requiere someter a las máquinas a visitas de diagnóstico de manera regular; el mantenimiento se realiza de manera controlada, las fallas importantes e inesperadas se reducen al mínimo, y se permite un mayor control de los repuestos almacenados y de los costos. El mantenimiento predictivo Enmarcado en el advenimiento de la Industria 4.0, el mantenimiento predictivo combina los datos del diseño original con los indicadores disponibles relativos al diagnóstico y al rendimiento. Este enfoque analiza los parámetros físicos respecto de los límites conocidos de la ingeniería para anticipar los problemas. Sobre la base del estado conocido y la vida útil de las máquinas y sus componentes, el mantenimiento predictivo permite tomar decisiones oportunas acerca de los posibles requerimientos de servicio y realizar intervenciones antes de que ocurran las fallas. No existe una solución universal: los diferentes abordajes del mantenimiento Con el respaldo de su conocimiento y comprensión de los principales actores del mercado, los proveedores de soluciones completas cada vez reconocen más que los abordajes en materia de mantenimiento se basan en una combinación de diferentes criterios, como la madurez operacional, las prioridades de la estrategia empresarial y la voluntad de subcontratar. 1) A algunos productores les interesa garantizar los resultados de sus programas de mantenimiento y buscan la fiabilidad, previsibilidad y productividad que los Alto nivel contratistas o sus fabricantes de equipos originales (OEM, por sus siglas en inglés) pueden brindar: se trata de quienes propician la construcción de relaciones con los proveedores externos. 2) Aquellos fabricantes que están más enfocados en la optimización de los costos de los procesos internos, a menudo tienen sus propios sistemas e ingenieros para ocuparse de sus soluciones de mantenimiento de manera independiente. por lo general, están interesados en las metodologías de mejoras que surgen para seguir el ritmo de los avances tecnológicos. 3) Los productores que aún no cuentan con el respaldo de recursos internos calificados buscan ayuda y asistencia externa y aprovechan los conocimientos técnicos que aportan los ingenieros experimentados para satisfacer sus necesidades de mantenimiento. 4) También existen quienes, con competencias internas limitadas, solo se concentran en minimizar los costos y encargarse de su propio mantenimiento en un enfoque de «apagar el incendio». Utilizan a sus propios ingenieros para ejecutar el mantenimiento correctivo y solo encargan repuestos a medida que surgen las necesidades, si es que eso sucede. Los constructores de relaciones/alianzas (el grupo 1) se inclinarían más hacia la implementación de una estrategia de mantenimiento preventivo y predictivo, mientras que los «bomberos» (grupo 4) probablemente estarían satisfechos con un programa de mantenimiento reactivo. El mantenimiento preventivo: ¿un costo extra real? Aunque a primera vista puede no ser obvio, un enfoque de mantenimiento 16 volumen 3 edición 5 / 2017 www.elempaque.com


EE-Oct-Nov-2017
To see the actual publication please follow the link above