Page 10

EE-Oct-Nov-2017

Impresión POR HANK GUITJENS (*) Serigrafía rotativa: Clave para agregar valor en la impresión de etiquetas y envases Con las marcas compitiendo de manera aguerrida por la atención del consumidor, desde estanterías cada vez más atiborradas, el impacto y el posicionamiento resultan vitales para generar y crecer en ventas. La serigrafía rotativa resulta esencial para añadir ese valor agregado en calidad a etiquetas y empaques, en un mercado feroz. Como proceso complementario, la impresión en serigrafía rotativa puede permitirles a los impresores/convertidores ofrecer una mirada y una sensación de verdadera distinción para etiquetas y cartones, llevando los productos a nuevos niveles de calidad. construir una marca diferenciadora y comunicar calidad requiere pensar en una combinación de procesos para crear una multitud de efectos y, de forma creativa, darle a la etiqueta o envase un look and feel únicos. Es importante que los convertidores de etiquetas y de envases piensen más allá del proceso. Definir su operación basándose en su proceso actual, y con la actitud de definirse sencillamente como: “yo soy un impresor flexográfico” (o de offset, © Cortesía sPG Prints Cilindro RotaMesh reutilizable de níquel imprimiendo etiquetas de colores opacos. rotograbado o digital) puede reducir su visión innecesariamente. Como proceso complementario, la impresión en serigrafía rotativa puede permitirles a los impresores/convertidores ofrecer una mirada y una sensación de verdadera distinción para etiquetas y cartones, llevando los productos a nuevos niveles de calidad. Capaz de aplicar tinta opaca o depósitos de barniz grueso de entre 6 y 250 μm en una sola pasada, la serigrafía rotativa proporciona impresiones opacas, con colores vibrantes y valiosos efectos táctiles, poniendo a disposición de los convertidores numerosas características de alto valor que aumentan el atractivo estético u ofrecen un beneficio funcional. Existe un flujo de trabajo completo disponible para que los impresores puedan adoptar el proceso y satisfacer las exigentes expectativas de calidad, a la vez que mantienen la productividad y la rentabilidad. Además de una amplia gama de serigrafías rotativas, esto incluye unidades que se integran de manera fluida con flexografía, offset, rotograbado, tipografía y prensas digitales, así como sistemas láser de formación de imágenes. El proceso La serigrafía rotativa es un proceso que emplea un esténcil o clisé. Un cilindro dotado de una malla para serigrafía gira en una posición fija. A medida que la banda se desplaza entre el cilindro y el rodillo de impresión, el cilindro serigráfico gira a una velocidad que coincide directamente con la velocidad del movimiento del sustrato. Una escobilla con su borde en una posición fija hace contacto con la superficie interior de la malla del cilindro serigráfico, precisamente donde se unen el cilindro, el substrato y el rodillo de impresión. La tinta, alimentada en el cilindro, se recoge en un pozo en forma de cuña formado por el lado delantero de la escobilla y la superficie del interior del cilindro serigráfico. El movimiento del cilindro fuerza esta capa de tinta a través de las aperturas del esténcil. La escobilla corta la tinta donde el esténcil y el sustrato entran en contacto, permitiendo una transferencia de tinta limpia. Por lo tanto, es un proceso fluido y continuo, adecuado para situaciones de impresión de bobina a bobina. Su productividad, versatilidad y facilidad de integración 8 volumen 3 edición 5 / 2017 www.elempaque.com


EE-Oct-Nov-2017
To see the actual publication please follow the link above